Por medio de una conferencia de prensa, el cuestionado cura acusado por abusos sexuales en la Catedral, Héctor “Tito” Rivera, salió a defenderse y a criticar con todo a su denunciante, Daniel Rojas.

En este sentido, Rojas manifestó que “como ha llevado su denuncia el señor Rojas, me parece un montaje, parece gozar con las fantasías sexuales que relata (…) siendo dependencia privada (Catedral de Santiago) no había podido estar allí ni observar lo que sucedía al interior”.

Añadió que “nunca imaginé que ayudarlo con la mejor de mis intenciones iba a servir para crear esta tremenda maquinación”.

Rojas señala que Rivera le dio un vaso con agua y que minutos después se desmayó. Luego de eso habría sido violado por el religioso.

Pues bien, el cuestionado sacerdote indicó que “existe una realidad de pecado que se vive al interior de la Iglesia, y no reconocerlo es taparse los ojos con ambas manos, el pecado tiene la fuerza de hacernos caer cuando menos lo pensamos”.

La semana pasada Tito Rivera pidió su dimisión a la Iglesia tras una entrevista concedida al programa “Mentiras Verdaderas” en la que reconoció haber tenido conductas homosexuales sin considerarse un homosexual. Por su parte, aseguró que el 50% de los curitas son homosexuales.