Secciones

The Clinic Newsletters

Más en The Clinic

The Clinic Newsletters
cerrar
Cerrar publicidad
Cerrar publicidad

Nacional

27 de Marzo de 2019

Gendarmería castiga a asesina confesa del profesor Nibaldo Villegas y familia teme represalias

Al interior de la celda de Johanna Hernández encontraron un celular, un cargador y un chip para comunicarse con el exterior.

Por

 

Han pasado poco más de seis meses desde que el profesor Nibaldo Villegas fue asesinado por  Francisco Silva y Johanna Hernández, ésta última, su ex pareja. Ambos, autores confesos del crimen, están en prisión preventiva a la espera del juicio oral que dará la resolución de su condena.

Al interior de la celda de Hernández se le encontró un celular, un cargador y un chip con el que se comunicaba hacia al exterior, situación que alertó a la familia Villegas.

“Una gendarme haciendo como revisiones, en la cárcel de ella, en la sala de ella, la encontraron que estaba con un celular. Ella y como dos mujeres más que están con ella. Tenía el celular, el cargador y un chip. Lo que pasa es que ella se está comunicando con algo y puede estar organizando algo o quizás qué cosa. Ella es una asesina y tú no sabes qué nivel de maldad puede llegar a hacer”, contó Leandro Villegas, hermano del profesor fallecido, a Bienvenidos.

Tras encontrar el teléfono, Gendarmería la castigó con 20 días sin visitas. “Es prácticamente un mes sin visita. Nosotros siempre esperamos más… porque no es que haya robado un par de zapatos… es un asesinato planificado, entonces tiene que ser una sanción mayor”, agregó el hermano del hombre fallecido.

Luego fue consultado por una posible venganza y aseguró que “uno se pone en todos esos casos” y agregó que “nosotros desconocíamos esto, uno no sabe qué repercusión puede tener (…) uno siente temor por familiares, por la niña… no sabemos de lo que es capaz”, aseguró.

Consultado por Silva, el otro imputado por la muerte de su hermano, señaló que “no sabemos si él también tiene celular. Nosotros no tenemos mayor información, pero pensamos que Gendarmería debe estar en eso. Deben chequear y hacer un seguimiento a las llamadas”.

Notas relacionadas