La Comic Con partió su eventual anual en la ciudad de San Diego, Estados Unidos, y lo hizo rompiendo un récord Guinness gracias a Dragon Ball.

En las afueras del centro de convenciones se reunieron unos 785 fanáticos de la saga para realizar el Kame Hame Ha más grande de la historia.

El año pasado, Toei Animation había logrado reunir a 250 personas para este hecho que a estas alturas parece convertirse en una tradición.