En Buenos Aires un edificio de ocho pisos, que estaba en su etapa final, se derrumbó a las 1:30 am (hora local), pese a que se inspeccionó diez veces antes, según informó El Dínamo.

El secretario de Seguridad de la comuna, Juan Manuel Lucioni, aseguró que “la obra fue inspeccionada diez veces para constatar su adecuación. Desde nuestro lugar sólo se puede controlar que la obra esté adecuada a los planos. Los cálculos técnicos corresponden a la empresa constructora”.

Por su parte, el intendente, Diego Valenzuela, se mostró sorprendido por el accidente, ya que el edificio estaba en su etapa final. “Uno intuye que hubo un error de cálculo de ingeniería de los profesionales que trabajaron en el tema”, señaló.

El edificio de la empresa Creole, aplastó una casa abandonada que estaba a su lado, pero no dejó víctimas fatales, ni heridos. Pero de todas maneras, se llevó a cabo un operativo en el que intervinieron bomberos, cuadrillas municipales y tres brigadas de perros entrenados para el rescate de víctimas de desastres.