Cortesía Gabinete TM.

Teresa Margolles y la violencia en Chile: “Creen que vale más un kilo de oro que un litro de sangre”

La artista mexicana, Teresa Margolles, llegó a Chile por primera vez este 31 de agosto con la obra “La carne muerta nunca se abriga”. En conversación con The Clinic habla de los temas que la convocan: el narcotráfico, la violencia y la muerte. Aborda también su particular interés por trabajar con cadáveres, su historia y fluidos, como el único testimonio de un cuerpo asesinado. Además, reflexiona sobre Chile y su desigualdad.

Una cerámica hecha con desechos tóxicos procedentes de la industria minera y barro; testimonios y rostros de personas de origen haitiano; dos sillones sucios tras haber sido arrastrados en un campamento, además de fotografías y audios de pirquineros de la zona de Inca de Oro ubicada en la región de Atacama. Esos son algunos de los elementos que están en la intervención “La carne muerta nunca se abriga”, la cual cuenta con la curaduría de Andrea Pacheco González, en el Museo de la Solidaridad Salvador Allende desde este 31 de agosto. Un trabajo inédito que trae por primera vez a Chile a la destacada artista mexicana Teresa Margolles.

Al igual que para todas sus instalaciones, la artista hizo una investigación exhaustiva y fue a terreno en búsqueda de temas como la injusticia social, la violencia y la represión. En este caso, utiliza materiales nuevos, ya que anteriormente usó cadáveres y fluidos corporales, cristales de los autos tiroteados por narcos con sangre de sus ocupantes, cuchillos artesanales fabricados por presas que están en las cárceles mexicanas, animales muertos y grasa humana.

Teresa Margolles, 2019. Gentileza Gabinete TM.

En esta obra la artista mexicana deja a un lado este interés por el cadáver para entrar de lleno con la violencia sobre el cuerpo vivo, enfatizando en que la principal forma de violencia en Chile es la desigualdad.

Margolles estudió Arte en la Dirección de Fomento de la Cultura Regional del Estado de Sinaloa y además hizo un diplomado en el Servicio Mexicano Forense donde surgió su interés por los cadáveres como objeto de arte. Sin embargo, fue con la creación del colectivo SEMEFO (Servicio Mexicano Forense) que se hizo conocida, ya que fue ahí cuando comenzó a utilizar los restos humanos como principal material de trabajo y mostrar la muerte como una arma para criticar el sistema actual. 

Desde pequeña la artista vio la muerte muy de cerca; nació en Culiacán, en el estado de Sinaloa el año 1963, mismo territorio en que se inició el narcotráfico a gran escala y de donde provienen dos de los capos más famosos de la droga a nivel mundial: “Chapo” Guzmán y Félix Gallardo. 

CRUZADA POR LA MUERTE

Tus primeros temas son las víctimas del narcotráfico ¿Qué te provocaba en aquel entonces el tema y qué te provoca ahora? ¿Qué ha cambiado?

-Investigo sobre el asesinato, sobre el vacío que genera en una sociedad. Me interesa crear a partir del testimonio de las familias de las víctimas, de los amigos, más que del narcotráfico en concreto. En la Bienal de Venecia de 2009 partí de la acción de limpiar las calles manchadas de sangre en actos violentos y llevar los lienzos que absorbieron el líquido al pabellón mexicano. Invité a familiares de personas asesinadas a trapear el suelo del palacete. En ese momento se hablaba de más de cinco mil víctimas. Diez años después, en 2019, en México la violencia ha crecido a niveles históricos: las cifras de víctimas superan las 100 mil. Me sigo preguntando de qué otra cosa podría hablar. Obviamente, no solo es el narcotráfico el problema nacional, pero las víctimas se siguen sumando.

-La avaricia es el gran germen que alimenta el narcotráfico.

Hay quienes ven una directa relación entre neoliberalismo y el narcotráfico… 

-El narcotráfico existe antes del neoliberalismo, al menos en mi país. Creo que el narcotráfico tiene sus raíces metidas en cualquier sistema, en cualquier poder.

¿Cómo el narcotráfico permea las sociedades y se normaliza? ¿Crees que alguien, realmente, “se acostumbra” a vivir así?

-Desgraciadamente con el día a día se normaliza. Eso no significa que no te indignen los

Teresa Margolles, 2019. Gentileza Gabinete TM.

asesinatos por narcotráfico, los feminicidios o transfeminicidios. Que la ira sea mayor que la indiferencia hacia estos actos violentos y salgas en grupo a las calles a gritar para exigir al gobierno que cumpla con sus obligaciones. En mi posición, el arte es mi trinchera y desde ahí reivindico mi compromiso.

¿Qué gérmenes crees que lo ayudan a crecer y gozar de buena salud en nuestra sociedad? ¿A costa de qué?

-La avaricia es el gran germen que alimenta el narcotráfico.

EL ARTE

En varios de tus trabajos has trabajado con cadáveres y fluidos ¿De dónde surge este interés?

Trabajo con la periferia del cuerpo muerto, nunca lo he visto como un desecho. Trabajo con la dignidad, la memoria de cada fallecido. Pienso y concentro mi interés en el cuerpo asesinado porque es necesario discutir sobre la violencia dentro de los museos. Reflexiono sobre el dolor de los miles de familiares de las víctimas, sobre la descomposición social que esto genera, con el futuro robado a cada joven asesinado.

¿Por qué decidiste ponerle a tu obra “La carne muerta nunca se abriga”? 

-El título de la muestra surge conversando con un pirquinero en las montañas de Inca de Oro. Es un viejo poeta, un pirquinero cansado. En medio de la charla suelta esta frase, y me pareció precisa para nombrar a un conjunto de trabajos que estaba realizando en el país. Pensaba en el cuerpo del trabajador, no solo chileno, en ese frío que nunca se quita, en el pesar. En el cuerpo visto como carne dentro esta maquinaria de desigualdades.

Teresa Margolles, 2019. Gentileza Gabinete TM.

¿Por qué quisiste traer tu obra a Chile?

Cuando recibí la invitación para mostrar en el MSSA (Museo de la Solidaridad Salvador Allende) pensé que sería un buen momento para tener los primeros contactos con el país ya que desde tiempo atrás tenía interés de venir a trabajar aquí. 

En la UNAM tuve excelentes maestros chilenos que vivían en México por el exilio. Tuve vecinos en la ciudad de México. Conocí el trabajo de las Yeguas del Apocalipsis por los 90 cuando Francisco Casas estuvo viviendo en el D.F. y nos hicimos amigos. Vine a Chile por primera vez invitada por Soledad Novoa a un conversatorio sobre mujeres en el arte local. Despiertan mi interés las lecturas de los trabajos conceptuales de los grupos en los años 60 y 70 y artistas actuales como Alfredo Jaar, Voluspa Jarpa, Paz Errázuriz,  Patrick Hamilton por mencionar algunos. 

¿Cuál es la imagen que tienes de Chile? 

-Que en Chile la política nunca se sensibiliza con los excluidos, que los pobres seguirán más pobres y los dueños de minerales más ricos. Creen que vale más un kilo de oro que un litro de sangre.


Comentarios
Sabía ud que... ESTOY CONDENADO AL ÉXITO, PERO APELÉ. -------------------------------- Sabía ud que... EN LA ESCUELA MILITAR SE APRENDE SOBRE LA MARCHA. -------------------------------- Sabía ud que... CUANDO NO ME ENCUENTRO BIEN, USO GOOGLE MAPS. -------------------------------- Sabía ud que... LA UDI Y LA GARRA BLANCA ESTÁN CONTRA EL COMANDANTE. -------------------------------- Sabía ud que... MI HIJO ME PREGUNTÓ QUÉ ERA ESTOICO Y LE RESPONDÍ: “UN JUGADOR DEL BARCA DE LOS 90”. --------------------------------