Koko Stambuk, vocalista de Glup!: “Nosotros somos como Queen”

Koko Stambuk, vocalista de Glup!: “Nosotros somos como Queen”

Pese a los 12 años que mantuvieron a Koko Stambuk alejado de Chile, intercalando residencia entre México, Los Ángeles y Nueva York, el hombre se muestra muy interesado en la escena nacional. Reconoce su admiración por artistas como Gianluca, Paloma Mami y Polimá Westcoast, pero tampoco olvida que fue el dueño absoluto del pop chileno de los años 2000 y autor de los himnos happy sad juveniles más recordados de la época. Su nombre estuvo detrás de Supernova, Stereo 3, Gufi, Kudai y programas televisivos como Amango y El blog de la Feña, semillero de Augusto Schuster y Denise Rosenthal. En el extranjero fue compositor y productor de Luis Fonsi, Julieta Venegas y Reik. Y ahora regresa a Chile con Glup!, grupo al que no tarda en darle “un lugar en las 10 bandas importantes que tiene Chile, y lo digo humildemente”.

Pese a que han pasado más de 20 años desde que con sus hermanos Rodrigo y Vid decidieron formar Glup!, Cristián Daniel Stambuk Sandoval -alias Koko- evita ser consumido por la nostalgia. A sus 42 años muestra una ambición de vigencia con una banda que se ha convertido en repertorio obligado de discos kitsch y karaokes. Por eso lanzaron una nueva canción, “Chíngale”, la que él mismo define como “delirante” y que no se parece en nada a sus temas más coreados.

Tampoco se pierde en las críticas de las redes sociales, evita los rótulos que los encasillan y deja en claro que “nosotros no hacemos música metal, ni punk, ni funk. Nosotros somos como Queen”. 

¿En qué momento surge la idea de volver como banda?

-En realidad, la idea ya venía desde hace un tiempo porque siempre hemos estado muy presentes con nuestra música, aunque no estemos tocando. Pero reunirse era un poco difícil porque yo no vivo en Chile. Y queríamos hacerlo así, que pudiéramos estar todos. Hace un año nos decidimos a intentarlo. Tuve que dejar de hacer algunas cosas afuera y dejamos una fecha establecida. Justo coincidieron varios shows y de repente todo fue confabulando positivamente para que sea este mes. Teníamos varias canciones y escogimos “Chíngale” para que sea nuestra canción nueva. Ahí hicimos oficial que nos reunimos.

Van a hacer conciertos en distintos escenarios, desde festivales muy masivos hasta discos como la Blondie. ¿Cuál es el público que esperan encontrar?

La verdad es que no nos cuestionamos mucho cuál es nuestro público. Es raro. Nos escribe mucha gente que es súper chica de edad, que no tiene nada que ver con la etapa más fuerte de Glup!. Chicos de 23 o 25 años que nos escuchan en fiestas de universidades, donde aparecen canciones como “Grado 3”, “Freebola” o “Puta jefe”. Tenemos el público que creció con nosotros y este otro público que no tiene nada que ver con nuestra generación, que quiere mucho que toquemos y que nunca vieron a Glup! en vivo. 

Foto: Ignacio Orrego

Por la transversalidad del estilo de música que nosotros hacemos, nunca Glup! tuvo un público definido. Fuimos encapsulados con la chapa de brit pop, y a nosotros sí nos gusta mucho el brit pop. También teníamos un público que encajaba con ese estilo, pero también había señoras y niños que les gustaba nuestra música. Nos da lo mismo, mientras nos guste como suena una idea, la armamos y, si funciona, queda. Aunque digan que es muy pop, o muy rock. Nos da igual.

Siempre estuvo ese fantasma sobre Glup! de que era una banda subvalorada, tal vez demasiado pop. Aun así sus temas pegaron fuerte ¿Cuál es el lugar que crees que ocupan dentro de la música chilena? 

-Por decirlo de alguna forma, yo creo que Glup! se ganó un lugar en las 10 bandas importantes que tiene Chile, y lo digo humildemente. Así lo hemos visto en la medida que pasa el tiempo. Aunque nos separamos y no hemos seguido tocando, estamos muy presentes en el setlist de la gente. Fuimos una banda que fue cuestionada por un nicho muy pequeño, que eran los periodistas y la gente que escuchaba música con mucha calidad. Les chocó un poco que hubiera una banda sin músicos experimentadísimos y que tocaran súper bien. Sacamos esa esencia más del punk. Cuando éramos muy chicos escuchábamos punk y después música alternativa, como Pixies o Sonic Youth, músicos experimentales, lo contrario a lo que se estudia en un conservatorio. 

Tuvimos el desprejuicio de sacar una canción pop en nuestro primer disco, que era “Freebola”, y obviamente fue la que todos conocieron. Pero en realidad, ese disco no era un disco pop. El segundo disco tampoco era muy pop, pero los sencillos los elegían los sellos. Entonces, la visión que quedó era que Glup! era súper pop, y a nosotros nos daba lo mismo. No sé si es el problema o la virtud de Glup!, pero nunca tuvimos ningún prejuicio con lo que fueran a decir. 

.

¿Por qué tomaron la decisión de hacer algo tan distinto como “Chíngale”? ¿Qué querían buscar? ¿Cuál es la reacción que esperaban del público?

-Nosotros no nos guiamos tanto por la reacción del público. Somos súper espontáneos a la hora de buscar ideas. Teníamos ideas muy diferentes para el primer sencillo. Sacar una canción nueva nos importaba más que la reacción del público, y así no tocar solamente todas las canciones antiguas, que está bien, siempre las vamos a tocar porque las queremos mucho y sabemos que a la gente que le gusta Glup! las quiere escuchar. Pero creo que es bueno que una banda esté siempre reinventándose un poco. 

Teníamos canciones que eran 100% Glup!, teníamos otras de otros estilos, pero “Chíngale” fue la que más nos gustó nomás. Ese desprejuicio que tenemos al momento de elegir algo, de no pensar tanto qué van a decir y qué no. Les gustará o no. Nos criticarán o no. Nunca ha sido nuestra política quedar bien con alguien. Si hicimos esta canción, nos gustó y, aunque no se note, tiene sentido para nosotros una canción media delirante. Eso es lo que queremos hacer en este momento. 

.

EL MAINSTREAM CHILENO

Llevas 12 años fuera de Chile. ¿Cómo sientes la evolución de la música chilena, en el sentido de que hay fenómenos como Paloma Mami, que con pocos singles aparecen ya entre los más escuchados?

Ha pasado por tres etapas, siento yo. La primera es que perdió el prejuicio. La gente empezó a hacer la música que quería hacer, sin que le importara si era pop, indie o rock. Después viene una segunda etapa, que es cuando quiebran todas las disqueras ante todos los formatos de streaming y mp3. De repente, no hubo más plata en los sellos para invertir en los artistas. Entonces, los músicos de Chile tuvieron que utilizar más su creatividad. Aparecieron muchos artistas que no representaban el mainstream de la música y el indie empezó a crecer. Música indie viene de no tener plata para grabar. De ahí nacieron todas las corrientes de gente que graban en su casa, que ocupan su creatividad para hacer música y que no se limitan por el presupuesto. Fue súper sano porque aparecieron artistas muy buenos, con mucho talento, que tuvieron que esforzarse por tener un sonido propio y más identificable con la música chilena, como Gepe o Javiera Mena. En países de Europa la música chilena está súper bien estimada. En el circuito indie de Estados Unidos también. En México los adoran, son como muy fans de la música indie chilena. 

La tercera etapa es el mainstream. En Chile no hay industria musical, porque es un país muy chico y está muy lejos. Había mucho prejuicio porque no existía una escena. Entonces, la tercera etapa es la que está pasando con Paloma Mami, Pablo Chill-E, Polimá Westcoast y todos estos artistas que chocan un poco, porque siempre va a chocar lo que está funcionando. Después la gente dice: “Oh, tú marcaste una época”. Pero en el momento empieza a generar un rechazo en los críticos. Siento que esta tercera etapa tiene que ver con un fenómeno global, donde puedes subir tu música a una plataforma, ganar dinero y hacerte famoso. Ya no necesitas un sello. 

¿Y qué te parecen los artistas de esta tercera etapa? Te lo pregunto porque Gianluca, que es parte de este movimiento, hizo un cover de “Cómplice eterno” en Lollapalooza…

-(sonríe) Claro, si lo vi.

.

Y fue coreado por un público súper joven. ¿Cómo sienten eso en Glup!?

-Increíble. Yo he hablado con Gianluca, lo he estado siguiendo desde que apareció, desde que empezó su carrera. Siempre lo encontré súper talentoso. DrefQuila, Paloma Mami, Polimá Westcoast, Pablo Chill-E, todo este movimiento y muchos otros que la gente no conoce tanto, siento que tiene una tremenda fuerza. Si bien para algunas personas no es lo más original, porque se parece demasiado a otras cosas como Drake, siento que hay una unión. 

El reggaetón, por ejemplo. A algunas personas nos chocó mucho que tomara tanta fuerza y se apoderara 100% de las plataformas de distribución, los sellos y toda la industria en Latinoamérica. El reggaetón se transformó en ese sueño bolivariano que era imposible que se lograra a través de la política. Y se logró con el reggaetón, porque unió a todos los países de Latinoamérica en una sola música. Además, empezó a unir a la gente que no pertenece a una élite. Siempre para hacer música tenías que tener un contacto muy importante o tener como mantenerte mientras funcionaba o no tu música. En cambio hoy día, agarras una base y, si tienes talento, empieza a funcionar tu música y se empieza a unir este con el de acá de otro país, sin necesidad de tanto viaje. 

Yo vengo llegando de Alemania y sonaba puro reggaetón. Ahora Latinoamérica tiene un sonido en común. A lo mejor no era el mejor sonido que todos hubieran querido, a lo mejor les faltan muchas cosas que a otros grupos les sobra, como ritmos diferentes a solamente un dembow. Pero da lo mismo, porque logró que Latinoamérica tuviera una identidad. Como en Chile, muchos se tomaron en serio ese tipo de música y ahora está teniendo una identidad ahí. Este movimiento en Chile tiene que ver con esa puerta que abrió el reggaetón, yo siento. El trap es un hermano menor del reggaetón que crece y crece.  

¿Y cómo se lee ese fenómeno afuera, en Estados Unidos y Europa?

-Excepto por Paloma Mami, la música urbana chilena todavía afuera no es tan conocida. Hay artistas que sí, pero no como el indie, que de pronto agarró una credibilidad súper grande. Yo creo que Paloma Mami, haya sido como haya sido que funcionó ese fenómeno, abrió una puerta gigante para que la gente vea a Chile desde un lugar mainstream. Eso nunca había pasado. 

Si tuvieras que elegir dos o tres artistas actuales y presentarlos afuera ¿Quiénes serían?

-¿Descartando a Paloma Mami, que ya es conocida?                   

Claro.

-Yo creo que Polimá Westcoast. Si bien es mitad africano, mitad chileno, es un artista que yo presentaría afuera como algo diferente. Esa mezcla interracial le da otro color, un estilo muy único. A él le podría ir muy bien afuera. También, yo creo que Gianluca tiene mucho potencial.

Foto: Ignacio Orrego

MÁS ALLÁ DE GLUP!

Recientemente, Constanza Lewin, exintegrante de Supernova, reveló que la letra de “Maldito amor”, la compuso Koko Stambuk a partir de un drama adolescente. Ella llegó al estudio de grabación contando que le gustaba un compañero.

“Fue literal -cuenta Stambuk-. Cuando estábamos empezando ese proyecto, me juntaba en la sala de ensayos con ellas como para que fueran integrándose un poco más a la música. Ellas conversaban, conversaban y conversaban. Yo las escuchaba y era chico igual, tenía 23. Ellas eran mucho más chicas que yo, pero igual me sentía identificado con las cosas que hablaban y ellas lo hacían desde un punto de vista femenino. Me gustaba mucho escuchar sus reflexiones y ella empieza a contar esta historia. Ella estaba enamorada de un chico, pero la amiga que sabía que le gustaba, empezó a coquetear con él, se lo bajó y se lo empezó a agarrar. Ella sabía, pero no dejó nunca de estar enamorada de ese chico. Ella dijo ‘es como una enfermedad. Me siento mal, porque es mi amiga, pero también él me gusta mucho’. De ahí salió esa canción. Era un amor maldito”.          

.

Fuiste intérprete, compositor y productor. ¿Cuál prefieres?

-Uhmmm… Creo que componer. Me gusta porque es más rápido y más fácil para mí. Producir implica mucho más tiempo. Interpretar también, muuuucho más tiempo. En cambio, en un rato puedo hacer una canción, se la puedo enviar a alguien y la produce otra persona. No tengo por qué producirla yo. Si funciona es un agrado. Me gusta mucho componer. 

¿Cuál es tu método para componer?

-No, no te lo puedo decir (se ríe). En general, es un concepto primero. Una idea que puede venir de un ritmo, o una palabra rara, o una historia que yo escuché. La célula, como me dijo una vez un productor que admiro mucho. Si tienes una célula, que puede provocar que a alguien le llame la atención, el resto es producirla o abrirla. Puedes componer muy bien, pero si tu canción no tiene una célula, algo que la haga particularmente especial a millones de canciones que hay, va a quedar ahí, como millones de canciones.

¿Qué es lo más difícil de componer?

-No te podría responder eso, porque todas las personas somos diferentes. Hay personas que componen muy bien la música, y no pueden enfrentar la letra. Hay gente que solo hace letras, y eso ya es una canción, de hecho, pero no sabrían cómo ponerle música. 

.

¿Y en tu caso particular?

-Componer nunca me ha costado. Me sale natural. Hay días que me cuesta más resolver una parte musical, hay días que me cuesta una letra, pero ninguna de las dos me pesa más. 

Te hiciste muy conocido por componer himnos pop de la época. ¿Cuál era la inspiración?

-En el caso de Glup! enfrentábamos las cosas sin prejuicios. El tema podía ser cualquiera. Nunca nos quisimos involucrar demasiado en política y siempre quisimos tratar de tirar muy buena energía con nuestra música. A veces hay letras que critican algunas cosas, pero tratábamos incluso que esas canciones se volvieran positivas. Por ejemplo, “Freebola” critica un poco a esa chica que describe la canción, que nos daba un poco de risa. Pero al mismo tiempo se hace cargo y como que la quiere también, porque no la prejuiciamos. Cada canción es muy diferente a otra y nunca hemos tenido una temática que nosotros digamos “espérate, no podemos hablar de eso”. Es un lugar muy cómodo para moverse Glup!, creativamente hablando, no tenemos mucha gente que nos limite a algo, excepto nuestro actual mánager.

Próximas fechas de Glup!

19 de Octubre: Blondie

24 de Octubre: Puerto Montt

25 de Octubre: Espacio SOFO, Temuco

26 de Octubre: Marina Arauco, Concepción

31 de Octubre: Amanda, Santiago

2 de Noviembre: Open Blondie

Comentarios
Sabía ud que... EN LOS CARRETES DE LOS ZANCUDOS SIEMPRE HAY ALGO PA PICAR. -------------------------------- Sabía ud que... LA CONVENCIÓN DE IMANES SE REALIZARÁ EN UN PARQUE DE ATRACCIONES. -------------------------------- Sabía ud que... ME GUSTAN LAS ESCULTURAS GRIEGAS, AUNQUE A VECES NO TENGAN NI PIES NI CABEZA. -------------------------------- Sabía ud que... CUANDO HANNIBAL LECTER LEE UN LIBRO DE COCINA, PARTE POR EL ÍNDICE. -------------------------------- Sabía ud que... LO QUE BUSCAS ESTÁ EN TI… O DEBAJO DE LA CAMA. --------------------------------