Karla Rubilar: “Todos queremos una mejor Constitución y los cambios no los detiene nadie. Los cambios van”

Karla Rubilar. Foto: Valentina Manzano

Ministra Secretaria General de Gobierno

Karla Rubilar: “Todos queremos una mejor Constitución y los cambios no los detiene nadie. Los cambios van”

La ministra Karla Rubilar se tomará solo una semana de vacaciones para regresar y salir a terreno a explicar la Hoja de Ruta 2020 con sus cuatro pilares y a insistir, casi como una prédica, que nos queda mucho Chile juntos. “Este mensaje que tiene dos partes”, explica. “Nos queda mucho, significa reconocer con humildad lo que nos queda por hacer, que vamos a tener que cambiar muchas cosas, que probablemente no será mañana. Y el segundo énfasis es que la única forma de lograrlo es juntos, entre todos”. Éste último va de la mano con su mayor capital: la empatía y capacidad de conexión, eso que al gobierno del 6% de Sebastián Piñera le falta.

¿Qué es lo más difícil de ser vocera? Elija una opción: A) Enfrentarse cada lunes a una desaprobación presidencial del 90%?;  B) Ser ministra mujer en un equipo político de hombres que discuten entre ellos, sin usted y hasta filtran una minuta con la decisión de terminar con este ministerio; C) Tener que salir a poner la cara y dar la cuña si no creíble, al menos racional, para las metidas de patas y descriterios de otros.

-Para mí no es ninguna de esas tres. Pero entre las que usted dice, es muy difícil salir a poner la cara. Los gobiernos, éste, cualquiera, todos, cometemos errores. Y no es tan fácil salir a justificar. Uno es vocero de un gobierno, no de sí mismo, y está voluntariamente en el cargo. Hay que ser capaz de salir ponerle el pecho a las balas y enfrentar errores de otros. Y eso nunca es fácil.

Personalmente, ¿qué ha sido lo más complejo?

-No salir todo lo que me gustaría salir a la calle. Éste es un ministerio eminentemente político, de mucha política partidaria, mucha reunión con partidos, mucho medio de comunicación. Y yo soy una convencida que nada de lo que pueda decir, aunque lo diga perfecto, desde el patio de La Moneda, puede reemplazar el contacto con la gente y la mirada cara a cara, incluso cuando es un emplazamiento. Siento que, pese a que este ministerio tiene una pata social a través de la División de Organizaciones Sociales, ha pasado a segundo plano a lo largo de los años. Este ministerio es hoy el de menos poder, “poder” en el sentido antiguo de la palabra. Porque el verdadero poder como lo estamos viviendo hoy está aquí: en lo que comunicamos y cómo conectamos con la ciudadanía. 

Uno de sus grandes activos era, es, su empatía, su simpatía. ¿Qué siente cuando ve el fracaso de los “Tiempos mejores” también debido a los tremendos patinazos, llamémoslo “falta de empatía”, de algunos de sus compañeros ministros?

-Nosotros estábamos gobernando cuando vino el estallido social, así es que tenemos la mayor responsabilidad de ello. No podemos eludirlo. Algo pasó. Algo hicimos. O no hicimos. Y hay dos formas de procesarlo. Ver el vaso medio vacío: por qué a mí. Que igual tendremos que analizarlo, para no repetir errores. O ver el vaso medio lleno: estoy parada justo aquí, por algo nos pasó a nosotros y tenemos la oportunidad de hacer las cosas mejor. Siento de después de estos ciento y tanto días de dolor y angustia, y mea culpa, y autocrítica, que espero -la ministra subraya la palabra “espero”- nos haya llegado a todos, nos permita avanzar hacia un país mejor. 

Karla Rubilar. Foto: Valentina Manzano

A LO DIEGO TORRES: QUERER QUE SE PUEDA

¿Cómo se puede anunciar con cara de entusiasmo y con convicción estos cuatro pilares donde al menos dos pilares están quebrados o a punto de? El empleo y crecimiento, se ve lúgubre: 1% para 2010, 2% para la década…

-La agenda social ya está teniendo sus primeros frutos, aunque claramente no es la solución final de los problemas en materia previsional ni de salud, ni de ingresos familiares ni de ingresos o costo de la vida, pero que son un primer paso importante que impacta directamente en la vida de la gente. 

Pero usted misma mencionó alguna vez la creación de sobreexpectativa ¿Por qué de nuevo prometer crecimiento y empleos?

-La crisis que desató la guerra comercial China-EEUU que hizo que no creciéramos como creíamos que íbamos a crecer, la incertidumbre, la falta de inversión, todo eso entorpeció el crecimiento. Pero además, a mi juicio, creo que este tema fue mal comunicado desde el principio. El crecimiento fue comunicado como un fin en sí mismo. Grandes compromisos de la campaña presidencial fueron sobre cómo íbamos a mejorar el crecimiento y mejorar los empleos. Una medalla que nos íbamos a colgar. Cuando en realidad, queríamos estabilidad y crecimiento no como una medalla sino para tener ingresos que permitieran disminuir las brechas de desigualdad. Y eso nunca pareció ser comunicado de esa forma. Parecía que bastaba con tener buen crecimiento, cuando lo que estaba detrás era un programa de gobierno profundamente social. Tuvimos una falla importante. Falla de todos nosotros, no de una persona en particular o de un encargado comunicacional. Una falla como gobierno. Y el 18 de octubre nos devuelve con una cachetada a la realidad.

Karla Rubilar. Foto: Valentina Manzano

Comprometer además orden público y paz social es un imposible con la situación de Carabineros, con su legitimidad irrecuperable, el afecto social y respeto irremediablemente dañados.

-Orden público y seguridad son una importante preocupación post 18 de octubre, donde tenemos que avanzar en sacar las leyes e impulsar mayores herramientas para las policías y nuestras instituciones y avanzar en la modernización de carabineros desde el punto de vista de lo que ya habíamos vivido como crisis: el fraude, Huracán, Caso Catrillanca. Hay que avanzar en modernizar Carabineros en probidad, control, gestión, inteligencia. Sumando la cuarta crisis de Carabineros que es la grave vulneración de derechos humanos, estamos hablando de una crisis tremendamente profunda en materia de confianzas. Y todo país que se precie de una democracia, independientemente del color del gobierno, requiere una policía respetada, querida, eficiente en control del orden público, e impecablemente respetuosa en materia de derechos humanos. Ese esfuerzo lo está haciendo con mucho énfasis el ministro del Interior, con una mirada de Estado. Y por eso se conforma un Consejo Asesor para la reforma de carabineros con personas como Jorge Correa Sutil, Jorge Burgos, María Luisa Sepúlveda, un ícono en el área de DDHH, como la Fundación Paz Ciudadana. La reforma Carabineros es un desafío gigante que no puede no enfrentarse con la profundidad que merece porque estamos claros una que cosa es la transformación de Carabineros para recuperar esa imagen que requiere toda policía y otra cosa es cómo avanzamos hacia la paz social, que no es lo mismo.

El éxito de una reforma a Carabineros a largo plazo no resuelve el orden público para los próximos meses.

-Es que la paz social, que es lo que comprometemos, es una cosa distinta del orden público. La paz social requiere además transformaciones de la agenda social y el avance en materia antiabusos: el fin de esa sensación ciudadana de sentirse abusada por la colusión de empresarios en cosas básicas como alimentos o medicamentos, la relación con los bancos, con las empresas de servicios básicos, donde los ciudadanos se sienten pasados a llevar.  Además de los problemas de trato y relacionamiento con el Estado. 

Reitero: anunciar una agenda 2020 que habla de crecimiento, empleo y orden público es volver a crear sobreexpectativa.

-Es que a diferencia de hablar de orden público, hablamos de paz social, y decimos que de alguna u otra forma que estamos entendiendo que eso es mucho más que tener más Carabineros, leyes más duras o más atribuciones para las policías. Tendremos que dialogar mucho más con la oposición para sacar más rápido reformas sociales y poner más recursos para resolver necesidades reales de la gente. Y lo que buscamos en economía es protección de los empleos, protección de los trabajadores y protección de los consumidores. Protección más que crecimiento. Hay más seguridad social que entregar que el mero crecimiento. Será un proceso largo. Nos tocarán varios meses con cifras no muy buenas de evaluación y hay que estar dispuestos a lidiar con esa realidad. Porque cuando se generan crisis de confianza ésta no se recupera con una o dos medidas. Por eso creemos que es tan importante hacer muchas cosas en terreno, más que para recuperar una cifra de aprobación, para volver a recuperar la confianza en las instituciones, con la ciudadanía. Y para volver a conectar.

26 DE ABRIL: LA PRESCINDENCIA EXPLICADA POR KARLA RUBILAR

Otro pilar de su hoja de ruta es el proceso constitucional. Hay un video suyo donde liga directamente el proceso constitucional con el fin de los abusos, con que nunca más un chileno se sienta abusado por una institución. Uno deduce de eso: Nueva Constitución. 

-Nuestro gobierno abrió la puerta para que por primera vez desde el retorno a la democracia sea la gente la que decida, a través de un plebiscito, cuál es el camino que vamos a tomar. Algo que probablemente nunca imaginamos, como la foto del 15 de noviembre, con la UDI hasta el FA diciendo “es la gente, y no nosotros los políticos, quien va a tomar decisión sobre el camino a seguir”. Algunos creen, los que están por el Apruebo, que esto es con una nueva Constitución, desde una hoja en blanco. Creen que por múltiples razones hay que partir desde cero y construir una nueva Constitución en democracia. Y otros creen que no es necesario partir de cero, creen que basta con reformar una vez más la Constitución que tenemos, y están por el Rechazo para reformar.

¿Usted en qué cree?

-Como soy la vocera de gobierno me tengo que mantener en lo que el Presidente nos ha pedido: la prescindencia, y que nuestra postura la manifestemos el 26 de abril. El gobierno nos ha pedido prescindencia porque quiere que sean los ciudadanos los que decidan.

Karla Rubilar. Foto: Valentina Manzano

¿De verdad el gobierno renunciará a jugar un papel en este proceso y va a limitarse a ser garante de la correcta realización del plebiscito y nada más?

-Sí, garantes del proceso. Y muy activos promotores de la participación, además. Desarrollaremos campañas publicitarias y en redes sociales para impulsar a participar votando el 26 de abril, una suerte de educación cívica de lo que significa votar apruebo o rechazo, qué significa convención constituyente y convención mixta, qué temas toca la Constitución de las cosas que queremos cambiar y qué cosas no puede resolverlas la Constitución. ¡Hay mucha gente que ve esperanza en una nueva Constitución! 

-Se corrige rápidamente sobre la marcha-

…que ve en una nueva Constitución o en una reforma de la misma, esperanza de un país menos desigual, un país más equitativo e inclusivo.

¿Pero no fue tener una Nueva Constitución el espíritu del llamado del Presidente a un plebiscito? ¿Para qué abrir la posibilidad de un plebiscito para tener una Nueva Constitución, con Constituyente o Convención Mixta, para venir a decir ahora que es prescindente? Es contradictorio.

-Lo que pasa es que fue un conglomerado diverso el que nos permitió llegar a gobernar. Esa es la verdad. Haber tenido en Chile Vamos desde la UDI al PRI, pasando por Evópoli, fue lo que nos dio un triunfo holgado y legítimo. Y es importante respetar las diferencias que hay dentro de este conglomerado, e incluso dentro de los mismos partidos, ya ve a RN y Evópoli. El Presidente quiere algo que es vital: cuidar la unidad de la coalición y permitir que se expresen y convivan las dos posturas existentes. Pero, ojo, con un mandato claro: todos queremos una mejor Constitución y los cambios no los detiene nadie. Los cambios van. El Presidente sabe que tendremos que hacer cambios constitucionales porque esa Constitución firmada el 2005 por el Presidente Lagos que pareció suficiente, hoy ya no lo es.

Karla Rubilar. Foto: Valentina Manzano

Todo lo que usted está explicando apunta a “aprobemos una nueva Constitución” más que a “rechacemos y quedémonos con lo que tenemos”.

-Lo que el gobierno trata de transmitir es que todos creemos que hay que tener una mejor Constitución y no la que tenemos ahora.

¿Está segura de que todos creen eso? La ministra de Educación dijo que el Gobierno tiene un proyecto de sociedad cuyos valores fundamentales están expresados en la Constitución actual. No otra nueva. Esta.

-Estoy convencida de que sí. Todos queremos cambios. Y la diferencia es el mecanismo. Y cuando lleguemos a discutir los contenidos de la nueva Constitución o lo que se reforme de la actual, según lo que se decida, como conglomerado probablemente tendremos muchos más puntos en común que diferencias.

¿Qué va a pasar cuando un subsecretario diga que está fuera de horario de oficina, un Seremi diga que estaba en una actividad privada? No hay mucha sanción posible a ese desbande.

-Es que no corresponde. Vamos a insistir en que se cumpla lo que pidió el Presidente.

Karla Rubilar. Foto: Valentina Manzano

¿Y no cree que por el bien de las confianzas ciudadanas, de la transparencia, no sería más fácil y honesto sincerar posiciones?

-Es que el Presidente está convencido, más allá de sinceramientos, de que el gabinete debe dar garantías a todos los chilenos. No puede pasar que alguien crea que en el ministerio X, donde el ministro se manifestó por tal posición, que las personas que están por la otra opción, se sientan excluidas. No es mucho pedir a las autoridades, por el bien común, que guarden su postura propia hasta el 26 de abril, que está a la vuelta de la esquina. Por favor. 

¿Por qué el Presidente, que hace este llamado a plebiscito que usted llama histórico, no se decide a ser el gran líder que cambie este país y conduzca el proceso de Nueva Constitución? ¿Qué más podría perder? ¿Aprobación?

-Creo que lo que menos mira hoy el Presidente son las encuestas. Cuando uno marca lo que estamos marcando, todo lo que se puede hacer hoy es sólo mirar adelante, no para ahora. A lo más, es para que la mirada de la historia sea la que juzgue. Creo que el Presidente se decidió por la prescindencia para poner primero a los ciudadanos. Él abre el proceso, pero no lo lidera, lo lideran los ciudadanos. Eso es entregarle legitimidad al proceso y el gesto más fuerte que puede hacer un Presidente de la República.

¿Qué resultado sería bueno para el gobierno? ¿Una diferencia estrecha que no polarice?

Para nosotros tiene que ser una jornada histórica de altísima participación. Nos pusimos como piso que sea ojalá la misma participación de la elección presidencial y de ahí hacia arriba. Sería ideal que votara mucha más gente que en todas las presidenciales últimas. Eso sería muy bueno. Estamos convencidos como gobierno que lo que la gente planteó en esa enorme marcha de dos millones, donde no hubo diferencias ideológicas, donde todos marchaban porque querían cambios, creemos que lo que se desea es que haya cambios. Así es que los cambios vienen sí o sí. La pregunta es cómo. 

KARLA PARITARIA

En sus años de parlamentaria el tema de género era uno de sus sellos. Aún recuerdo una intervención suya demoledora a favor de la despenalización del aborto. ¿Cómo se siente con ese tema ahora?

-El tema de género me interpela constantemente. Es imposible dejarlo de lado donde esté. En el congreso fue el tema de violencia intrafamiliar, fui el único voto de mi sector a favor del aborto tres causales. Como intendenta me interpeló cuando miramos los planes regionales de gobierno. Ya estaban definidos por los Cores. Pero le agregamos el eje de equidad y el eje de perspectiva de género en la inversión urbana. También me tocó comandar la marcha del 8 de marzo más grande la historia, 200 mil mujeres. Y pusimos mujeres carabineras, pusimos una mujer Comandante. 

¿Y como vocera?

-Podrá parecer un cliché pero yo uso lenguaje inclusivo. Podrá notar que yo hablo de todas y todos, de chilenas y chilenos, aunque para algunos sea un cliché. Pero para mí refleja como La Moneda tiene la perspectiva de género siempre presente. Y aunque no me toca estar en esa discusión parlamentaria, sigo con atención sobre cómo se debate el tema de la presencia paritaria de mujeres en la Convención Constituyente… si la gente así lo decide.  

Karla Rubilar. Foto: Valentina Manzano

¿Le gustaría una Constituyente Paritaria?

-¡Sí! Y al gobierno le gustaría porque está haciendo todos los esfuerzos por lograr un acuerdo, primero al interior de Chile Vamos, y después con la oposición, para sacar una constituyente paritaria… Si la gente decide que quiere una nueva Constitución con un organismo nuevo, claro. Es tan histórico este debate que no puede no tener la representación real de la ciudadanía y la representación real de la ciudadanía es que las mujeres somos incluso un poco más que los hombres en Chile. Y por eso creemos que en esa definición del Chile de los próximos 30 o 50 años las mujeres deberíamos estar bien representadas. Eso también lo cree el Presidente y por eso intervino en la discusión cuando hubo diferencias en Chile Vamos. 

¿Cómo se siente con los chistes o actitudes del Presidente, o del team gobierno, que no son los más afortunados?

-Es como todo. Me tocó innumerables oportunidades en el Congreso, con parlamentarios de la UDI o de oposición.

Ya, pero en el Congreso era más fácil darse la vuelta y decirles algo.

– Sí, pero yo no tengo muchos pelos en la lengua. Y si veo o me tocan situaciones que no corresponden, lo digo. También la ministra Plá. Situaciones de discriminación, hechos que nos puedan violentar. No digo que no haya estas equivocaciones, pero deberían ir disminuyendo. 

Karla Rubilar. Foto: Valentina Manzano

Para finalizar, no puedo evitar preguntarle, porque todo Twitter e Instagram hemos seguido tu romance con el periodista Christian Pino con más interés que Verdades Ocultas ¿Cómo fue que se dio esto del amor a través de las redes sociales?

-Solo puedo decir  que me llegó un compañero en el momento más difícil de mi vida. Ha sido un puntal fundamental para seguir levantándome cada mañana con mucha esperanza. Soy una agradecida de haberlo tenido a mi lado en momentos muy difíciles.

¿Se arrepiente de haber compartido con varios millones de usuarios algo privado? O al revés, ¿cree que la acerca a la gente y se muestra sin nada que ocultar?

-Es que esta soy yo, para bien o para mal. Me someto al escarnio. Algunas opiniones duelen, otras se agradecen enormemente. Pero ésta soy yo.

Sus followers queremos saber: ¿Nos queda mucho Karla y Christian juntos? ¿O Karla despertó?

Espero que nos quede muuuucho Karla y Christian juntos. Pero para eso tenemos que cuidarnos mucho mutuamente. Como todas las parejas. Bueno, nosotros más, probablemente.

Comentarios
Sabía ud que... “SE VEÍA VENIR” NO ES UN PAJERO NARCISISTA. -------------------------------- Sabía ud que... COMO NO VAN A DEJAR LIBRE A LOS LADRONES SI LES DICEN “HABLE AHORA O CALLE PARA SIEMPRE”. -------------------------------- Sabía ud que... LA CONVENCIÓN DE IMANES SE REALIZARÁ EN UN PARQUE DE ATRACCIONES. -------------------------------- Sabía ud que... EN LOS CARRETES DE LOS ZANCUDOS SIEMPRE HAY ALGO PA PICAR. -------------------------------- Sabía ud que... A VECES CANTO ODAS, OTRAS VECES SOLO ALGUNOS MINUTOS. --------------------------------