Felipe Jara al rescate online del teatro

Función transmitida por Zoom - Gentileza de Felipe Jara

Felipe Jara al rescate online del teatro

Frente a la desprotección laboral por la que pasaban los artistas por el cierre de los teatros, el actor Felipe Jara y tres amigos crearon una plataforma en Instagram que transmite por Zoom lecturas dramatizadas de textos escritos por sus seguidores.

“Este año estaba dirigiendo dos musicales que ya postergamos para el próximo año. Desde que en marzo cerraron todas las salas, ha sido terrible para colegas y amigos. Artistas sin pega, congelamiento de proyectos ya con fondos destinados. La desprotección del sector cultural en Chile es aún más brusca en pandemia y se viene acumulado desde octubre pasado”, dice Felipe Jara, 26 años, actor y profesor de actuación. 

Vive solo en un departamento de La Reina y se siente “bastante privilegiado, porque no me he quedado sin pega y sigo con el sueldo del colegio”. Pero la pandemia si cambió sus planes. Encerrado, se mantiene haciendo clases online a niños de media y en abril, en plena expansión del Covid-19, creó con su amiga Amparo Saona “Drama desde la Cama”, una página en Instagram que recibe escritos dramáticos de sus seguidores, que luego son interpretados por actores en Zoom. 

¿Cómo nace esta iniciativa?

-Ella justo iba a realizar un taller de dramaturgia online, para soltar la mano. Entonces le dije que armáramos un encuentro de textos dramáticos. Le pareció bien y fuimos construyendo la idea. Viendo los estragos en los artistas debido a la paralización de las actividades identificamos una sensación de desesperanza, de preguntarse ‘¿cómo voy a pagar el arriendo?’. Por eso inventamos esta instancia autogestionada, que es simple de hacer y requiere un mínimo de recursos de producción. Hicimos unas gráficas, creamos la página y después de sumar a Eduardo Vázquez y Carolina Munitiz al equipo, redactamos bases para la selección de textos que serían interpretados.

“Viendo los estragos en los artistas debido a la paralización de las actividades identificamos una sensación de desesperanza, de preguntarse ‘¿cómo voy a pagar el arriendo?’. Por eso inventamos esta instancia autogestionada, que es simple de hacer y requiere un mínimo de recursos de producción.”

¿Existe visibilización desde los gremios de artistas para pedir más protección?

– Sí, se han generado instancias donde redes de diseñadores teatrales, escenógrafos, bailarines, actores y actrices han hecho presión, pero sin tener respuesta. Ofrecieron fondos de emergencia, pero que no ayudan mucho porque te obligan a hacer proyectos en plena pandemia. Yo no debería necesitar montar una obra para poder comer en este contexto, es una lógica absurda. 

LA MAGIA DE LAS REDES SOCIALES

Felipe y sus amigos pensaron que su iniciativa sólo se iba a difundir por su círculo, pero luego vinieron las sorpresas: el segundo texto que recibieron era de México. “Pensamos en principio leer sólo cinco que recibiéramos, por orden de llegada. ¡Pero un día llegaron tres seguidos! Así que nos ampliamos a ocho: tres de México, uno de Brasil y cuatro chilenos. Para que cachí la magia de las redes sociales. Sólo por una gráfica que se expandió por Latinoamérica”.

 ¿Cómo organizaron a escritores y actores?

-Convocamos a todos a una reunión para presentar los textos y que se pasaran los mails. Pero la idea no era que el dramaturgo dirigiera, sino que los actores lo adaptaran a como ellos quisieran. Fue interesante ver textos mexicanos interpretados por chilenos, por ejemplo. Surgió un trabajo latinoamericano de gente que probablemente nunca en su vida se hubiera topado. 

¿Quiénes asisten a las obras?

– Gente que sigue el teatro, cercanos a quienes presentan o a nosotros los organizadores, y también gente que vio el aviso por redes. Se conecta un promedio de 40 personas. El día que más asistieron fueron como 60. 

Función transmitida por Zoom – Gentileza de Felipe Jara

¿Eso se tradujo en buenos aportes monetarios?

-Claro. Siempre consideramos que era importante que los artistas recibieran una retribución por su trabajo. Obvio no vamos a lograr paliar la crisis económica, pero bacán si algo se puede aportar. Al final de la transmisión compartimos datos para transferir y “pasamos una gorra virtual”. Así se dice para pedir aportes voluntarios al final de la obra, que en este caso sugerimos una mínima de 2 mil pesos. 

Después de ocho lecturas, juntaron un fondo de 260 mil que fue repartido equitativamente entre los participantes. “La idea es mantener esta modalidad de aportes voluntarios y poder ir ganando más mientras se expande la idea” cuenta Jara. El 6 de agosto comenzarán con un nuevo ciclo de lecturas dramatizadas.

https://www.instagram.com/p/CDH6Znzp4N6/

PROYECCIÓN Y EXPANSIÓN

La nueva convocatoria se amplió. Recibieron 32 textos de los cuáles solo seis serán interpretados durante diez días. “Nos volvimos como monos trabajando con ocho textos, así que bajamos el número, pero aumentaremos la calidad audiovisual” dice Jara. Además, optaron por regionalizar más la iniciativa.

¿Intentaron cubrir más territorios?

-Sí, difundimos ampliamente a través de compañías y organizaciones artísticas, entonces la mayoría de los textos provienen desde todo el territorio. Lo mismo con los actores: nos preocupamos de que no fueran solo de colegas de la Región Metropolitana. Incluso ahora contaremos con una actriz mexicana que interpretará un texto chileno, a la inversa de como fue la primera edición. 

¿Qué comentan quienes asisten de público?

-Han comentado mucho sobre lo innovadora de la instancia. No imaginaban que ver teatro en este formato corto era tan fácil: pones el ID y la clave de Zoom públicos en nuestra página y listo. Por lo mismo te comento que muchos se quedan en los conversatorios post obra. Vimos una necesidad de tener esa retroalimentación. 

¿Qué esperan para la nueva versión?

-Ampliar mucho más la llegada y el círculo de asistentes. Ha sido buena la recepción del público y queremos seguir creciendo. Carlos Briones, por ejemplo, participó en la Muestra Nacional de Dramaturgia y nos envío un texto. Es muy bacán que incluso se nos vayan sumando dramaturgos que ya son consagrados.

“Ha sido buena la recepción del público y queremos seguir creciendo. Carlos Briones, por ejemplo, participó en la Muestra Nacional de Dramaturgia y nos envío un texto. Es muy bacán que incluso se nos vayan sumando dramaturgos que ya son consagrados.”

Comentarios
Sabía ud que... LO QUE BUSCAS ESTÁ EN TI… O DEBAJO DE LA CAMA. -------------------------------- Sabía ud que... “SE VEÍA VENIR” NO ES UN PAJERO NARCISISTA. -------------------------------- Sabía ud que... NO SOY NI DEL SEXO DÉBIL NI DEL SEXO FUERTE, SOY DEL “SEXO, POR FAVORCITO”. -------------------------------- Sabía ud que... CUANDO HANNIBAL LECTER LEE UN LIBRO DE COCINA, PARTE POR EL ÍNDICE. -------------------------------- Sabía ud que... LOS MÁS SUPERSTICIOSOS SON LOS CARPINTEROS PORQUE ESTÁN TODO EL DÍA TOCANDO MADERA. --------------------------------