Pixabay

Primeras etapas del estudio: Tratamiento basado en plantas de tabaco obtiene el vamos para probar su vacuna contra el Covid-19 en humanos

La iniciativa es de British American Tobacco, fabricante de cigarrillos que está presente en Chile y en gran parte del planeta. Según los especialistas, pasarían varios meses, incluso un año, para que esta vacuna pueda ser probada a gran escala.

British American Tobacco es la organización que a mediados de diciembre se adjudicó la prueba en humanos de su vacuna contra el coronavirus basado en plantas de tabaco. La autorización le fue dada por la Administración de Alimentos y Medicamentos  (FDA) de Estados Unidos para comenzar un estudio clínico con 180 voluntarios adultos.

La compañía, que es la misma que está detrás de las marcas de cigarrillos como Lucky Strike, Rothmans y Benson & Hedges, cree que sus vacunas se pueden producir en seis semanas, en comparación con los varios meses que se necesitan con los métodos convencionales. A esto, se le suma que la inyección es estable a temperatura ambiente, a diferencia de Pfizer, que debe ser almacenada a -70° C.

Sin embargo, según comentó a El Mercurio el doctor Luis Quiñones, quien es director del Laboratorio de Carcinogénesisis Química y Farmacogenética, de la U. de Chile, la vacuna “está en etapas muy iniciales aún y van a pasar varios meses, un año al menos en las condiciones actuales, para que llegue a probarse a gran escala”.

La tecnología de esta vacuna se debe a proteínas que son obtenidas a partir de una combinación de fragmentos clonados del código genético de un virus, que es insertado en las plantas de tabaco para su reproducción, con el fin de producir un antígeno que desencadene una respuesta inmune.

Esta no sería la primera vez que se utilizan plantas para inmunizar a la población. Según contó a El Mercurio el doctor Pablo González, investigador del Instituto Milenio de Inmunología e Inmunoterapia (IMII) y académico de la U. Católica, recurrir a plantas es una estrategia que “se ha utilizado en el desarrollo de algunas vacunas candidatas experimentales para uso humano, como influenza, rotavirus, norovirus y hepatitis B”.

The Clinic Newsletter
Comentarios