Agencia Uno

Columna de Carlos Chávez: Ruleta Rusa

"¿Qué beneficio tiene la ponderada? ninguno desde mi punto de vista. Pone presión en este afán por hacer nuestra liga más entretenida, novedosa y más exigente ante un escenario que es negativo y que nos tiene como uno de los peores campeonatos del mundo. Las reglas deberían estar enfocadas en que los clubes potencien sus divisiones menores, que tengan las condiciones necesarias para sacar nuevos jugadores y que terminen siendo un aporte para sus respectivas escuadras".

El torneo chileno es una ruleta rusa. Nadie sabe lo que puede pasar. Un equipo que está clasificando a la Copa Libertadores, por ejemplo, puede descender y otro que está en la tabla general salvándose puede jugar un partido de definición. Así es nuestro querido fútbol. Hay que acostumbrarse… Para algunos es más entretenido, para otros inentendible.

¿Partamos por la parte alta? Católica entró en un bajón que lo tiene como puntero, pero a punto de quedar igualado con Unión la Calera ¿Quién lo diría? Los caleranos siguen su buen ritmo y ¡Sorpresa! pueden en estas tres fechas dar la sorpresa si los dirigidos por Holan no despiertan. Eso sí… tienen que ponerse las pilas, porque han tenido dos ocasiones para hacerlo y acá… otra sorpresa… Colo Colo le aguó la fiesta y de paso puso el fondo al rojo vivo.

Se vuelve entretenido, sí. Los cruzados están cansados, presionados, con lesionados. Lo difícil es que cuando las cosas no salen, a veces la cabeza juega una mala pasada y ahí hay que mantenerse firme. ¿Qué está en juego? un tricampeonato, algo histórico para la institución. Es más, sería con tres entrenadores diferentes. Calera hace rato que viene haciendo las cosas bien, un trabajo interesante, buenos refuerzos, compromiso… ¡ESTÁ ENTRETENIDA LA PARTE ALTA DE LA TABLA!

¿QUÉ PASA ABAJO?

Acá sí que nos podemos tirar todos los pelos de la cabeza buscando respuestas. El miedo a caer de categoría le movió el piso a varios equipos. La U ganó, Colo Colo no pierde tiempo y apretó el acelerador, Deportes Iquique sigue soñando, Coquimbo gasta sus últimos cartuchos de bencina que le quedan y varios temen por caer. Es que no es fácil estar en el fondo, ver como el resto de los equipos sueña con competencias internacionales, mientras otros… hacen lo posible por no llevar una gran decepción a sus hinchas.

El caso de dos de los tres grandes es digno de mencionar. Hace tiempo que no veíamos a los albos en la incómoda situación en la que están debido a una mala campaña, con un plantel plagado de estrellas, polémica tras polémica, un DT que hace lo que puede, partidos malos, buenos… Duro. Me imagino el trabajo detrás y créanme que se nota. Trabajar la mente, sacar presión no es sencillo. Todo requiere de conversaciones para soltar las frustraciones y falta de confianza. ¿Se acuerdan del fatídico 3 a 0 que le propinó Santiago Wanderers al cacique? bueno, después de eso hubo una conversación al interior del plantel y se vieron cambios. 11 puntos de 15 posibles en 5 partidos. Que bien hace cuando todos reman para el mismo lado y al entrenador le creen ¿No?.

¿Otro caso? Rafael Dudamel. Le cuesta al venezolano, pero hizo un cambio en el equipo, los regaloneo como dijo en una entrevista post partido y le resultó. Acá empieza lo extraño porque los azules están quintos en la general, pero están ahí peleando en la tabla ponderada ¿A quién se le habrá ocurrido tan brillante idea de tener dos tablas? Lo malo de nuestro fútbol… el desorden y la desigualdad que genera precisamente esto, pelear en dos frentes, con realidades distintas. Incluso se podría dar que un equipo clasifique a la Copa Libertadores y termine cayendo a la B ¡Increíble! pero ojo, cierto.

En la otra vereda el sacrificado Coquimbo, que lucha y lucha. Si hay algo que destacarle al equipo en el que está Mauricio Pinilla es el esfuerzo que ha puesto en esta temporada. Fue el único equipo chileno que le dio alegrías a un país golpeado por todos lados. Se sacrificó en la Sudamericana y hoy sufre y gasta lo último que le queda por seguir en primera. Escuadra sacrificada que hoy ve como la cosa se complica cada vez más.

La sorpresa. ¡Esto sí que es increíble! Si un equipo queda último en la general y último en la ponderada la lista corre y ahí los puestos del fondo tiemblan. Es complejo porque pareciera que todo se hace para hacer más enredado el torneo. No se hace a favor de los equipos, no se hace para que exista una organización y programación enfocada en una temporada.

¿Qué beneficio tiene la ponderada? ninguno desde mi punto de vista. Pone presión en este afán por hacer nuestra liga más entretenida, novedosa y más exigente ante un escenario que es negativo y que nos tiene como uno de los peores campeonatos del mundo. Las reglas deberían estar enfocadas en que los clubes potencien sus divisiones menores, que tengan las condiciones necesarias para sacar nuevos jugadores y que terminen siendo un aporte para sus respectivas escuadras.

El trabajo se hace desgastante para los equipos que han ido eliminando distintas modificaciones que no le aportan nada al balompié nacional. Un ejemplo claro de aquello es lo que pasaba con los famosos Playoff que terminaban echando por tierra todo el buen campeonato de una escuadra. Podía ser campeón un club que había terminado quinto. Las cosas del fútbol, ¿no? La ruleta rusa de nuestro fútbol da para todo. Independiente de lo que pase en la parte alta, que depende sólo de Universidad Católica, en la parte baja la U que está en el quinto lugar lucha por no caer a la B.

Comentarios