Secciones

The Clinic Newsletters

Más en The Clinic

The Clinic Newsletters
cerrar
Cerrar publicidad
Cerrar publicidad

Actualidad

23 de Marzo de 2021

Otra vez Piñera en la mira: Todo lo que se sabe del Enjoygate y por qué se vincula al Presidente con este caso

Foto: Agencia UNO

La relación entre los negocios y la política vuelven a complicar al Presidente Piñera. Esta vez salieron a la luz antecedentes que ligan a dos de las empresas que manejan su fortuna con Enjoy, controladora de casinos que arrastra millonarias deudas desde el año 2016 y que habría sido continuamente beneficiada por la Superintendencia de Casinos en el último año. El caso tiene bajo cuestionamiento la autonomía de la máxima autoridad del organismo fiscalizador, Vivien Villagrán, y también quedó sembrada la duda sobre el fideicomiso del mandatario.

Por

A fines de abril del 2020, el Grupo Enjoy, uno de los mayores controladores de hoteles, casinos y restaurantes del país, recurrió a la Ley 20.720 -Ley de Quiebras- ante su incapacidad de saldar una deuda que superaba los 430 millones de dólares.

Mediante un hecho esencial presentado ante la Comisión para el Mercado Financiero (CMF), la compañía pretendía iniciar un proceso de reorganización judicial, una de las herramientas que otorga la ley, que le permite a la empresa suspender y evitar demandas judiciales en su contra por el no pago de deudas, en un plazo de 30 días prorrogables.

En su momento, desde Enjoy presentaron argumentos que apuntaban al estallido social y la pandemia del Covid-19, presentándolas como situaciones que supuestamente le impedían solventar sus pasivos. Sin embargo, en noviembre se empezaron a dar luces de lo contrario. El sitio Interferencia publicó informes financieros que detallaban que las pérdidas de la compañía se arrastraban, al menos, desde el año 2016.

Diputado Rodrigo González (PPD). Foto: Agencia UNO

En mayo, el Congreso organizó una comisión investigadora encabezada por el diputado Rodrigo González (PPD), cuyo informe fue aprobado con 111 votos en la Cámara de Diputados a principios de este mes. El documento de 196 páginas concluía que la Superintendencia de Casinos había incumplido su rol fiscalizador.

De hecho, en una entrevista con CNN Chile, el diputado González aseguró que Enjoy se había convertido en una especie de “empresa regalona” y apuntó a la superintendenta Vivien Villagrán, señalando que “ayudó a que la empresa obtuviera la posibilidad de lograr la concesión de muchos casinos que no habría podido lograr, porque la empresa estaba en quiebra desde hacía mucho tiempo”.

¿QUÉ TIENE QUE VER PIÑERA?

En esa misma entrevista, el diputado González dejó entrever que había una operación entre Enjoy y el Presidente de la República, Sebastián Piñera, a través de dos compañías que manejan su fideicomiso ciego: Moneda Asset y BTG Pactual. “Eran empresas que tenían inversiones en Enjoy y habían garantizado las deudas para que la empresa pudiera reorganizarse”, sostuvo el legislador.

A su juicio, ambas firmas operaron como un “instrumento mediador a través del cual el fideicomiso ciego de Sebastián Piñera invirtió en Enjoy, y por lo tanto se entiende que el Gobierno le haya salvado el pellejo a Enjoy para su quiebra y la haya ayudado a obtener concesiones que jamás habría obtenido, haciendo ofertas que eran absolutamente temerarias”.

Además, el parlamentario expuso que, a través de un oficio, la Superintendencia de Pensiones le confirmó que se habían triangulado 112 mil millones de pesos de las AFP “de manera absolutamente ilegal”, a través de fondos de garantía que compraban bonos de las empresas endeudadas. “Hicieron una operación para salvar a las grandes empresas chilenas, triangulando fondos para saltarse la ley, de la misma manera que lo hicieron con Enjoy, y eso es muy grave porque se han usado fondos de las AFP para salvar las deudas que tienen estas empresas”, cuestionó.

Durante la semana pasada, la periodista Alejandra Matus publicó en su sitio web detalles de cómo BTG Pactual respaldaba cuantiosas boletas de garantía de Enjoy en cuatro de los proyectos que se adjudicó la controladora de casinos en Viña del Mar, Coquimbo, Puerto Varas y Pucón.

Si esas boletas fueran ejecutadas, BTG Pactual tendría que responder por una cifra que supera los 91 millones de dólares, lo que afectaría los intereses no sólo del Presidente, quien tiene en dicha empresa parte de su fortuna invertida, sino también de sus hijos, quienes poseen inversiones mediante empresas Santa Cecilia. Sin embargo, dichas boletas nunca se ejecutaron y la Superintendencia le otorgó continuas prórrogas a Enjoy.

Asimismo, el reportaje reveló que BTG Pactual es dueña -en parte- de Enjoy S.A. Posee una participación cercana al 7% de la propiedad lo que la convierte en uno de los 12 accionistas mayoritarios de la empresa. Paralelamente, Moneda Asset Management, empresa que maneja 227 millones de dólares del patrimonio de Piñera, es dueña de alrededor de un 50% de la deuda garantizada de Enjoy S.A.

La guinda de la torta la cierra un reporte entregado a través de la Ley de Lobby de dos reuniones -una en abril y otra en junio de 2020- entre BTG Pactual y la superintendenta Villagrán. ¿El asunto de dichas reuniones? Las “boletas de garantía” y la “reorganización judicial” de Enjoy.

Enjoy decidió salir al paso de estos cuestionamientos, asegurando que estamos ante acusaciones que son “infundadas y meramente especulativas”, y calificó el informe de la comisión investigadora del Congreso como “absolutamente sesgado, que da cuenta de una grave transgresión a los deberes de objetividad, transparencia, debido proceso y seriedad”.

“Entendemos que en un contexto de período electoral como el actual, puedan existir intenciones políticas tras los comentarios y rumores vertidos en debates de redes sociales y medios de comunicación, acerca de los cuales no podemos hacernos cargo. Lamentamos que para estos propósitos políticos esté la disposición de dañar a una empresa chilena, con más de 45 años de historia”, añadieron en un comunicado.

Vivien Villagrán, superintendenta de Casinos de Juego. Foto: Agencia UNO

LA REACCIÓN DEL GOBIERNO

Hace dos semanas, cuando aún no se conocían detalles que vincularan al Presidente Piñera con Enjoy, la Asociación Chilena de Casinos de Juego (ACCJ) había solicitado la renuncia de Vivien Villagrán. “Sería prudente que el Gobierno analizara la posibilidad de que una nueva persona lidere la Superintendencia; una que no tenga conflictos de interés para encabezar los procesos en curso en la industria”, sostuvo su presidente, Ricardo Abdala.

También un reportaje de La Tercera reveló que el caso había provocado un quiebre al interior de la SCJ y los propios funcionarios habrían solicitado la salida de Villagrán.

La tensión subió una semana después, cuando el conflicto tomó ribetes políticos producto del reportaje de Alejandra Matus. De hecho, tras la exposición de algunos de estos antecedentes en el programa Mentiras Verdaderas de La Red, ella junto a Mirko Macari denunciaron que la jefa de gabinete del Presidente, Magdalena Díaz, se comunicó con las oficinas de Albavisión en Miami, conglomerado de medios propiedad del magnate mexicano Remigio Ángel González, para quejarse con los contenidos del canal que funciona bajo su alero en Chile.

Este lunes, el Gobierno decidió romper el silencio frente al tema y fue el vocero Jaime Bellolio, quien se enfrentó a los micrófonos asegurando que “el Presidente Piñera no tiene ni ha tenido ningún tipo de relación de ninguna naturaleza, ni con Enjoy ni con ningún casino. Por tanto, todas las acusaciones que se han hecho en este sentido carecen absolutamente de algún fundamento”.

Pese a ello, deslizó responsabilidades a la Superintendencia de Casinos y al Ministerio de Hacienda, apuntando al cuestionado Decreto 77 que permitió el salvataje de empresas como Enjoy. “Durante la pandemia se han tomado muchas distintas ayudas, algunas de las cuales tienen que ver, en este caso, con la Superintendencia de Casinos, que no le compete al Gobierno, y otras que sí le ha competido. En donde ha significado, por ejemplo, que algunas deudas sean postergadas, que se hagan unos préstamos que son de una naturaleza distinta a la naturaleza común, precisamente por la excepcionalidad que estamos viviendo”, sostuvo.

LO QUE SE VIENE

La oposición ya ha delineado los siguientes pasos de su estrategia frente al Enjoygate. Por una parte se solicitó la salida de la superintendenta Vivien Villagrán, pero también esperan que el oficialismo ceda y se pueda levantar el veto que impide que estos antecedentes sean entregados al Ministerio Público.

De momento, el presidente de la UDI, Javier Macaya, ha confirmado su negativa. “Hemos tenido comisiones investigadoras por situaciones de paraísos fiscales y otras, y en general, se ha acreditado en todas que no hay participación de parte del Presidente de la República en la administración de sus activos, que están en un fideicomiso ciego”, manifestó.

Paralelo a la discusión política, se espera que la Contraloría General de la República (CGR) inicie una investigación que deberá determinar si finalmente la Superintendencia de Casinos actuó irregularmente o conforme a los marcos de probidad administrativa.

Además, desde febrero se viene negociando una posible fusión entre Enjoy S.A. y Sun Dreams, otra de las grandes controladoras de casinos en Chile y su principal competidor. Si bien todo quedó en conversaciones preliminares, la operación ya encendió las alertas del Congreso.

A fines del mes pasado, el diputado Rodrigo González recurrió a cuatro instituciones del Estado para monitorear estos hechos: “Oficiamos a la Super de Casinos para que informe si esta operación está dentro de la legalidad que le corresponde supervigilar, a la Comisión para el Mercado Financiero, y también a la Fiscalía Nacional Económica para que diga si existen riesgos de concentración de mercado, de integración, y de una posición dominante en el mercado que la haga monopólica en la oferta de servicios, junto a ello solicitaremos a la Contraloría la inmediata intervención para fiscalizar la legalidad del procedimiento”.

Notas relacionadas

Deja tu comentario