Unsplash (Imagen Referencial)

“Los retaban porque se orinaban”: Denuncian maltratos psicológicos y desnutrición en hogar de ancianos de Valdivia

La PDI inició una investigación contra el recinto luego de que extrabajadoras de este acusaron las malas condiciones en las que habrían vividos los ancianos.

La PDI confirmó que se encuentran investigando una denuncia por maltratos psicológicos a 23 personas de la tercera edad en contra del Establecimiento de Larga Estadía al Adulto Mayor (ELEAM) “Los Encinos” ubicado en la comuna de Valdivia (Región de Los Ríos).

Según informó MegaNoticias, personal de la Bicrim de Valdivia en conjunto con peritos del Laboratorio de Criminalística (Lacrim) llegaron hasta el recinto para iniciar las diligencias, luego de que extrabajadores del establecimiento acusaron los maltratos contra los residentes.

En tanto, según consigna RíoEnLinea, Alejandra, que trabajo en el lugar entre enero y septiembre de 2019, detalló que la menos tres ancianos sufrieron desnutrición. “Tuvimos problemas con la dueña por la alimentación de los adultos mayores. A ella se le había dicho que necesitaban una nutricionista. Eso se lo manifestó la TENS que realizaba las visitas domiciliarias del CESFAM Angachilla, pero nunca contrató a una nutricionista”, relató.

Asimismo, acusaron una presunta negligencia por parte de Irma Álvarez, la dueña del establecimiento, asegurando que “yo viví el fallecimiento de una señora, y ella (Irma Álvarez) ocultó mucha información. La señora debió haber sido trasladada de urgencia al hospital y eso no se hizo. Al final terminó falleciendo por negligencia de la dueña”.

Otra de las extrabajadoras, Karla Arias, sostuvo al citado medio los problemas que además surgieron con la pandemia del Covid-19: “No tenían alcohol gel, no tenían mascarillas para el personal, nosotros teníamos que llevar nuestros insumos. No había jabón líquido, no habían escudos faciales, para los abuelos mucho menos”.

Por otro lado detalló que recibían instrucción de que “solo podíamos decir que el familiar pasó buena noche, que estaba bien o que estaba descansando y que recibió su tratamiento farmacológico adecuadamente. No teníamos derecho a decir nada. Si el paciente se caía, no teníamos derecho a contarle a la familia, tampoco si mantenían algún malestar físico”.

Finalmente, sobre los presuntos maltratos psicológicos por parte de la dueña del recinto, denunció que a los residentes “los retaban porque se orinaban. Le molestaba que lo hicieran. Había maltrato psicológico a los adultos mayores”.

Comentarios