Todas las vidas de Carolina Plaza, la elegida de Matthei para sucederla en Providencia

Todas las vidas de Carolina Plaza, la elegida de Matthei para sucederla en Providencia

Se querelló contra Joaquín Lavín, pero después le pidió perdón. Se fue de la UDI con portazo, pero ahora corre como concejala por un cupo gremialista. Se retiró de la política, pero hoy enfrenta una campaña a concejala en Providencia. Tuvo cáncer, se volcó a la medicina holística, escribió un libro sobre eso, trabajó en Sernameg, pero no se declara feminista. La polémica exalcaldesa de Huechuraba volvió al ruedo con el apoyo de Matthei: y juntas, otra vez, se encuentran en una vereda opuesta a Lavín.

1.- La oferta de Matthei

Fue en diciembre 2020 que Evelyn Matthei llegó hasta la casa de Carolina Plaza para hacerle una propuesta: que postulara como concejala en Providencia para las elecciones municipales del 2021 y que, si lograba una alta votación, Matthei se jugaba por ella para que la sucediera en el cargo en caso de que la actual edil terminara compitiendo por el sillón presidencial. Dos días le dio Matthei para decidirse, los que Plaza aceptó, plan que ayer, miércoles 5 de mayo, marcó uno de sus últimos pasos: salir a volantear juntas. 

Pero las cosas se enredaron justamente esta semana. Lavín tiene a la directiva de la UDI casi convencida de que es mejor llegar a la primaria de Chile Vamos sólo con un candidato: él. Esto, con el objetivo de evitar una dispersión de votos y porque, a su juicio, no es Matthei la persona más competitiva para una segunda vuelta contra Pamela Jiles o Daniel Jadue, sino él. Y Matthei le rebate tajante al decir que no hay ninguna encuesta que afirme que ese candidato competitivo sea sólo Lavín. Para Plaza el asunto es sencillo: sacar a la alcaldesa de Providencia de carrera, “en los tiempos que corren -dice- es antidemocrático”.    

Así, la exjefa comunal de Huechuraba aclara ahora que la oferta de Matthei nunca fue que su apoyo en la sucesión fuera cuando la actual edil sólo decidiera ser candidata presidencial, sino que la propuesta apuntaba a la eventualidad de que Matthei llegue a ser electa presidenta. 

¿Y si Matthei deja el municipio para ser ministra de un eventual gobierno de Lavín? Plaza dice que no lo hablaron abiertamente, pero que también es un escenario posible.

2.- Cuando la justicia estuvo detrás

El escándalo fue intenso y Carolina Plaza, entonces emblemática alcaldesa UDI en Huechuraba, colapsó. La Contraloría sacó en abril de 2008 un duro informe cuestionando los contratos que la empresa Gestión Municipal Avanzada (GMA) mantenía con el municipio respecto a un servicio llamado Ficha Vecino y un Sistema de Información Georeferencial -para algunos programas destinados solamente para fines electorales pagados por el municipio- que era de propiedad de un funcionario del municipio, Iñaki Busto, operador de la UDI y cercano a Plaza. 

La concejala PS de entonces, Camila Benado, llevó el asunto al ente contralor, ofensiva que terminó en una denuncia ante el Ministerio Público que desencadenó una bullada investigación por corrupción que se ventiló en los medios por casi dos años.

Pese a que la arista judicial terminó en 2009 con la solicitud de “no perseverar” por parte del fiscal José Manuel Ramírez, el terremoto político que generó en el gremialismo todavía es recordado como un hito. Plaza apuntó contra Isaac Givovic, yerno de Lavín y funcionario del municipio, en él descansó las supuestas irregularidades ocurridas en Huechuraba, desatando una ola de desencuentros con el entonces candidato a senador en Valparaíso.  Lavín terminó públicamente poniendo “las manos al fuego” -así lo dijo- por el marido de su hija Asunción.  La trama implicó declaraciones, querellas, exigencias de perdón y una teleserie que hoy anota un nuevo capítulo: Plaza volvió al terreno de las campañas aspirando a concejala en Providencia e invitada por Matthei. La alcaldesa pretende apoyarla en caso de que su camino a La Moneda se despeje. Pero justamente Joaquín Lavín está por echar por tierra esos planes al activar su ofensiva para sacar a Matthei de carrera. 

3.- Se querella contra Lavín, pero luego le pide disculpas

Cuando la arista judicial se extinguió, Carolina Plaza interpuso una querella en contra de Joaquín Lavín -noviembre de 2009- en la que pedía para el municipio de Huechuraba $2 mil millones de indemnización: $500 millones por “daños emergentes” en relación a los gastos en fotocopias, horas hombres, papelería, telefonía, horas extras y otros; y $1.500 millones  por daño moral de la persona jurídica, Municipalidad de Huechuraba. 

La exedil estaba dolida con el líder de la UDI porque éste, en medio de la trama GMA, despachó una frase que encendió todavía más la polémica: “Lamentablemente se descubrió que la corrupción no es sólo patrimonio de la Concertación y que también hay corrupción en municipios de la UDI (…) Me refiero a Huechuraba”, dijo Lavín el 18 de mayo de 2018. Plaza exigía por esto que Lavín le pidiera disculpas, porque con esas declaraciones avalaba las acusaciones contra su administración. Lavín terminó acogiendo la petición en agosto de 2010, cuando ya era ministro de Educación y lo hizo a través de una carta a la directiva UDI. 

Plaza se desistió de la querella a partir de esa carta y con el correr de los años le bajó un arrepentimiento que terminó con ella misma pidiendo disculpas.  

“Yo le pedí perdón y también le agradecí por esa experiencia que fue muy, muy difícil”, dice hoy Plaza a The Clinic. “He aprendido en mi proceso personal que uno siempre debe pedir perdón cuando no entrega lo mejor de sí por diferentes razones. Ahí, en esa crisis, el ego tuvo un rol prioritario y excesivo que hizo que quizás hiciéramos daño sin querer a mucha gente por un tema que terminó muy confundido. Yo necesité cerrar con él”.

4.- Preparada para morir

“Me preparé para morir literalmente”, dice Plaza en relación a tres enfermedades que tuvo tras salir de la política en 2011. Un cáncer a la tiroides la tuvo mal, episodio que además la llevó a incursionar en terapias alternativas de sanación a través de medicina holística, hasta lo plasmó en un libro editado por Caligrama y llamado “Mirar desde tu corazón”. 

En sus polémicos años de alcaldesa, Plaza fue bautizada como la Lady Di de Huechuraba. Hoy en cambio medita, hace trabajo de autoayuda, realiza live terapéuticos y forma parte de agrupaciones dedicadas al trabajo holístico. Esta medicina es definida como el conjunto de terapias alternativas que tienen como fundamento sanar de manera íntegra a la persona, tanto en el cuerpo, como en la mente y el espíritu. Distintas disciplinas se usan como vehículo: acupuntura, homeopatía, fitoterapia, arboterapia, aromaterapia, entre otras. Plaza se han perfeccionado en algunas.     

5.- Fue Sernameg pero no es feminista

El 14 de septiembre de 2011, pese a haber sacado una abrumadora mayoría en su tercera reelección en 2009 con casi el 60% de los votos (16 mil 500 votos de un total de 28 mil), Plaza aceptó dejar la alcaldía en Huechuraba e incorporarse a la División de Organizaciones Sociales, dependiente del Ministerio Secretarí­a General de Gobierno en el primer gobierno de Sebastián Piñera. 

Su salida dinamitó sus relaciones personales en Huechuraba. Porque los integrantes de su equipo, el que la acompañó durante la crisis judicial y con quienes empujó después, según decían, “con épica” su reelección en medio del escándalo, se sintieron abandonados a medio camino. 

Sin embargo, en la DOS duró solo dos años y en 2013 decidió dejar la política y emprender  su camino holístico.

Cinco años después, en septiembre de 2018, la exalcaldesa otra vez se asomó a la política, pero ahora a un ministerio sectorial, como subdirectora de Sernameg. Ese cargo lo ejerció hasta el 2020, año en que se convirtió en la directora de esa entidad. Pero su paso por ahí no incrementó un feminismo en ella, y todavía se describe como una persona que no es feminista. 

“No sé si feminista, pero sí, claramente, de visibilizar que nos necesita la democracia, nos necesita la sociedad, pero nos necesita con todos estos sentidos, con todas nuestras habilidades y con toda nuestra potencialidad”.

-¿Por qué no feminista entonces si el feminismo es igualdad parte de lo que descrieb?

-Porque… Bueno, me llevé muy bien con feministas, estuve trabajando con ellas durante más de un año, se portaron súper bien y generamos una unión importante en varios temas. Lo que pasa es que no soy radical. Lo que me interesa y estoy cada día más convencida, algo que es obvio, que así me educaron y me criaron -y es por lo que he luchado toda mi vida-, es que nosotras tenemos que tener un rol en la sociedad y eso se gana, se trabaja, tiene que ser parte de este cambio cultural. En las generaciones antiguas se nos obligaba a tener un rol. Si una mujer quiere ser jefa de hogar, es tan merecido si es su decisión de manera libre, como alguien que quiera ser profesional o técnico (…) El feminismo en algunas oportunidades se contrapone al hombre, yo creo que nadie está por sobre nadie, nadie tiene el poder de anularte”.  

6.- Volver a la UDI    

La actual candidata a concejala dejó la UDI en plena investigación del caso GMA y, según explican en el gremialismo, fue porque no le dio confianza que la directiva de entonces compuesta por Hernán Larraín y Darío Paya le darían su apoyo en plena disputa con Joaquín Lavín. Se fue de la UDI acusando que a esa mesa gremialista le faltó “coraje y liderazgo” para enfrentar la crisis.  

En noviembre de 2010, Carlos Larraín, entonces timonel RN, la recibió con los brazos abiertos para que firmara por ese partido, cosa que ocurrió. Pero el naipe electoral para seguir en la alcaldía de Huechuraba -un objetivo declarado en su ingreso a las filas de Renovación- no se abrieron para Plaza y cuatro años después, en 2014, también abandonó ese colectivo al que llamó inicialmente “mi nueva familia”. 

Hoy la aspirante al Concejo en Providencia militaría en la UDI de no haber sido porque su inscripción como candidata se hubiera visto enredada si fichaba por su partido antes de postular. Por eso, según explica, en cuanto termine la elección municipal del 15 y 16 de mayo próximo, pase lo que pase, volverá a ser una militante UDI.     

Comentarios
Sabía ud que... En una cita a ciegas esperamos hallar el amor a primera vista. -------------------------------- Sabía ud que... Leandro en inglés se dice readandro. -------------------------------- Sabía ud que... Spielberg es fan de Schiappacasse, y Brian, de Palma. -------------------------------- Sabía ud que... La uberculosis es una enfermedad que ataca los pulmones de los choferes de aplicación. -------------------------------- Sabía ud que... La palabra “estadio” tiene todas las vocales excepto la U. --------------------------------