Prohibición de plásticos de un solo uso

FOTO: HANS SCOTT / AGENCIAUNO

Será Ley: Congreso despacha proyecto que prohíbe plásticos de un solo uso en alimentos

Entre los alcances de la ley aprobada en Comisión Mixta se encuentra la prohibición de bombillas plásticas, además de multas para quienes entreguen plásticos no certificados o no retornables.

Este jueves la Cámara de Diputados aprobó de forma unánime en Comisión Mixta el proyecto de ley que busca limitar la venta de plásticos de un solo uso para alimentos, con el fin de reducir la producción de este material.

La iniciativa había sido aprobada originalmente con algunas modificaciones, por lo que las diferencias con el Senado fueron resueltas en la Comisión Mixta y aprobada por unanimidad con 121 votos, siendo despachada al Ejecutivo para que la promulgue como ley de la República.

La normativa, que consta de diversos ejes, promueve la concientización de los consumidores además de establecer sanciones a quienes realicen la entrega indebida de contenedores plásticos sin certificación con multas que van desde los $51 millones de pesos.

De esta forma se establece que estará prohibida la entrega de productos en establecimientos de productos de “un solo uso” cualquiera sea el material del cual estén compuestos.

Por otro lado, para aquellos que busquen consumir fuera del local, es decir, comprar y llevar, solo se permitirá la entrega de botellas retornables y productos de un solo uso cuyos material no sea plástico.

En el caso de productos de un solo uso como vasos, tazas, pocillos, envases de comida preparada y tapas que no sean de botellas, estos solo se podrán entregar si tienen un plástico certificado para ello. Esto corresponderá al compuesto total o parcial de la materia producida a partir de recursos renovables.

Sin embargo, una de las medidas más relevantes que las bombillas, revolvedores, cubiertos (tenedor, cuchara y cuchillo), palillos y plásticos de un solo uso se encontrarán prohibidos.

Se estableció que por cada botella plástica desechable que se comercialice sin la certificación correspondiente, se aplicará una multa, a beneficio municipal, de entre 1 a 5 UTM (es decir, entre $51.500 a $257.500 aproximadamente).

Comentarios