Ilustración: Patricio Vera.

Redacción del reglamento, traslados, quién asume la presidencia: Los nudos que tendrá la Convención Constituyente en sus primeros días

Facilitar la participación de Pueblos Originarios, ayudar a los constituyentes que tengan personas a su cargo y costear los traslados y alojamientos de los equipos. Estos han sido algunos de los temas que todavía no se zanjan a pocos días de la primera sesión de la Convención Constituyente. Aunque todavía no se definen los mecanismos, las distintas bancadas se encuentran conversando estas propuestas: mientras un grupo de constituyentes autoconvocados ya ha analizado varios de estos puntos, en la derecha tendrán reuniones durante estos días para llegar alineados al domingo.

Hay certeza total sobre los 155 jugadores en cancha, sobre el lugar y el tiempo por el que jugarán. Pero, a cinco días que comience a sesionar la Convención Constitucional, lo cierto es que todavía hay muchas dudas sobre el reglamento del juego. 

Todavía falta por establecer gran parte del funcionamiento de la instancia: si sesionará por comisiones, las facultades que tendrá la presidencia, si la mesa contará con varias vicepresidencias, y varias otras incógnitas. 

A pesar que son definiciones de carácter administrativo, varios constituyentes y expertos apuntan a que juegan un rol vital para el correcto funcionamiento del órgano.  El docente de la Universidad Diego Portales, Claudio Fuentes, afirma que los constituyentes, primero, deben elegir y definir cómo se va a redactar el reglamento. Un punto clave es que durante las primeras sesiones este no existirá, por lo que, muy probablemente, se cree una comisión para redactarlo.

Edificio del ex Congreso Nacional. Foto: Agencia Uno.

En segundo lugar, deben definir un comité externo de asignaciones y el mecanismo por el que se van a relacionar con la Presidencia. En caso que estimen necesario un suplemento presupuestario, tienen que tener un mecanismo entre ambas partes, advierte Fuentes.

“Lo tercero tiene que ver con definir algunas decisiones administrativas de corto plazo, por ejemplo, qué va a pasar en la transición en la que todavía no va a haber un reglamento pero tienen que entregar dinero a la gente. Probablemente, durante el primer mes no exista un reglamento pero va a tener que funcionar de todas formas la Convención”, señala el cientista político.

***

Durante los últimos días, se han empezado a mover algunas piezas. El viernes, un grupo de 80 constituyentes -que abarcan desde la Lista del Pueblo a Independientes no Neutrales, pasando por Apruebo Dignidad y Unidad Constituyente- se reunió por primera vez para discutir estos temas iniciales. 

El pasado domingo volvieron a sesionar y, en esta ocasión, fueron 91 los constituyentes que asistieron. Si bien son varios los puntos que esperan dejar zanjados estos días (hoy martes tienen una tercera reunión para llegar a acuerdos sobre varios temas no resueltos), ya hay certezas sobre varios puntos que ellos calificaron como “urgentes”. 

A través de una carta que enviaron a la Secretaría General de la Presidencia (Segpres), el grupo realizó una serie de peticiones para la instalación de la Convención. 

Entre esas, se encuentran aceptar las solicitudes realizadas por los representantes de Pueblos Originarios en cuanto a respetar y facilitar la realización de ritos simbólicos el día de la sesión inaugural; no disponer de anillos de seguridad el día 4 de julio para facilitar el acceso de la ciudadanía a las inmediaciones del ex Congreso; extensión de los cuidados no sólo a los convencionales sino también a personas que puedan tener a cargo, como niños o adultos mayores; extender la figura del convencional a sus equipos de trabajo en materia de traslado, alojamiento y permisos sanitarios. 

Al respecto, Ignacio Achurra (CS), constituyente miembro de la comisión organizadora de “Constituyentes [email protected]”, sostiene que “se ha planteado tener una particular atención con las necesidades de los Pueblos Originarios -que son cuestiones que Chile ha suscrito en convenciones constitucionales- y que creemos que requiere un trato especial. Creemos que es necesario considerar un aspecto que nosotros queremos instalar en la convención completa, que tiene que ver con las labores de cuidado de los constituyentes, y es por eso que definimos un formulario que estamos haciendo circular entre los constituyentes para poder tener un catastro de quienes tengan, por ejemplo, adultos mayores o niños a su cuidado”.

En esa misma línea, Achurra sostiene que este martes seguirán tratando estos temas relacionados al reglamento y a otros aspectos: “Trataremos el tema de la ceremonia propiamente tal, es decir, el modo en el que se realice el proceso de investidura. Hay bastante coincidencia en que no debiera haber un juramento o una promesa, sino una aceptación del cargo, pero también queremos hablar de las simbologías que debieran estar presentes ese día. Y se establecieron una serie de comisiones de trabajo para llegar con posturas a esta nueva reunión en temas como los presos de la revuelta, que es un tema de preocupación transversal en el grupo de constituyentes”.

***

A pesar de que hay más de 90 constituyentes que se han reunido y tienen algunos lineamientos sobre cómo llegar a las primeras sesiones, las otras bancadas también están moviendo sus fichas. 

El pasado sábado, todos los constituyentes representantes de Pueblos Originarios solicitaron la renuncia del secretario ejecutivo de la Convención Constituyente, Francisco Encina, y denunciaron una serie de situaciones en las que no se les ha escuchado. Por ejemplo, la Machi Francisca Linconao acusó que no se estaba considerando a su Zugu Machife y a su Yancan dentro de la ceremonia de investidura, quienes, indica ella, son parte de su rol como autoridad ancestral.

Afirman que respecto a sus peticiones, “Francisco Encina mostró una falta de voluntad en el cumplimiento de compromisos adquiridos en reuniones previas con el ministro y el subsecretario de la Segpres, demostrando su falta de capacidad de diálogo intercultural, preparación técnica y desconocimiento en materia de interculturalidad y respeto a los derechos de primeras naciones”.

Agregan que, “finalmente, y fuera de todo plazo razonable, se comunicó la negativa a todas nuestras peticiones por parte del señor Encina, corroborando su nulo compromiso por cumplir con los estándares mínimos garantizados de participación de las primeras naciones en el proceso constitucional”.

A través de su cuenta de Twitter, el propio Encina se refirió al inicio de la Convención. Aunque no se refirió en particular al emplazamiento de los representantes de pueblos originarios, afirmó que “con el objetivo de apoyar la petición manifestada por los representantes de los pueblos originarios, coordinamos también su traslado a la Región Metropolitana con algunos días de antelación, para que puedan participar de una actividad solicitada por ellos al PNUD”.

Encina añadió que “el 75% de los convencionales constituyentes provenientes de diferentes regiones del país ya tienen coordinado su traslado, alojamiento y comidas para asistir a la primera sesión. Para final del día, esperamos tener a todos los convencionales coordinado en idénticas condiciones”.

¿Y la derecha? Fuentes cercanas a la bancada que reúne a constituyentes de Vamos por Chile y a independientes aseguran que se han reunido y que mantienen una comunicación fluida, pero que no han discutido estos temas de instalación de la Convención. Del mismo modo, aseguran que durante esta semana deberán dejar zanjados estos temas.

El Gobierno se contacta con los constituyentes electos para su primera sesión
El Gobierno se contacta con los constituyentes electos para su primera sesión

Ruggero Cazzio, constituyente de RN, afirma que “me parece que la ceremonia del 4 de julio sea lo más republicana posible. No hay que olvidar que estamos en pandemia y que, por lo tanto, todas las peticiones de traer acompañantes hay que tomarlas con cuidado porque ya se están haciendo excepciones para que nos podamos reunir, y no podemos dar señales equívocas a un país que está cumpliendo con cuarentena y restricciones sanitarias desde hace tiempo. Si queremos construir un Chile sin privilegios, tenemos que dar el ejemplo”.

En esa misma línea, advierte que “nos preocupa que algunos estén pidiendo más recursos en circunstancias que todavía ni siquiera empieza a funcionar la convención. Y, para mí, la prioridad es que haya un reglamento. Sin un reglamento y sin un cronograma de trabajo de la convención, no tiene sentido estar pidiendo recursos”.

***

Un último tema que se está zanjando estos días es la presidencia de la convención. La semana pasada, la bancada de representantes mapuche ratificó que su candidata a presidir la convención es la académica y lingüista Elisa Loncon. El Frente Amplio se plegó a esta candidatura e incluyó a Jaime Bassa para la vicepresidencia.

De momento, el único nombre para presidir la convención que ha circulado a viva voz es el de Loncon. Las distintas bancadas han afirmado que la presidencia es el tema que se ha evitado tocar en las reuniones. Cabe recordar que la presidencia se elige por mayoría simple, por lo que con 78 votos, Loncon se convertiría en la presidenta de la Convención.

Elisa Loncón.

Y, aunque no se ha debatido públicamente, quienes han manifestado su apoyo a ella esperan sumar apoyos durante esta semana. En tanto, fuentes cercanas a la derecha afirman que en estos días habrá novedades sobre el nombre que respaldarán. 

Algo que sí tiene más apoyo transversal en este momento es la ampliación de la composición mesa. En el grupo de Constituyentes [email protected] hay bastante apoyo a esta idea. Buscan incluir, por ejemplo, más vicepresidencias en el reglamento, de modo que la mesa cumpla con criterios de paridad, representantes de regiones, pueblos originarios, entre otros.

Comentarios