Los dirigentes de Unidad Constituyente asumen que no tienen forma de filtrar el padrón electoral respecto de militantes de partidos de otras coaliciones.

Cuarto retiro, indulto a los presos del Estallido y aborto libre: las escasas diferencias entre Narváez, Provoste y Maldonado en su primer debate presidencial

Los abanderados de Unidad Constituyente -Paula Narváez (PS, PPD, PL y NT), Yasna Provoste (DC) y Carlos Maldonado (PR)- se enfrentaron en un tibio primer debate de cara a la consulta ciudadana del 21 de agosto, donde se definirá la candidatura presidencial de la coalición. Los tres candidatos coincidieron en casi todo, diferenciándose apenas de un eventual cuarto retiro de fondos de las AFP, aborto libre y el proyecto de indulto a los presos del Estallido Social. Además, los candidatos se desmarcaron de los últimos 30 años de ex Concertación -periodo en el cual todos fueron autoridades de gobierno-, apuntando a la derecha, la Constitución de 1980 y al Tribunal Constitucional como factores que habrían frenado las transformaciones. “Esto es lo más complejo para esta coalición, desmarcarse de representar a los mismos de siempre”, previene la politóloga Javiera Arce.

La consulta ciudadana de Unidad Constituyente -que será el 21 de agosto- para definir la candidatura presidencial para noviembre, comenzó a tomar forma. Luego de la inscripción de las candidaturas el jueves pasado, las abanderadas -Paula Narváez (PS, PPD, PL y NT), Yasna Provoste (DC) y su par Carlos Maldonado (PR)- participaron en su primer debate a las 8:00 AM de este lunes, a través de Radio Cooperativa.

Spoiler. En la hora y media que los otrora ex ministros de Michelle Bachelet tuvieron para mostrar sus propuestas, no lograron marcar grandes diferencias entre ellos y fueron enfáticos en decir que, a pesar de que habían sido parte de los gobiernos de los criticados últimos 30 años, ellos siempre fueron agentes impulsores de transformaciones. 

Carlos Maldonado, por ejemplo, hizo un mea culpa en la gestión post dictadura de su sector, por mantener una política de acuerdos con la derecha, lo que habría evitado cambios estructurales. Por su parte, tanto Narvaez como Provoste señalaron a la Constitución de 1980 y al Tribunal Constitucional como los factores que evitaron los cambios profundos que, ahora sí, prometen impulsar.

Para el analista político Axel Callis, el debate fue “poco convocante en términos de diferenciación. Parecía más bien una exposición en grupo, sin diferencias y sin matices, con un diagnóstico bastante compartido”, a lo que agrega como crítica: “yo pensé que iba a ver gente arriesgando y vi a personas que jugaron como si fueran en la punta, y van tercero o cuarto”.

Para la cientista política e integrante de la Red de Politólogas, Javiera Arce, el problema del debate está en que no todos los candidatos tienen un programa listo para confrontarse. “Yasna (Provoste) tenía razón en que le habían hecho una encerrona, porque todavía le falta tener propuestas más acotadas, pero fue muy superior en el tono y en la comprensión de los temas de forma más integral. Paula Narváez también estuvo bien preparada”. Para el caso del candidato Radical, Arce dice que “está improvisando, creo que sus propuestas son bastante débiles y su desempeño fue bastante pobre”.

A continuación hay algunos detalles donde se asomaron algunas diferencias, sobre todo por parte del candidato Radical.

Cuarto retiro de las AFP: Única diferenciación 

Cuando los candidatos fueron consultados si apoyan la idea de un cuarto retiro del 10% de los fondos de AFP -proyecto de ley actualmente tramitado en la Cámara-, hubo tres posturas claramente marcadas. La abanderada socialista sostuvo que “no estoy a favor del cuarto retiro y yo sé que esto es sumamente impopular, y sé también que probablemente va en contra de algunos parlamentarios de mi sector”, contrariando así la simpatía que genera la iniciativa al interior de la bancada PS, donde uno de sus integrantes, el diputado Marcos Ilabaca, adelantó que impulsará su tramitación desde la Comisión de Constitución de la Cámara, instancia que él preside, a partir de próximo miércoles 11 de Agosto. “No podemos continuar dilapidando los fondos de los trabajadores”, agregó, reconociendo que en su minuto los retiros de los ahorros previsionales fueron necesarios ante la acotada ayuda social implementada por el Ejecutivo.

El cuarto retiro del 10% de las AFP fue el único punto en que los tres candidatos tuvieron diferencias. Paula Narváez se mostró en contra del proyecto, Yasna Provoste dijo que lo aprobaría solo si es que el gobierno no extiende el IFE y Carlos Maldonado se mostró a favor diciendo que “si estamos en estado de catástrofe, todas las formas de ayuda son válidas”

En tanto, la presidenta del Senado y candidata de la DC, Yasna Provoste, condicionó su apoyo al proyecto adelantando que “votaré por un cuarto retiro si el Gobierno no extiende el Ingreso Familiar de Emergencia que propusimos en los mínimos comunes, para poder entregar recursos a los que más lo necesitan”. 

El único que se mostró plenamente a favor de un cuarto retiro fue el ex ministro de Justicia y candidato presidencial del Partido Radical, Carlos Maldonado. “He conocido a muchas personas que los fondos de AFP han sido el único alivio que han tenido para respirar durante la pandemia en materia económica”. Por esto, Maldonado dice que “si estamos en estado de catástrofe, todas las formas de ayuda son válidas”.

Aborto libre: Narváez y Maldonado se desmarcan de Provoste

Luego de una ronda de preguntas sobre propuestas para mejorar la educación en Chile, los candidatos tuvieron tres minutos para abordar el tema con mayor libertad. Ese momento fue aprovechado por Carlos Maldonado para referirse al aborto, mencionando su postura favorable en las etapas iniciales de su gestación: “El Estado debe proveer la educación sexual temprana y adecuada, pero además debe proveer asistencia médica gratuita y segura en caso de que la mujer, en su pleno y exclusivo derecho, sin intervención de terceros, decida interrumpir el embarazo”, dijo. Luego de exponer su raciocinio, el mismo Maldonado previno: “Ahí yo creo que hay una diferencia”.

El tema no fue abordado en profundidad ya que, luego de la intervención de Maldonado, se acabó el tiempo para seguir la discusión. Pero, al final del debate, la periodista Paula Molina recalcó que no se habían expuesto muchas diferencias, excepto por la intervención de Maldonado sobre el aborto. Aquí, Paula Narváez aprovechó la situación para profundizar en su postura. 

Primero, la candidata hizo énfasis en que su trayectoria política y profesional ha estado concentrada en los Derechos Humanos de las mujeres, para mostrarse a favor del aborto declarando que “por supuesto que comparto la idea de que los derechos sexuales y reproductivos están en el centro y el derecho de las mujeres a decidir sobre su propio cuerpo me parece una situación fundamental. El cambio del sistema neoliberal tiene que ver también con cambiar el sistema patriarcal”.

Provoste, en tanto, evitó meterse en esta área chica: no hubo comentarios al respecto.

Indulto a los Presos de la Revuelta: Mesa de diálogo y ayuda a las Pymes

Los representantes de Unidad Constituyente fueron consultados por su postura respecto de un eventual indulto a quienes cayeron presos durante el Estallido Social y que hoy se mantienen en prisión preventiva. 

En este punto, Yasna Provoste destacó su firma en el proyecto de indulto que se tramita en el Senado, diciendo que “ha logrado colocar sobre la discusión el uso abusivo de la prisión preventiva. Creer que todos los que están en prisión preventiva están vinculados con situaciones violentas, eso no es efectivo. No descartamos la posibilidad de que el gobierno, y hemos hecho una invitación para esto, convoque a una mesa con personas que den garantía a las víctimas y nos permita garantizar una salida política a este problema”, sostuvo.

Tanto Provoste como Narváez se mostraron a favor del indulto a los presos del estallido social. Sin embargo, la socialista criticó la propuesta de la senadora para que el Gobierno convoque a una mesa de diálogo para abordar el tema. Madonado, por su parte, mostró un matiz pidiendo que en el proyecto se incluya una reparación para las pymes afectadas por la violencia.

Carlos Maldonado tuvo complementó con un matiz, diciendo que este proyecto de indulto también debe considerar reparación para las personas que perdieron sus pymes por los saqueos y hechos de violencia. “Se deben ver todos los temas de forma integral relacionados con el Estallido Social y que no estemos unos preocupándonos de un sector y otros de otro sector”.

En este punto, Narváez se mostró en desacuerdo con la mesa de diálogo propuesta por Provoste convocada por el Gobierno. “Tengo mis dudas de que el actual gobierno esté a disposición de hacer una cosa como esa, porque ha demostrado que no está dispuesto a un diálogo verdadero”. Además, volvió a mostrarse a favor del indulto diciendo que “ha habido un trato discriminatorio para aquellos que han estado privados de libertad. Por lo tanto, creo que avanzar hacia una idea de indulto es una salida de carácter político y que desde el punto de vista jurídico se tiene que tener en consideración”.

Los 30 años: desmarque transversal

Algo que promete ser una constante en lo que resta de campaña para los tres candidatos del bloque, es su participación en los gobiernos de la ex Concertación, periodo histórico criticado durante la revuelta del 18-O. A pesar de haber sido partícipes en administraciones de la coalición de centro izquierda, los candidatos dieron varias señales para desmarcarse de las críticas a esos gobiernos, a partir de una pregunta formulada por los radioescuchas de Cooperativa.

Por ejemplo, Paula Narváez mencionó que “hay quienes creemos que hay cosas en las que se pudo haber avanzado con mayor decisión. Obviamente el marco normativo constitucional del 80 ha sido una camisa de fuerza cada vez que hemos querido introducir mayor solidaridad y garantía de derechos sociales”, dijo la ex vocera de Michelle Bachelet en su segundo gobierno. 

Yasna Provoste siguió en la línea de su par socialista, diciendo que “efectivamente la Constitución de la dictadura nos hizo pensar que Chile podía ser un país integrado a través del mercado. Algunos de los nuestros se acomodaron al sistema neoliberal y nosotros estamos por un sentido distinto”, aseguró la ex ministra de Educación en el primer gobierno de Michelle Bachelet. 

Por último, Carlos Maldonado, ex ministro de Justicia en la primera administración de Michelle Bachelet, criticó que “los cambios fueron vetados por la derecha en el parlamento (…) una política muy de acuerdos con la derecha evitó avanzar en cambios sociales”, afirmó.

Para la politóloga Javiera Arce, en el desmarque respecto al pasado concertacionista, fue Yasna Provoste quien destacó por apuntar a quienes se habían “acomodado” en los años de transición a la democracia. 

“Los electorados están muy pendientes de la necesidad de una transformación del modelo, y esa transformación no creo que sea una radicalidad en absoluto, sino más bien un modelo socialdemócrata, pero que se atrevan a decirlo. Ahí creo que Yasna fue más allá, cuando dijo que en la Concertación hubo personas que se acomodaron. Ese nivel de autocrítica no lo había visto en la concertación, dijo Arce, advirtiendo: “esto es lo más complejo para esta coalición, desmarcarse de representar a los mismos de siempre”.

Axel Callis, añade una conclusión panorámica. “Aquí nadie ganó, porque fue un latazo. Maldonado tendía a cerrar con propuestas más finas, y las propuestas de Provoste y Narváez me parecieron absolutamente generalistas y muchas veces caían en listas de deseos más que en propuestas concretas”, sentenció.


Comentarios