EE.UU. descarta que el coronavirus fuera diseñado como arma

EE.UU. descarta que el Covid-19 sea un arma biológica: las dos hipótesis que quedan sobre el origen del virus

Las agencias de inteligencia estadounidenses siguen indecisas entre las hipótesis del origen animal y del accidente de laboratorio. Joe Biden acusó a China de ocultar información sobre el primer brote.

Las agencias de inteligencia de EE.UU. descartaron que el virus SARS-CoV-2, causante de la pandemia de COVID-19, fuera diseñado como un arma biológica, según un resumen de un informe que se hizo público este viernes (27.08.2021).

Sin embargo, no ofrecen una conclusión definitiva sobre qué originó el virus, reportado inicialmente en China a fines de 2019. 

“Juzgamos que el virus no fue desarrollado como un arma biológica”, afirman las agencias, que también descartan que el virus fuera el fruto de manipulación genética, como han afirmado sin pruebas sectores conservadores de EE.UU.

Las agencias, empero, están divididas entre dos hipótesis: que el virus pasara de un animal a un humano o que fuera producto de un accidente en un laboratorio. 

Específicamente, cuatro agencias de inteligencia de EE.UU. creen que el virus tiene origen animal, aunque tienen una “confianza baja” en esa idea.

Mientras, otra agencia concluye con “confianza moderada” que el primer contagio fue producto de un accidente en el Instituto de Virología de la ciudad china de Wuhan, donde se detectó la enfermedad por primera vez.

Biden ataca a China

El informe asegura que, para llegar a mejores conclusiones sobre el origen del virus, sería necesaria la colaboración del Gobierno chino, al que acusa de “resistirse” a dar información y de “entorpecer” las investigaciones.

No obstante, pese a las críticas a Pekín, Washington afirma que las autoridades chinas “no tenían conocimiento previo del virus antes del brote inicial”, como han alegado miembros del Partido Republicano sin aportar pruebas.

Joe Biden, decidió encargar a las agencias de inteligencia un informe sobre los orígenes del virus en mayo, después de que se descubriera que varios investigadores del Instituto de Virología de Wuhan se enfermaron en noviembre de 2019 y tuvieron que ser hospitalizados.

Biden recibió el informe completo a principios de esta semana. El documento completo sigue clasificado y este viernes solo publicó un resumen.

Poco después de divulgarse el informe, Biden acusó a China de retener “información crítica” sobre el origen del SARS-CoV-2.

“Existe información crucial sobre los orígenes de esta pandemia en la República Popular de China, pero desde el principio, los funcionarios del gobierno chino han trabajado para evitar que los investigadores internacionales y miembros de la comunidad de salud pública mundial accedan a ella”, dijo Biden en un comunicado.

VOLVER AL HOME PARA SEGUIR LEYENDO MÁS NOTAS DE THE CLINIC

Comentarios