Sebastián Sichel cuarto retiro

Foto: Agencia Uno

Cuarto retiro, la camisa de once varas de Sebastián Sichel: analistas enjuician los costos que tuvo la aprobación del proyecto en el liderazgo del candidato oficialista

El haberse jugado su capital político para que los diputados de la coalición rechazaran el proyecto, sumado a su negativa a transparentar si hizo uso de alguno de los retiros, son factores que-a juicio de los expertos- que dañaron la figura del candidato presidencial del oficialismo tras la aprobación de la iniciativa en la Cámara de Diputados, con 18 votos de parlamentarios de Chile Podemos Más.

“Creemos que están los votos para que sea rechazado el cuarto retiro”, dijo hace dos semanas el ministro Secretario General de la Presidencia, Juan José Ossa, quien ha liderado las negociaciones del gobierno para alinear a los parlamentarios del oficialismo para que rechacen el proyecto. Una proyección que en la tarde del martes 28 de Septiembre fue duramente derrotada.

Una apuesta que fue en una línea similar a la postura expresadas por el candidato presidencial del oficialismo, Sebastián Sichel. Este hizo lo propio –advertencias a los parlamentarios mediante- y puso también sus fichas para que el cuarto retiro no viera nunca la luz.

Hasta la votación misma, realizada la tarde del martes 28 de Septiembre, persistía el suspenso por el alcance que tendría en los diputados de Chile Podemos Más la voluntad del candidato. Pero, finalmente, el proyecto fue aprobado en el hemiciclo por 94 votos a favor, 18 de los cuales fueron del su bloque

Todo se chacreó en el oficialismo: cómo el “Factor Martorell” inclinó la balanza de los diputados RN que votarán a favor del cuarto retiro de las AFP

Así, los diputados oficialistas que se separaron de sus huestes y dieron la espalda al aspirante a La Moneda por su sector, fueron: Pedro Álvarez-Salamanca (UDI). Bernardo Berger (RN). Alvaro Carter (IND-UDI). Nora Cuevas (UDI). Eduardo Durán (RN). Jorge Durán (RN). Ramón Galleguillos (RN). Camilo Morán (RN). Francesca Muñoz (RN). Paulina Núñez (RN). Erika Olivera (IND-RN). Pablo Prieto (IND-RN). Jorge Rathgeb (RN). Rolando Rentería (UDI). Hugo Rey (RN). Frank Sauerbaum (RN). Alejandro Santana (RN). Virginia Troncoso (IND-UDI). 

Rechazo al retiro: “Un error de esos que no se pueden cometer en campaña”

Así las cosas, mientras el cuarto retiro avanza hacia el Senado, el candidato de Chile Podemos Más sufre su primera gran derrota de cara a las elecciones de noviembre. De paso, entrampa aún más la áspera relación que ha mantenido con los partidos del oficialismo, a quienes llamó a votar disciplinadamente para enterrar el proyecto.

“Desde un principio esta fue una muy mala jugada”, afirma el decano de la Facultad de Ciencia Política de la Universidad Central, Marco Moreno, sobre la decisión de Sichel de asumir el bloqueo al cuarto retiro como un tema central de su campaña. “Fue un error de esos que no se pueden cometer en campaña porque son los que terminan haciendo perder una elección”, agrega el analista, categórico.

Marco Moreno, decano de ciencia política de la UCEN, cree que de haberse rechazado el proyecto, Sichel también se habría visto afectado por oponerse a una medida que sigue teniendo un apoyo amplio en la ciudadanía.”

Una jugada que estaba destinada al fracaso desde todo punto de vista, a juicio del politólogo. Así, Moreno cree que de haberse rechazado el proyecto, Sichel también se habría visto afectado por oponerse a una medida que, si bien ha sido duramente criticada por los economistas, sigue teniendo un apoyo amplio en la ciudadanía.

En tanto, para el decano de la Facultad de Ciencias Sociales de la Universidad Autónoma, Tomás Duval, lo que deja al descubierto la aprobación del proyecto, es la incómoda relación del candidato con los partidos que sustentan su candidatura: “El efecto del cuarto retiro deja en evidencia que tiene un problema de relación política con la coalición que lo apoya y ese es el escenario que debe resolver de manera urgente”, advierte Duval.

Moreno, por su parte, afirma que el capital político con el que queda el candidato tras esta derrota, a casi cincuenta días de los comicios presidenciales, “quedó muy afectado porque él había apostado (por el rechazo del proyecto) y la señal que había mandado, desde un punto de vista de la comunicación política, era que él iba a lograr alinear a los parlamentarios de su sector por el rechazo”.

Por la misma línea, el analista advierte que el capital político de Sichel ya venía mermado desde los días previos, producto de la negativa que ha tenido el candidato para responder si ha hecho uso de los anteriores retiros de los fondos de pensiones o no. Un rechazo a transparentar este punto que lo sustentó en una frase que fue caricaturizada en las redes sociales: “No voy a caer en ese debate moral“, dijo.

“Sichel dejó instalada la duda, porque hasta ahora no ha dicho que no ha retirado alguno de los 10%. Si no lo hubiera hecho, probablemente lo hubiera dicho con mucha claridad. Pero deja instalada la duda y en política cada vez más las formas son el fondo. La forma en que él ha intentado responder a esta pregunta es lo que abre el cuestionamiento y la sospecha, tal como ocurre con su función como lobista de una empresa norteamericana”, sentencia el analista, quien recuerda cómo la negación que hizo el candidato en el primer debate presidencial sobre su pasado laboral en empresas de lobby, fue ampliamente desmentido en los días posteriores.

“Me llamó para interceder por una autopista concesionada”: El pasado de Sichel como alto ejecutivo de una empresa de lobby

En tanto, el filósofo y analista político Oscar Godoy, separa las consecuencias que esta votación podría tener para el candidato respecto de los costos que deberán asumir los partidos de la coalición. En este sentido, su juicio es más amable con el ex ministro: “No creo que esto le cause daño a Sichel”, dice.

“El gobierno y Sichel sufrieron una gran derrota porque un grupo de sus parlamentarios no siguieron una línea coherente con la política del gobierno y con las propuestas del candidato presidencial oficialista. Eso le hace daño a ellos, porque estas cosas tienen un costo” agregó Godoy, militante de Evópoli, quien precisa que las consecuencias serían un castigo que la ciudadanía aplicaría en las urnas en las próximas elecciones hacia los partidos y los descolgados legisladores.

Fuentes del comando del ex presidente de Banco Estado insistieron en culpar a los partidos del oficialismo por no alinear a sus parlamentarios. Además, rescatan que el rechazo de Sichel al proyecto refuerza su coherencia ante el electorado.

Una lectura coincidente con lo que anoche transmitían fuentes del comando. En el entorno del abanderado insistían a este medio que el problema fueron los partidos oficialistas que no pudieron alinear a sus parlamentarios. Enfatizando en una presunta ventaja que tendría el abanderado en esta materia al haberse jugado desde un principio contra los retiros, coherencia que el electorado -pese a la popularidad que contiene esta iniciativa- valoraría en la recta final de la campaña presidencial.

“Un acuerdo amplio en pensiones”: la llamada del candidato

“No podemos esperar más”, comenzaba un comunicado difundido por Sebastián Sichel luego de que se conociera la aprobación del cuarto retiro en la cámara de diputados. “La calculadora electoral no puede estar más por sobre el futuro de Chile, de todos depende. Por eso llamo a los otros candidatos presidenciales: sentémonos mañana mismo a buscar un acuerdo amplio en pensiones. Yo y todo mi equipo estamos disponibles”, continuaba el texto. Con este, el candidato emplazó a sus contrincantes, quienes, con excepción de José Antonio Kast, han expresado su postura a favor de los retiros.

Este desesperado llamado, sin embargo, es cuestionado por Marco Moreno, quien menciona que esa convocatoria “no tiene ningún sentido. Lo que intenta él es salvar la situación metiendo a los otros candidatos. Y fundamentalmente distrayendo la atención o el foco de lo importante, que es una derrota política y, por lo tanto, un daño a su candidatura”.

“Con eso él busca que se diluya el efecto en el electorado de derecha, que es el electorado que se le está haciendo más difícil en el último tiempo. Como diciendo ‘son los partidos los responsables porque yo siempre estuve de acuerdo en no aprobar el proyecto’. Pero aquí lo que importa es lo que piensen los ciudadanos y no una elite”, sentencia tajante Moreno.

Tomás Duval cuestionó el llamado de Sichel a otros candidatos por un acuerdo en pensiones: “Ese es un discurso que ya lo hemos visto en la política desde hace mucho tiempo, no solamente a Sichel”.

En la misma línea, Tomás Duval también se muestra escéptico del llamado del candidato: “Él se muestra abierto a buscar los acuerdos necesarios para un nuevo sistema de pensiones. Pero ese es un discurso que ya lo hemos visto en la política desde hace mucho tiempo, no solamente a Sichel”, sentencia. Además, echa luces sobre la verdadera dimensión del problema: “El tema de fondo es que un sector político todavía no sea capaz de establecer una propuesta concreta sobre la cual se construya el futuro de las pensiones”, finaliza el académico.

En tanto, el proyecto de cuarto retiro sigue su tramitación hacia la Cámara Alta. Ahí, a pesar de la incertidumbre, algunos parlamentarios ya se abren -al menos- a evaluar el proyecto.

Así, el senador y presidente de RN, Francisco Chahuán, aseguró que “no va a haber cuarto retiro”. Mientras su par de bancada, Manuel José Ossandón, afirmó por redes sociales: “lo vamos a evaluar y votar con la misma responsabilidad con que ponderamos los tres retiros anteriores”.


Volver al Home para seguir leyendo más notas de The Clinic

The Clinic Newsletter
Comentarios