Víctor Jara

Captura YouTube

Corte elevó condenas contra siete ex miembros del Ejército por el secuestro y homicidio de Víctor Jara

Desde el Poder Judicial explicaron que el "tribunal de alzada elevó la sentencia a los condenados por el delito de secuestro simple al recalificar la conducta a secuestro calificado atendido lo gravedad de los hechos".

La Corte de Apelaciones de Santiago informó este martes 23 de noviembre que elevó las condenas en contra de siete miembros del Ejército en retiro por su responsabilidad en los delitos de secuestro calificado y homicidio calificado del cantautor Víctor Jara Martínez.

Misma decisión se tomó para estas personas por caso del homicidio del director de prisiones, a la fecha, Littré Abraham Quiroga Carvajal, ambos crímenes cometidos en Santiago en septiembre de 1973.

En la sentencia se detalla que “Raúl Jofré González, Edwin Dimter Bianchi, Nelson Haase Mazzei, Ernesto Bethke Wulf, Juan Jara Quintana y Hernán Chacón Soto a penas de 15 años y un día, en calidad de autores de los homicidios, y a 10 años y un día de presidio, como autores del delito de secuestro calificado de ambas víctimas”.

“En tanto, el exoficial Rolando Melo Silva deberá purgar 5 años y un día de presidio, como encubridor de los homicidios, y 3 años y un  día de presidio como encubridor de los secuestros”, añaden según precisaron desde el Poder Judicial.

Asimismo, explican que el “tribunal de alzada elevó la sentencia a los condenados por el delito de secuestro simple al recalificar la conducta a secuestro calificado atendido lo gravedad de los hechos que fueron víctimas y los malos tratos a los que fueron sometidos durante su prisión en el entonces Estadio Chile”.

En el fallo detallan además que “las víctimas fueron secuestradas sin que mediara orden alguna de autoridad competente; luego, fueron mantenidas en precarias condiciones y sometidas a interrogatorios ilegales y maltrato físico permanente entre el 12 y el 15 de septiembre de 1973″.

“Prueba de ello son los múltiples testimonios ya referidos precedentemente, que demuestran en el caso del ofendido Littré Quiroga, que éste presentaba signos claros de tortura, golpes en todo el cuerpo y quemaduras de cigarros, sufriendo repetidas golpizas causadas por patadas de los uniformados y de las culatas de los fusiles que portaban”, añaden.

En tanto, sobre el caso de Víctor Jara, sostienen que “en ese mismo período como visiblemente deteriorado física y anímicamente, con su rostro hinchado con innumerables hematomas, manos ensangrentadas y deformadas, cuyos dedos evidentemente fueron quebrados o fracturados, puesto que se doblaban con facilidad”.

“Fue interrogado ilegalmente y seguidamente sometido a torturas que podían durar toda la noche, incluso se detalla que tenía su mano izquierda lesionada así como su ojo izquierdo, producto de golpes recibidos al regreso de esas declaraciones”, explican.

En esta línea apuntan que las vejaciones sufridas por el cantautor “llegaron a límites inconcebibles como aconsejarle que ‘cantara’ alguna canción a un Teniente de rasgos germánicos, por deseos de sus captores u ordenarle a apoyar las manos en un muro, las que golpeaban sus captores con las culatas de sus fusiles, siendo arrastrado por los mismos soldados hacia otro sector del Estadio Chile, estado que no impedía a que día a día se repitieran los malos tratos”.

Finalmente desde el Poder Judicial detallan que “en el aspecto civil se mantuvo la sentencia que condenó al Fisco a pagar indemnización a los familiares de las víctimas”.

VOLVER AL HOME

The Clinic Newsletter
Comentarios