Secciones

The Clinic Newsletters

Más en The Clinic

The Clinic Newsletters
cerrar
Cerrar publicidad
Cerrar publicidad

Planeta

15 de enero de 2022

Antecesores del Imperio Inca tomaban cerveza y aspiraban semillas alucinógenas

Captura Youtube/Terres Magiques

Investigadores de Dickinson College en Carlisle, Pensilvania (EE.UU), hallaron semillas que mezcladas producen un efecto alucinógeno. Estas pertenecieron a la cultura Wari, que vivió hace más de 1000 años en la Cordillera de Los Andes.

Por

Arqueólogos de Dickinson College encontraron semillas de vilca y molle correspondientes a la sociedad Wari, una cultura predecesora al Imperio Inca que las preparaban para causar sensaciones alucinógenas.

La vilca es un árbol es propia de los valles andinos, puede llegar a medir hasta 2700 metros de altura. El molle también es conocida como ‘pimiento boliviano’ y es usado para la creación de la cerveza.

Este hallazgo sucedió en Quilcapampa, Perú, a 89.5 kilómetros de la ciudad de Arequipa.

Esta civilización es «el primer ejemplo de un estado expansivo en los Andes”, señaló para Matthew Biwer, profesor del Departamento de Antropología y Arqueología de la casa de estudios mencionada.

La cultura Wari habitó en el actual Perú entre el 550 y 1000 d. C. No existen registros de esta cultura, por lo que no se sabe cómo se hacían llamar. Lo único que quedó fueron vestigios de sus hábitos e incluso canales.

Vuelo controlado

La excavación en Quilacapampa corresponde a un asentamiento humano que sólo estuvo una generación, aproximadamente entre 800 y el 850 d.C. En un hoyo encontraron un millón de semillas de molle (Schinus molle), que nacen en un árbol y tiene múltiples usos.

Estas semillas pasan por un proceso de fermentación y sirven para hacer bebidas alcohólicas como cerveza y chicha de molle, que hasta hoy es usada por los cerveceros. El estudio señaló que en las drupas tienen un alto contenido de azúcar, por lo que se podía elaborar una bebida con más alcohol.

No muy lejos de este hallazgo, en un basurero, encontraron semillas de vilca (Anadenanthera colubrina). Es una planta leguminosa que «se usa con fines medicinales como purgante y para tratar infecciones de las vías respiratorias superiores», dice la investigación.

Sin embargo, las semillas de vilca es altamente alucinógenas, pues contiene DMT y bufotenina (ésta en grandes cantidades). Al tragarlas, las enzimas del estómago inhiben el compuesto activo, produciendo un fuerte efecto.

Para evitar «la sensación de vuelo» desproporcionada, los Wari preparaban estas semillas como un rapé y la ingerían por la nariz. Biwer dijo que así se producía “un efecto alucinógeno muy leve y controlado”.

El antropólogo aseguro que esta cultura se expandió por Los Andes hasta antes del Imperio Inca, por lo que los líderes ofrecían experiencias alucinógenas con la mezclas de las semillas, para crear lazos con pueblos vecinos. Estos nexos, explicó Biwer, se hacían mediante fiestas.

La comercialización de esta mezcla, probablemente tuvo sus ventajas, ya que la vilca no crece en Quilcapampa.


Volver al home

Temas relevantes

#Imperio Inca#Perú#Wari

Notas relacionadas

Deja tu comentario