Secciones

The Clinic Newsletters

Más en The Clinic

The Clinic Newsletters
cerrar
Cerrar publicidad
Cerrar publicidad

Cine & Series

24 de mayo de 2022

Más adulta, sangrienta y aterradora: la reacción de la crítica internacional ante la cuarta temporada de Stranger Things

Captura: Netflix

La primera parte de la cuarta temporada tendrá capítulos más largos y una historia más oscura. Su estreno será este viernes 27 de mayo por Netflix.

Por

Las primeras críticas de la prensa internacional sobre la cuarta temporada de Stranger Things, que se estrena el próximo 27 de mayo en la plataforma de Netflix, ya salieron a la luz.

Uno de los elementos más ha llamado la atención de los críticos es la duración de los siete capítulos. Seis de los episodios duran más de 70 minutos y uno de ellos, el final, alcanza un metraje de 98 minutos.

Además, la historia tendrá a los personajes más separados que nunca. Eleven (Millie Bobby Brown) ahora vive en California junto a Joyce (Winona Ryder) y Jonathan (Charlie Heaton).

En Hawkins se quedaron Dustin (Gaten Matarazzo) y Mike (Finn Wolfhard), quienes formarán parte de un nuevo grupo de Calabozos y Dragones: el Hellfire Club, liderado por un traficante de drogas anarquista.

Por otro lado, Lucas (Caleb McLaughlin) se aleja de sus amigos para formar parte de un equipo de básquetbol. En la ciudad también siguen Max (Sadie Sink), Nancy (Natalia Dyer), Steve (Joe Keery) y Robin (Maya Hawke).

Finalmente, estará la trama de Jim Hopper (David Harbour) quien, tal como han mostrado los primeros adelantos, sigue con vida, pero se encuentra prisionero en la Unión Soviética.

La cuarta temporada de Stranger Things: Más adulta, aterradora y ambiciosa

En su reseña para la revista Empire, Sophie Butcher destaca que «la distancia entre los personajes, ya sea geográfica, emocional o ambas, prepara el escenario para la temporada más adulta de Stranger Things hasta el momento».

A su juicio, en cada episodio están marcados los «elementos de oscuridad y terror» que caracterizarán esta nueva faceta de la serie. De hecho, el enigma central consistirá en «encontrar al culpable detrás de una serie de muertes increíblemente violentas e inquietantes».

«El nuevo villano Vecna ​​es una presencia escalofriante al estilo Freddy Krueger; musculoso, con enormes garras y usa tus peores pesadillas como su arma más aterradora», subraya. 

«Esta es la temporada más adulta de Stranger Things hasta el momento». Sophie Butcher, revista Empire

Asimismo, Butcher asegura que la serie también tocará temas como «el alcoholismo, la bulimia, el suicidio y la depresión». «No todo es pesimismo: el brillo ingenioso y nostálgico del programa sigue estando siempre presente, pero la lente más adulta», añade.

Una mirada similar tiene Daniel Fienberg de The Hollywood Reporter. A su juicio, la cuarta temporada de Stranger Things es la «más grande, aterradora y ambiciosa hasta el momento».

El columnista destaca que, en esta historia, El Otro Lado tiene su rol más protagónico y las muertes son cada vez más sangrientas. «Esta es la temporada de Stranger Things más violenta y frecuentemente asquerosa hasta la fecha», sentencia.

Jim Hopper: no se justifica su continuidad

Caroline Framke, en su reseña publicada por Variety, califica la serie como «el programa más grande, amplio y emblemático de la evolución de Netflix». La columnista destaca su valor narrativo y cómo «ha mejorado significativamente su mitología».

Pese a ello, también realiza importantes observaciones, como la inexplicable idea de que Jim Hopper permanezca con vida. A su juicio, algunas tramas de la serie se volvieron «menos convincentes» en la medida que se alejaron de Hawkins.

El caso de David Harbour es paradigmático en este caso, al punto que la columnista tilda su trama como un «lastre» para la serie. «Desafortunadamente, esta temporada no justifica la decisión de mantener con vida a este personaje después de su sorprendente sacrificio al final de la temporada tres», cuestiona.

«Casi todos los cortes de Hopper son un lastre. Desafortunadamente, esta temporada no justifica la decisión de mantener con vida a este personaje». – Caroline Framke, Variety

Sophie Butcher de revista Empire concuerda con esta mirada. A su juicio, el hecho de contar con casi 20 personajes clave obligó a los guionistas a «hacer malabares» y dejar la historia «al borde de la sobrecarga».

«El hilo de Hopper se siente completamente separado, innecesario y apenas en contacto con la tradición del programa, con David Harbour muy infrautilizado hasta ahora», cuestiona. 

Un contrapunto ofrece Kristen Baldwin de Entertainment Weekly. En su reseña, si bien reconoce que no la convenció el giro hacia la «masculinidad tóxica» de Hopper en la temporada anterior, esta vez llama a disfrutar a David Harbour como un «héroe de acción».

Sus críticas apuntan más bien a «algunas alcaparras excéntricas e innecesarias», como algunos diálogos por defecto tontos —que compara con la serie Scooby Doo—. Aunque en general destaca la incorporación de «lugares frescos, personajes nuevos y atractivos, y una expansión gratificante de la mitología».

La reseña más crítica: ¿Stranger Things diseñada por un algoritmo?

La mirada más crítica de la cuarta temporada de la serie la ofreció Ben Travers para IndieWire. En su reseña, calificó la historia como «deprimente y serpenteante», y asegura que «pierde vapor rápidamente».

A su juicio, en esta cuarta temporada de Stranger Things «los personajes se estancan mientras se da prioridad a las piezas de un rompecabezas tosco. Los efectos visuales repetitivos se enfatizan demasiado para enmascarar el impacto emocional que falta». 

«La cuarta temporada a menudo se siente como si estuviera probando al grupo de actores que ya no son niños para ver quién puede cerrar con éxito la brecha entre los pucheros adolescentes y la melancolía adecuada», añade.

«Parece haber sido diseñada para producir buenos datos en lugar de entretenimiento de calidad». – Ben Travers, IndieWire

Además, cuestiona que se presenten los episodios largos como un valor. «Se abandona la estructura episódica, como si los co-creadores Matt y Ross Duffer creyeran que todo su espectáculo debería ser en películas largas, en lugar de solo los episodios finales de largometraje», critica.

Travers concluye que la cuarta temporada de Stranger Things permite hacer preguntas sobre la sostenibilidad de Netflix. Si bien augura un éxito de taquilla, donde la plataforma de streaming podrá «fanfarronear en términos de métricas de espectadores y minutos vistos», también asegura que la serie «parece haber sido diseñada para producir buenos datos en lugar de entretenimiento de calidad».

«El algoritmo, una vez anunciado por gran parte del éxito de Netflix y ridiculizado por ignorar el factor humano, ciertamente se siente presente aquí, ya que cualquier extrañeza restante es usurpada por la fórmula», cierra.

Temas relevantes

#netflix#Stranger Things

Notas relacionadas

Deja tu comentario