Secciones

The Clinic Newsletters

Más en The Clinic

The Clinic Newsletters
cerrar
Cerrar publicidad
Cerrar publicidad

Nacional

6 de junio de 2022

Revelan precios que militares y carabineros cobraban para vender armas robadas de cuarteles: algunas llegaban hasta los 2 millones

Precios que militares y carabineros cobraron en venta de armas robadas AGENCIA UNO

Una serie de investigaciones reveló que varios oficiales realizaron la venta de armas en el mercado negro a sobreprecio. Estas habían sido sustraídas de cuarteles de distintas instituciones de seguridad.

Por The Clinic

Un reportaje de CIPER reveló, tras una sentencia en contra de carabineros y militares, que algunos oficiales se dedicaban a vender armas que eran robadas de distintas dependencias institucionales a sobreprecio en el mercado negro.

El artículo devela cómo se registró una comercialización continúa de un tipo de armamento de fuego. De esta forma se dio a conocer que en los últimos 10 años se registró el robo o desaparición de 38 armas, municiones o explosivos.

Producto de esto, señala el artículo, se ha condenado a cerca de 54 uniformados en procesos en que se investigaba la venta ilegal de armas, según exhibieron las sentencias realizadas por la Corte Marcial a la que tuvo acceso el medio periodístico.

De esta forma, se tomó como antecedente cómo desde el Ejército se reconoció la falta de cuatro subametralladoras del regimiento Rancagua. Estas habrían se ofrecieron en el mercado negro a 700 mil pesos (siendo que su valor original estaba en los 290 mil).

Los valores en el mercado negro

Junto a esto se dieron a conocer los distintos precios con los cuales se comercializaba con el poder de fuego. De este modo incluso se llegó a vender fusiles valorizados entre 1.3 millones y 2 millones por unidad. También se registró en el reportaje que pistolas y revólveres fueron vendidas en 300 mil y 100 mil pesos.

Así, en estas sentencias recogidas por CIPER se llegó a constatar de sobreprecios del 100% e, incluso, del 200% de su precio original. En su mayoría, señala el artículo, se trata de fusiles o subametralladoras, que alcanzaron históricos precios en mercados informales.

Uno de los casos emblemáticos de este robo de armas por militares fue registrado en la población Los Industriales de Arica. Allí, detalla el medio, se descubrió la venta de dos subametralladoras que acabaron siendo comercializadas en 700 mil pesos y otras dos en 500 mil, según reveló un civil implicado en el delito. Se trataba, sin embargo, de un cómplice de un cabo primero, quien había sido el encargado del robo.

Otro de estos ejemplos ocurrió tras el robo de una subametrallazadora UZI de la Subcomisaría de Gómez Carreño en Viña del Mar. De esta forma, se dató que se había sustraído el arma en noviembre de 2018. Un oficio, fechado el 22 de enero de 2019, aseguró que esta tenía un valor de 1.6 millones. Sin embargo, un cabo segundo aseguró a la justicia militar que la había ofrecido a 1.3 millones, aunque otros testigos, según el reportaje, aseguran que en realidad se buscaba vender en 2.2 millones de pesos.

Notas relacionadas

Deja tu comentario