Secciones

The Clinic Newsletters

Más en The Clinic

The Clinic Newsletters
cerrar
Cerrar publicidad
Cerrar publicidad

Política

20 de Septiembre de 2022

Explicaciones por derrota del Apruebo y corrección política ante Israel y Palestina: el primer discurso del Presidente Boric en la ONU en la mirada de expertos en política exterior

Presidente Gabriel Boric en su primer discurso frente a la Asamblea General de la ONU en Nueva York

Recién terminadas las Fiestas Patrias, el Presidente Gabriel Boric arribó a su primera Asamblea General de Naciones Unidas, donde enfocó su primera alocución en esbozar los factores que explican los resultados en el Plebiscito de Salida: "son la expresión de una ciudadanía que demanda cambios sin poner en riesgo sus logros presentes", sostuvo el Presidente en el organismo multilateral. Aquí, The Clinic analiza la exposición del Mandatario bajo el ojo crítico del ex Canciller Heraldo Muñoz, y del otrora director de Cancillería, Carlos Portales

Por Joaquín Abud y Emmanuel ganora

Durante aproximadamente 10 minutos, el Presidente Gabriel Boric intervino por primera vez en la Asamblea General de las Naciones Unidas (ONU) en sus seis meses de mandato. 

Su relato tuvo como principal eje el reciente triunfo del Rechazo ante la propuesta de nueva Constitución emanada de la Convención Constitucional. Probablemente, el hito más relevante del país desde el retorno a la democracia y que concentró mayormente la atención de la comunidad internacional.

Ahí, el Presidente Boric apuntó a dar una señal de humildad. Primero, reconociendo que su opción personal era el Apruebo. Luego, comentó que “algunos han querido ver el resultado del plebiscito como una derrota del Gobierno”, a lo que respondió mencionando que “nunca un gobierno puede sentirse derrotado cuando el pueblo se pronuncia”.

Además, apuntó a uno de los factores la derrota de la opción oficialista como “la expresión de una ciudadanía que demanda cambios sin poner en riesgo sus logros presentes”. En esa misma línea, reconoció que ha aprendido que “representar el malestar es mucho más sencillo que producir las soluciones para esto”.

Para el final de su discurso, habiendo abordado previamente el resultado del referéndum y asegurando que “estoy convencido de que, en el corto plazo, Chile tendrá una Constitución que nos satisfaga y nos enorgullezca”, el Presidente mencionó también la situación de los Derechos Humanos y crisis humanitarias de otros países.

Ahí, hizo un llamado a tener acciones concretas para “detener la injusta guerra de Rusia contra Ucrania”. También abordó la contingencia en Medio Oriente llamando a “movilizar nuestros esfuerzos por detener la violencia contra las mujeres, sea en Irán, en memoria de Mahsa Amini muerta en manos de la policía esta semana, o en cualquier lugar del globo”.

Ya en el terreno de la política exterior, uno de los puntos más esperados tuvo que ver con la crisis histórica entre Palestina e Israel, a propósito del impasse que tuvo el Ejecutivo con el embajador de este último país el pasado jueves 15 de septiembre al no recibir sus cartas credenciales en La Moneda.

En ese contexto, Boric tuvo un equilibrado discurso para ambas naciones, sugiriendo “no naturalizar las permanentes violaciones a los derechos humanos contra el pueblo palestino” y, al mismo tiempo, “a garantizar el legítimo derecho de Israel a vivir dentro de fronteras seguras e internacionalmente reconocidas”.

Expuestos los tópicos del Presidente Boric en el organismo multilateral, The Clinic aborda tres ejes del discurso del Mandatario mediante la mirada aguda del ex director de Cancillería y académico del Instituto de Estudios Internacionales de la Universidad de Chile, Carlos Portales, y del otrora Canciller en el segundo gobierno de Michelle Bachelet ex candidato presidencial, Heraldo Muñoz. 

A modo de “explicación”: el foco de Boric en el Proceso Constituyente

El foco principal del discurso del Presidente frente a la Asamblea General de la ONU estuvo concentrado en el Proceso Constituyente que culminó hace dos semanas con un rotundo triunfo del Rechazo a la propuesta de la Convención.

Si bien este tema podría ser observado como algo de exclusivo interés local, para Carlos Portales abordar este tema en Naciones Unidas “era necesario porque el proceso chileno ha descolocado a los observadores internacionales. Él asumió con mucha seriedad ese proceso y creo que fue un logro esa mención”, a lo que agrega que “fue un discurso de un estadista”.

“Aquí también Boric lo que hace es mostrar su postura para el futuro, reafirmando que vamos a tener una nueva Constitución en el corto plazo”, comenta Heraldo Muñoz.

En esto, Heraldo Muñoz coincide en lo necesario que era esbozar una explicación a los asistentes, “que tienen la duda de qué pasó con el Proceso Constituyente en Chile”. “Aquí también Boric lo que hace es mostrar su postura para el futuro, reafirmando que vamos a tener una nueva Constitución en el corto plazo y que se buscarán nuevas formas para esta”, agregó. 

Respecto de la conclusión que el propio Boric mostró sobre el triunfo del Rechazo, en el sentido de que “la ciudadanía demanda cambios sin poner en riesgo sus logros presentes”, Portales menciona que “tiene un componente de comprensión que a mí me parece muy positivo y a tono con la realidad política que nos dejó el 04 de septiembre pasado. De manera tal que el discurso del Presidente, por cierto con sus énfasis, lo debemos acoger con interés y positivamente”. 

Para el ex Canciller, en tanto, la alta dedicatoria del discurso a este tema se debe a que “sus banderas son más democracia y mostrarse como un liderazgo del siglo XXI”.

En esa línea, Muñoz explica que “lo que trató de decir es que él es un liderazgo del siglo XXI, por su juventud y por cómo ve que hay que enfrentar los desafíos. Por eso hizo énfasis en el tema de que, a raíz de la experiencia chilena, el desafío internacional es aumentar la democracia en general, y poner fin a los abusos de los poderosos”.

“Políticamente correcto”: la fórmula para abordar el conflicto entre Israel y Palestina 

Más allá del Proceso Constituyente, Boric también se centró en condenar las violaciones a los Derechos Humanos.

En ese sentido, un punto esperado de su discurso era alguna mención al conflicto histórico entre Israel y Palestina, principalmente por el impasse diplomático que tuvo el pasado jueves 15 de septiembre al no recibir al embajador israelí en la sede de gobierno.

Para Heraldo Muñoz, Boric acertó en no inclinarse a favor de ninguna de las dos naciones, ya que “destacar que Palestina es un estado soberano no debería caer mal en Israel, pues es la línea de lo que Chile siempre ha planteado y lo que también plantean otros países”.

Según el ex Canciller, Heraldo Muñoz, “el Presidente fue políticamente correcto” al abordar el conflicto entre Israel y Palestina.

A eso, Muñoz añade que “hizo inmediatamente el guiño a Israel, asegurando que es una nación que tiene todo el derecho de vivir bajo fronteras seguras”. “El Presidente fue políticamente correcto”, resumió el ex ministro de RR.EE.

Por su parte, Carlos Portales reafirma que “esa es la posición que siempre ha tenido Chile: reconocer los derechos del pueblo Palestino, y reconocer los derechos del Estado de Israel”.

Según el ex director de Cancillería, “con esta formulación Boric deja de lado el inconveniente incidente de la semana pasada”. Esto, ya que “refleja mucho más la posición de todos los países en general en el tema palestino, es decir, buscar una paz entre israelíes y palestinos, con respeto a lo DD.HH. de estos últimos”.

Mención a Bachelet y superar los titulares: las ausencias del discurso 

En los cerca de diez minutos en que Gabriel Boric intervinó ante la Asamblea General de la ONU, hubo algunos tópicos que los especialistas echaron de menos en la exposición del Presidente.

Para Carlos Portales, por ejemplo, “el único elemento que yo eché de menos fue un reconocimiento a la excelente labor que hizo la ex Presidenta Michelle Bachelet como Alta Comisionada de las Naciones Unidas de los Derechos Humanos, quien marcó con firmeza la defensa de esos derechos frente a distintos países”, sugiere el académico.

“Eché de menos un reconocimiento a la excelente labor que hizo Michelle Bachelet como Alta Comisionada de las Naciones Unidas de los Derechos Humanos”, dice Carlos Portales.

Para el investigador del IEI de la Universidad de Chile, “habiendo salido hace poco menos de 20 días, habría esperado un homenaje del Presidente Boric a la tarea que desarrolló Michelle Bachelet”

En tanto, Heraldo Muñoz también registró algunas ausencias, sobre todo enfocadas a tópicos que el Presidente abordó sin mucha profundidad.

“Uno de los focos que tuvo el Presidente fue mostrarse como un liderazgo del Siglo XXI, que destaca por su juventud y por enfrentar los problemas globales como el cambio climático y las crisis humanitarias de forma conjunta, según lo que puede aportar cada país”, afirma Muñoz.

“En esa línea, Boric habló de una ONU modernizada, con más multilateralismo, pero siento que no precisó a qué se refiere: le faltó profundizar. Me dio la impresión de que hubo muchos temas como este, que abordó sólo con titulares y sin dedicarles una mayor elaboración”, cierra el ex Canciller.


Notas relacionadas

Deja tu comentario