Secciones

The Clinic Newsletters

Más en The Clinic

The Clinic Newsletters
cerrar
Cerrar publicidad
Cerrar publicidad

Planeta

23 de Noviembre de 2022

Malik cruzará el Atlántico: Tierno perrito rescatado con sarna en la comuna de El Bosque se irá a vivir a Madrid

Foto: Gonzalo Ríos

Rescatado desde la calle y el cuidado de un sujeto eventualmente drogadicto, Malik en sus primeros años sufrió de sarna, desnutrición, las pulgas y la desprotección. A través de la página Cachorros Rescatados en Instagram, encontró un mejor futuro, y ahora se irá con su dueña hasta el viejo continente. Revisa aquí la emocionante historia de Malik.

Por

El 28 de septiembre de 2020, Susana Jara, una dueña de casa de la comuna de El Bosque, logró rescartar “Niño1121”, un perrito quiltro que no tenía más de 3 años. La mujer, que desde hace 15 años ha gestionado la adopción de más de 500 mascotas, cuenta que le avisaron que Niño vivía con un hombre drogadicto en el sector de Los Morros con Lo Martínez.

“Cuando me encontré con él (su dueño), le ofrecí plata para que me lo entregara, pero él no quiso. Después me encontré que un amigo suyo que lo convenció. Le pasé 10 mil pesos y me lo entregó”, relata Susana –administradora de la página de Instagram Cachorros Rescatados (@cachorrosrescatados)– a The Clinic.

Niño se encontraba en muy mal estado: tenía sarna en su lomo, larvas debajo de la cola, y múltiples garrapatas que carcomían todo su cuerpo. Susana lo llevó a una veterinaria y después a su casa, que funciona como refugio de animales rescatados. Lo subió a su página el 1 de diciembre de ese año –cuando ya se encontraba en mejor estado– para darlo en adopción.

*Atención: este post contiene imágenes sensibles:

Desde vivir desnutrido, con enfermedades, sucio y débil, Niño fue retomando su “confianza” y cariño. Sin embargo, y a pesar de que en la página fue ofrecido una decena de veces, nadie quería adoptarlo. Hasta marzo del año siguiente.

Un “rey ombligo”

Estefanía Pérez es una periodista española asentada en Chile hace más de 10 años. Oriunda de El Vendrell –un pueblo de Cataluña–, entre fines de 2020 y principios de 2021 se propuso adoptar una mascota para que viviera con ella en su departamento de Providencia.

Siguió diversas fundaciones y plataformas en redes, hasta que un día haciendo scroll en Instagram, se topó con “Niño”. Aunque siguió dudando, pasó una semana y se convenció. Envió un formulario con sus datos de vida y conocimientos de “tenencia responsable”, y el 20 de marzo llegó a su casa.

Aunque no se conocían en persona, Estefanía llamó a Susana para preguntarle si le podía cambiar el nombre, para ponerle uno más “único, distinto, y que se lo hubiera elegido yo”. Así, comenzó a pensar en una palabra en catalán –debido a sus raíces– que fuera bonita y corta.

Eligió Melic, que en ese idioma significa “ombligo”. Pero en “chileno” se pronunciaría mal, así que se decidió por Malik. “Investigando en Google averigüé que significa “Rey” en árabe. Cuando descubrí eso, dije: «Este es el nombre que se merece»”, cuenta Estefanía.

Cojo por conveniencia

Desde entonces que viven juntos y han pasado por varias aventuras. Hoy Malik es un perrito sociable con otros canes y los amigos de su dueña. Para Estefanía esto es una sopresa, porque es muy probable que en sus primeros años haya sufrido algún tipo de maltrato o haya sido atropellado en la calle.

Susana y Estefanía con Malik
Foto: Gonzalo Ríos

Tanto la veterinaria a la que lo llevó Susana apenas rescatado, como la que lo atiende actualmente, dijeron que Malik sufrió anteriormente dos fracturas en su pierna trasera izquierda. Lesión que se habría curado sola sin tratamiento, y le dejó su fémur más corto que el derecho. Por eso cojea al caminar.

“Tengo un grupo de amigos que nos juntamos en una plaza cerca de mi casa con nuestros perritos. Y a Malik le pusimos el apodo de “el cojo selectivo”, porque cuando hay que correr detrás de una pelota, un juguete, o comida, se le olvida que es cojo y corre normal. Solo cojea cuando se acuerda”, dice riéndose Estefanía.

Malik se va a Madrid

Destino Madrid

Este lunes 21 de noviembre, Estefanía con Malik fueron a las 11AM hasta el Parque Inés de Suárez para encontrarse con Susana. Las dos mujeres no se conocían anteriormente, pero Estefanía consideró necesario que su “salvadora” pudiera despedirse.

Esto, porque Estefanía volverá el 4 diciembre a su país de origen para instalarse de forma permanente en Madrid. Por supuesto, se irá con su fiel compañero.

Apenas llegó, Susana se emocionó. Llegó con otra perrita que había rescatado recientemente, y abrazó fuertemente a Malik. Llenas de emociones, las dos recorrieron el parque para compartir sus experiencias con los canes, y así completar el ciclo de su “rescate”.

Susana hoy está orgullosa de su trabajo. “Ojalá todos los perritos tuvieran la misma suerte que tuvo Niño (Malik). Se nota que su mamá lo quiere y está feliz”, piensa.

Malik en el aeropuerto

Notas relacionadas

Deja tu comentario