El miércoles 29 de julio, el diario Las Noticias de Victoria publicó una entrevista a un supuesto vocero del Comando Hernán Trizano, organización paramilitar que amenaza con acabar de una vez por todas con el conflicto mapuche mediante el uso de la extrema violencia, utilizando armas y explosivos que, según su alocada declaración, poseen a raudales. Richard Burdiles, periodista encargado de la nota, relata que el vocero -que sería un reconocido vecino de Victoria fanático e las armas y de la oportunidad de usarlas- acudió silenciosamente a la redacción el diario y exigió mantener el anonimato, autorizando ser fotografiado sólo de espaldas. Acá reproducimos su diálogo con el integrante del grupo de ultraderecha, ”que no estuvo exento de suspenso y presión” según su propio testimonio, pues el entrevistado portaba una pistola semi automática de 15 tiros más dos cargadores, lista para ser usada.

¿Qué hay de efectivo en que el Comando Hernán Trizano entrará en funciones?

Luego de advertir la levantada mapuche en Ercilla y Temucuicui, en donde vimos que Carabineros nuevamente ha sido sobrepasado, de que continúan los ataques incendiarios y los dueños de la propiedad han sido amenazados y maltratados, el Comando “Hernán Trizano” ha decidido reagruparse, entrar en funciones y meter la mano en el asunto. Más aún sabiendo que algunos agricultores y empresarios de la zona irán a apoyar al señor Urban. Apoyo que consideramos insuficiente ya que solo es de palabra

Entonces ¿Qué medidas pretenden adoptar como comando o grupo de choque?

El Comando Trizano cuenta con dinamita que utilizará, para los que saben de este asunto, con detonadores Nº 8 y mecha lenta, los cuales no dudamos en ubicar en los cinturones de los señores Queipul, Ancalaf, Pilquinao para hacerlos volar de una vez y con ello daremos término al problema o conflicto mapuche, ya que nos aburrimos de esperar al Gobierno y a los propios agricultores quienes le temen a esta gente

¿Con cuánta gente cuenta su agrupación?

Mire, somos muchos, no le puedo decir el número, nombres ni apellidos por razones obvias, pero le puedo indicar que tenemos “comandos” desde Temuco a todas las ciudades de la Novena Región, listos y prestos para actuar. Necesitamos sólo grupos de cinco a diez personas para actuar, quienes están a la espera de nuestra señal

¿Desde cuándo pretenden “actuar”?

Sin duda alguna desde la próxima semana. Desde esos días los señores Cayul Colihuinca, Cayul Queipul, Ancalaf, Huenchullán y doña Norma Pilquinao volarán por los aires a partir de uso de nuestros explosivos y armas que tenemos en gran cantidad, que sabemos usar y no dudamos en utilizar en contra de una lista de personas que a decir nuestro “está bueno que la corten” con su proceder en contra de nuestros terrenos”.

¿No cree usted que tal proceder puede acarrear más problemas que los ya suscitados?

Yo creo que no, y le voy a decir por qué -añadió- yo no me refiero a todos los mapuches, porque hay gente muy buena entre ellos, incluso en el propio sector de Temucuicui, pero los malos lo van a pasar mal.

¿Cree usted que los comuneros tienen cierta preparación paramilitar, como para enfrentar una represión como la que usted señala?

Creo que no, fuera de armamento menor, puede que tengan algún arma traída desde el exterior, pero hemos encontrado ciudadanos españoles, holandeses, quienes andan movilizando a los mapuches.

A su juicio ¿Cuál es la solución final que proyecta el Comando “Hernán Trizano” para solucionar el problema?

La solución final para este asunto, a nuestro juicio, es crear una reservación indígena entre Perú y Bolivia. Darles de comer, ropa y se termina el problema. Temucuicui en dos años ha robado más de 400 animales. Tal medida sale mucho más barata, construirles casas, darles de comer, vestirlos, que entregarles dos mil hectáreas como las que tienen Temucuicui, la cuales hoy no tienen ni 50 centímetros de cilantro sembrado.