POR MARCELO VILLARROEL

Hace dos años que los ex Lautaro, Marcelo Villarroel y Freddy Fuentevilla, están presos en la Unidad Penal N*11 de Neuquén. Allí fueron detenidos -poco después del asalto al Banco Security y la muerte del cabo Moyano- por porte ilegal de armas y resistencia a la autoridad. Su caso ha encontrado eco en los grupos anarquistas chilenos y argentinos. Sobre todo ahora que se encuentran prontos a ser extraditados a Chile. Éste es el último comunicado de Villarroel, donde habla de la muerte del anarquista Mauricio Morales y de “la guerra social”; un concepto que prende entre los anarquistas chilenos, y que tiene que ver con la guerra que tienen hoy contra el Estado y los ricos; y que podría explicar los bombazos de pólvora negra al gimnasio Balthus y Sport Life, en el sector oriente de Santiago.

___________

Han transcurrido 3 meses ya, desde que la noche del 22 de mayo recién pasado el kompañero anarkista Mauricio Morales Duarte de 28 años de edad, activo militante social, muriera físicamente resultado de la explosión provokada por el artefacto ke portaba y ke tenía como destino evidente las instalaciones de la Escuela de Gendarmería, siniestro servicio de prisiones, ubicadas en el barrio de Av. Matta, en la zona centro sur de Santiago de Chile.

El impacto del hecho fue de tal magnitud, ke los ekos de akella explosión continuaron resonando fuertes por diferentes lugares del mundo de manera imparable, provocando situaciones de todo tipo, pero, principalmente, dejando en evidencia la crudeza inevitable que ha venido adquiriendo el desarrollo de la tan negada guerra social en el Chile de hoy.

No ha sido fácil para mí, poder hilvanar las ideas y reflexiones contenidas en estas líneas; son muchos los sentimientos que me embargan oscilando entre la pasión ebullente e ilimitada y la razón fina y penetrante que busca y reafirma una verdad: El profundo amor a la vida digna y el altísimo precio que debemos pagar por ello cada vez que nos rebelamos con el kuerpo, el korazón y la mente. Es por esto que desde mi actual condición de preso-rehén del estado-kapital pero ante todo, como orgulloso Subversivo Autónomo y libertario kisiera decir:

1) La muerte física de Mauricio se reduce solo a la desaparición de su kuerpo nada más, puesto que desde aquel día su vida, su enseña, la entrega sin límites, sin excusas ni temores se han multiplicado en conciencia y axión del mismo modo que las ideas que lo acompañan.

Una vez más y con la potencia inconmensurable de un Revolucionario convencido, se hace realidad concreta el hecho de saber que hoy son cientos de personas en el mundo que toman su lugar para continuar por la senda que trazaron antes, miles de mujeres y hombres que han hecho de sus vidas un hermoso canto de resistencia al oprobio, de konvocatoria konstante a tomar el kontrol de nuestras vidas, de entrega ilimitada sabiendo ke en este kamino a menudo, nos encontramos con las perversiones más deshumanizantes kon las ke el poder buska kebrar el espíritu indómito de kienes el discurso de la axión lo hablamos con los hechos y no con el mero chamullo de agitadores-incitadores y sus gastadas consignas.

Decir que hoy Mauricio es griego, catalán, uruguayo; que es mapuche, italiano, argentino o vasco… no es mero truko de sintaxis delirante, sino que es una manera de ser justos con el sentir expresado por compañeros y compañeras en infinidad de lugares y, al mismo tiempo, es una forma de romper con el sectarismo inconsciente de kienes kreen ke por haberle conocido mantienen algún grado de propiedad sobre un fecundo legado.

Es más, contrariando su propia subjetividad, puedo decir ke muchas y muchos que no fuimos sus amigos y tampoco compañeros directos en la afinidad, hoy, con el dolor propio de una repentina y accidental partida, lo llevamos en todo momento y a todos los rincones, como huella indeleble en nuestra potente memoria de resistencia, reivindicándolo con fuerza como un luchador generoso en la entrega con el ke nos hermanamos en la coincidencia fundamental de saber ke en el kombate directo al estado-kapital no hay treguas ni tiempos de espera, sin justificaciones ke valgan para evadir la responsabilidad histórica de hacerle frente a tan demencial orden social. Mauricio está en la calle vivo y libre, kon las y los ke luchan, kon las y los perseguidos, kon las y los que están lejos, kon las y los ke estamos presos; kon todas y todos los ke vivimos en la kruda realidad de confrontación sin eskivar nada de lo que deviene a ella, guiados tras un instinto proletario fuerte, superando así cualquier práctica espectacular seudo-subversiva de la farándula libertaria.

2) La caída de Mauricio se da en un contexto de guerra social indesmentible y de rebelión creciente ante el lujo monstruoso de los ricos que no cesa de aumentar. No es casual que su cuerpo haya partido a metros de la Escuela de Gendarmería, pues la clara conciencia de la existencia de esta fábrica de carceleros y la necesidad de atacar uno de los principales entramados de castigo, aislamiento y exterminio de proletarios, da cuenta de su sólida disposición ofensiva que traspasa los límites de variadas e inconsistentes teorías del conformismo que, mimetizadas tras un abanico de lenguajes y simbologías, intentan hegemonizar en el control de nuestras mentes para neutralizar así las kontínuas revueltas kotidianas en las que vivimos inmersos como individuos rebeldes e insurrectos capaces de activar sin esperar órdenes de nadie, alimentados por una incesante sed de justicia.
Mauricio es el resultado colectivo de aquellos núcleos subversivos que han venido haciéndose, silenciosamente, como una eskuela de vida de combatientes populares, extendiendo prácticas sociales de organización radikal, konspiración, sabotaje y difusión del ideal libertario.
(…)

Militarización del la 8ª y 9ª región ante la creciente lucha del pueblo mapuche por su reconstrucción. Inversiones multimillonarias en tecnologías y recursos para fortalecer el estado policial y neutralizar así la protesta social. Criminalización potenciada de la juventud popular marginal, haciendo de Chile el segundo país después de los yankis, con mayor número de personas presas en proporción a la cantidad de habitantes. Endurecimiento del marco jurídico ke regula las llamadas “libertades individuales” en pos de la preservación de la propiedad privada, el orden público y la paz social de los ricos. Impunidad asegurada a los miembros de las fuerzas de seguridad ke diariamente torturan, reprimen, asesinan… todo el peso de la ley a quien se revela. En definitiva el kapital y su reacomodo burgués social-fascista en el Chile de la Concertación, nos declaró la guerra desde el primer día y quien ha osado enfrentarse a éste ha sido difamado, perseguido, secuestrado, estigmatizado, asesinado; y para defendernos kon dignidad, para intentar vivir libres, sin amos ni esclavos, seguiremos usando todas las armas ke la vida y las distintas experiencias de lucha nos han legado como aprendizaje kolectivo, komo búsqueda incesante de un kamino de liberación social que ha sido vejado, una y mil veces, con la sangre proletaria de nuestros kompañeros kaídos.

Ke lo sepa Mauricio, su familia, kompañerxs y amigxs… ke lo sepa el Estado, kienes lo defienden y sustentan… ke lo sepan los ricos y sus sikarios guardianes… ke lo sepan los izquierdistas adaptados a la normalidad capitalista que trafikan kon la historia de la lucha de los pueblos… ke lo sepan los nazis, los fachos, los patriotas… ke lo sepan los que a traición se han vendido por unos pesos, para salvar de la prisión, por miedo… ke lo sepan los peñi, las lamien, nuestros amigxs y kompañerxs ke lo sepan: Se acabó el recreo y la trankila cotidianeidad de nuestros verdugos… se akabó su prolongado festín y su inmakulada omnipotencia; se les acabó su pretendida perpetua impunidad… más que una bravata, esto es un hecho, un renovado compromiso por todxs lxs que no están, por lxs de ayer, por lxs que vendrán…

POR TODOS LOS MAURICIO, POR EL DESEO INCONTENIBLE DE SER Y VIVIR EMANCIPADOS, LIBRES Y SALVAJES…
POR LA DESTRUXIÓN DE TODAS LAS PRISIONES, POR EL KOMUNISMO, POR LA ANARKÍA:
¡¡MIENTRAS EXISTA MISERIA HABRÁ REBELION!!
___

Marcelo Villarroel Sepúlveda Prisionero libertario de origen Chileno En la Unidad Nº11 de Neukén, Patagonia Argentina Fines de agosto 2009