THE CLINIC PRESS
Primero en 1984, y luego en 1996, al nuevo gobernador de Cautín, Miguel Mellado, le llovieron las querellas por giros dolosos de cheques, que sumaron varios cientos de millones de pesos, defraudados a numerosas personas.

Según un reporte de Radio Bío Bío, en la primera de estas oportunidades (1984), Mellado decidió “emigrar” a Argentina, en vista de que los tribunales de la época emanaron una orden de detención en su contra, respondiendo a quince querellas que pedían su declaratoria de reo. El “emigrante”, que este tipo de casos suele ser llamado “prófugo”, permaneció viviendo en la hermana república hasta que los delitos que se le impugnaban prescribieron, en 1989, no habiendo respondido nunca de sus acciones ante las autoridades nacionales.

Mellado se defendió fuera de micrófono, diciendo que habían sido errores de juventud y agregó que, según él, se había ido a Argentina a trabajar para poder pagar sus deudas.

El siguiente episodio de esta vida ejemplar es tan inverosímil, que -para no cometer inexactitudes- procedemos a citar directamente la información de Bío Bío: “La historia se repitió los años 1995 y 1996, registrándose nuevas querellas por giro doloso de cheques y ordenes de detención contra el actual gobernador, apareciendo en escena una figura clave, Teodoro Rivera (a la izquierda), actual rector de la Universidad Autónoma de Chile (UA) y muy cercano al presidente Piñera, quien habría rescatado económicamente a Mellado. Con ello el gobernador saldó sus deudas, e incluso le dieron el privilegio de ser el dueño de la empresa de cobranzas judiciales de la casa de estudios superiores contra alumnos morosos, muchas veces dando ordenes de embargo por incumplimientos menores a los $10 mil“.

Podemos agregar que Teodoro Rivera, antes de ser rector de la UA, fue asesor del ministerio del Interior durante la dictadura militar y diputado RN por Carahue entre 1990 y 1998. En este cargo legislativo dejó profunda huella, presidiendo el Grupo Parlamentario Binacional chileno-rumano. En cuanto a Mellado, también figuró como director de cierto Canal 2 Autónomo de Temuco, dependiente de la misma UA.

En resumen, de acuerdo a lo informado por Bío Bío, luego de una vida de incumplimiento, Mellado se transformó en esbirro económico de la última persona que lo salvó de la cárcel. Esta relación entre amo y sirviente, encargado de trabajos sucios, serían el aparente currículum que lo encumbra a ejercer como representante del Presidente de la República en la conflictiva provincia de Cautín.

El coordinador de gobernadores e intendentes del gobierno, Cristián Barra, señala en el reporte radial que en La Moneda revisaron los antecedentes comerciales y judiciales de Mellado, y que no detectan problemas para que continúe en el cargo.