La comparecencia de prensa que hoy protagonizaron en Santiago el presidente Sebastián Piñera, y el mandatario electo de Perú, Ollanta Humala, sirvió para desvelar sus conexiones con los incas y con los guerreros, según bromearon ambos.

Piñera, al saludar al líder nacionalista peruano, aseguró que Ollanta significa “el guerrero que todo lo ve”, mientras que el de su esposa, Nadine Heredia, que lo acompañó en esta visita, significa “esperanza”.

Llegado su turno, Humala le devolvió la broma al señalar que Piñera le mostró un árbol genealógico según el cual el mandatario chileno desciende del inca Huayna Cápac.

“Estamos pensando, le hemos propuesto darle también una ciudadanía”, declaró Humala, entre las risas de los asistentes.

El mandatario chileno también felicitó a una hija de Humala y Heredia, que hoy está de cumpleaños, y recomendó a la pareja regresar pronto a Perú para “cumplir sus deberes” de padres.

La visita de Humala, que tiene previsto retornar hoy mismo a Lima, se enmarca en una gira que lo ha llevado también a Brasil, Paraguay, Uruguay y Argentina.

En su comparecencia, Piñera y Humala apostaron por una “comunicación directa” para afrontar juntos los retos del futuro y declararon la guerra a la pobreza.