Mientras el Sanfic recién se inicia, corre -paralelo- otro festival de cine: el Sanfrik, organizado por varios cineastas que sentían que había que darle espacio a todas las películas, de todos los géneros, en cualquier formato, en cualquier lugar y de cualquier persona, yendo contra lo que -pensaban- era una manera elitista de hacer festivales.

Por eso, hasta una toma universitaria servía como espacio para mostrar cine. Hoy, a las tres de la tarde, dentro de la programación del Sanfrik, en la toma de la Facultad de Arquitectura de la Chile, se homenajeará a Cristián Maturana, que interpretaba a un profesor en una de las escenas improvisadas más recordadas de Palomita Blanca, y que participó en otras tres películas de Raúl Ruiz, además de tener su propia trayectoria.

El homenaje no sólo será mostrar sus películas, si no también -siguiendo la línea de lo que será en el Sanfrik- incluirá una conversación con Maturana en torno a su obra.