Una pareja de Medellín, Colombia, convirtió lo que era un desagüe de aguas (alcantarilla) en su hogar. Aseguran que están cómodos y que viven “mejor que el presidente”. Solo le temen a la lluvia.

Miguel Restrepo, de 62 años; y su esposa María García viven junto a su perro Blackie en una alcantarilla en Medellín.

La alcantarilla tiene seis metros cuadrados de ancho y casi un metro y medio de alto.

La pareja equiparó el lugar con una cocina, televisor, ventilador, una silla y cama.

El principal problema, dicen ellos, es cuando llueve porque el agua se filtra. Igualmente sostienen que viven “mejor que el presidente porque están tranquilos y sin custodia”, dijo Restrepo a la AFP.

Tienen más de 20 años viviendo en la alcantarilla ubicada cerca del centro de Medellín en Colombia. Aseguran que es un “dulce hogar”, sin embargo, en épocas de lluvia, tienen un gran inconveniente debido al agua que se filtra.

María García y su esposo Miguel Restrepo, de 62 años, han vivido durante más de veinte años en una alcantarilla, cerca del centro de Medellín.