Ronny Dance, el protagonista del video de porno amateur más visto en los últimos días, desmintió las acusaciones que le atribuyen a él haber filtrado el video donde aparece tirando con Mariana Marino. Esto lo afecta tanto como a su ex pareja, aseguró.

“Esto es igual para los dos, yo también soy una víctima, estoy en esa calidad y espero que esto pase luego y que no afecte en mi trabajo. Aquí el tema no es dárselas de don Juan, es algo muy delicado y estamos ambas partes destrozadas”, declaró en el matinal Buenos Días a Todos.

Las versiones que manejan la prensa sobre la filtración señalarían que Renato Rivera, productor con quien Dance trabaja, habría realizado gestiona en Mega para vender el video. Sin embargo, Rony dice no creer en esta versión.

“No puedo dar juicios a priori respecto a eso, pero no me convence lo que han hablado, porque creo que actúan de buena fe las personas que me han rodeado”, expresó.

Aldo Duque, abogado que representa a Merino en la causa, señaló en el mismo programa que la modelo está impactada y usando medicamente. “Ella no puede encontrarse peor desde el punto de vista anímico, está impactada y bajo medicamentos. Por eso está rodeada de la gente que más la quiere”.

Duque informó que tiene “fundadas sospechas” sobre quienes serían los autores del delito, aunque no quiso revelar sus nombres debido a que el caso ya está en manos de la PDI.