Vía Que.es

Brewmeister Armageddon encabeza la clasificación. La fabricó el 3 de noviembre de 2012 Eisbock Brewmeister, en la localidad escocesa de Banchory. Es la cerveza con mayor graduación alcohólica del mundo. Se elabora a partir de trigo, avena, agua de manantial escocés y malta cristal o malta caramelizada. Con un sabor intenso a malta y lúpulo, esta cerveza tiene un regusto dulce y una alta presencia de levadura.

El segundo puesto de la lista es para la holandesa Koelschip Startthe Future. Sus notas de whisky la caracterizan con un sabor inconfundible. En 2012 superó en graduación alcohólica a la que ocupa la tercera posición, la alemana Schorschbräu Schorschbock 57. Esta tercera cerveza más fuerte del mundo es también una de las más caras. Sólo se produjeron 36 botellas y se vendió cada una a 275 dólares.

Alejadas del pódium nos encontramos otras cervezas escocesas, alemanas, belgas e italianas. Cada una de ellas, con una graduación diferente y una composición que la hace única. La cuarta de la lista, la también escocesa Brewdog The Ends of History se hace a base de ortigas y enebro. La marca sembró la polémica utilizando, para su edición limitada, animales disecados como funda para sus botellas. Ardillas y armiños decoraron una tirada de sólo 11 botellas.