Vía Huffingtonpost

“Una de las cosas más bonitas de la vida es emocionarse, aunque sea a través de una pantalla. YouTube también nos sirve para recordar que, pese a que la rutina nos engulla, tenemos sentimientos, que hay gente por la que merece la pena conservar la fe en la humanidad y que la vida y el planeta están llenos de momentazos para sentirse vivos”, señala la página huffingtonpost para presentar esta recopilación de algunos de los videos más emocionantes que circulan por la web.

Aunque los veas decenas de veces, ellos emocionan una y otra vez. No son personajes históricos ni momentos cumbres en la Historia de la humanidad: son pequeños grandes gestos y discursos.

1. 23 años después, mirar a los ojos sin hablar durante 60 segundos a una pareja que amaste

Una de las performances más famosas de Marina Abramóvic es ‘The artist is present’, realizada en el MoMa en 2010: se sentaba a mirar a los ojos de personas anónimas durante un minuto. Por sorpresa aparece Ulay, antigua pareja y compañero artístico: 60 segundos mirándose a los ojos tras 23 años sin verse. A partir del minuto 1.15.

2. Comprobar que una derrota puede ser un ejemplo de triunfo

Este vídeo se titula en YouTube ‘Try to Watch Without Crying’ (intenta verlo sin llorar). Pese a que la calidad de las imágenes es mala, ha sido visto más de 9 millones de veces. Fue en Barcelona 92: el velocista británico Derek Redmond se lesionó a mitad de carrera de la semifinal de los 400 metros. Rechazo la asistencia y siguió cojeando. Su padre, Jim Redmond, consiguió saltarse la seguridad y alcanzar a su hijo para acompañarle hasta la meta. Ambos cogidos del hombro, el atleta llorando desconsolado y 60.000 personas que lo presenciaron en Montjuic aplaudiendo en pie.

3. Presenciar un momento de conexión con los animales

Infinidad de vídeos en YouTube de los lazos que pueden forjarse entre humanos y animales. El león Christian fue comprado en los 60 en los almacenes Harrods (entonces era legal) y reintroducido a la vida salvaje en Kenia. Un año después los dos jóvenes fueron a visitar al animal y parece que éste no se había olvidado de ellos. Es una de las reuniones animales-humanos más emocionantes de YouTube.

4. Escuchar una lección de vida

A veces está bien recordar las cosas buenas que tiene la vida. Uno de los discursos inspiraciones más emocionantes de los primeros tiempos de YouTube es de Randy Pausch, un profesor ya fallecido que reivindicaba el humor, el sentido común y la sinceridad como claves de una vida feliz. Esta es la versión corta.

5. Volver a abrazar a tus padres después de haber emigrado

Es uno de los vídeos virales más comentados en medios de comunicación este año. ‘La Sorpresa’, el vídeo del abrazo que reciben unos jóvenes españoles al volver a su casa dos años después de haber emigrado, ha emocionado a millones de personas.