Catalina Castillo, la mujer que ayer escupió en el rostro al Presidente Sebastián Piñera aseguró que “lo volvería a hacer”.

Las declaraciones las formuló a la saluda del tribunal de garantía, donde el juzgado la dejó en libertad, luego de considerar que el hecho era sólo una falta por lo que no permanecerá en prisión preventiva.

Castillo, un mujer de 29 años y vocera de la asamblea popular de Puente Alto incluso fue reprochada por su familia calificando su acción como “antidemocrática”, informó el portal Emol.

Los hechos ocurrieron ayer en momentos en que el ex mandatario participaba en el velatorio del sacerdote Alfonso Baeza en la parroquia del Sagrado Corazón, quien falleció este viernes.

En la oportunidad Castillo lanzó un escupitajo y espetó: “si el padre Alfonso estuviera vivo, no le gustaría que estuvierai aquí”.