El Movimiento de Integración y Liberación Homosexual (Movilh) emplazó a la Presidenta Bachelet a “fijar una postura” sobre la demanda que la organización presentó contra el Estado ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), por negarle a dos parejas del mismo sexo contraer matrimonio.

Esto, luego de que el pasado 24 de noviembre la administración de Piñera enviara al CIDH una repuesta escrita sobre la causa, en la que pidió rechazar la admisibilidad de la demanda y defendió el concepto de matrimonio cómo un vínculo exclusivo entre un hombre y una mujer, asegurando que el matrimonio igualitario “no constituye un estándar internacional de DDHH”.

En ese contexto, el presidente del Movilh, Rolando Jiménez, dijo a La Tercera que “debido a las definiciones programáticas de la Presidenta, el gobierno debe revertir la respuesta entregada por Piñera. La respuesta debe incluir un compromiso concreto para el envío de un proyecto sobre matrimonio igualitario. Sólo en ese contexto evaluaríamos retirar la demanda”.

En abril la Corte entregó un plazo de un mes para que el demandante presente sus observaciones, para con ellas resolver si acepta su admisibilidad. De aprobarse, le dará un plazo de cuatro meses a La Moneda para fijar una postura sobre el fondo del asunto.

Vea también Hunter Carter, abogado que patrocina denuncia ante CIDH contra Chile: “El AVP es una forma de discriminación”