Arturo Salah A1

Un nuevo conflicto interno surgió en Colo Colo a la cola de la polémica por las declaraciones de Julio Barroso, quien insinuó arreglo de partidos en el Torneo de Apertura.

Según detalla hoy El Mercurio, gran parte del plantel de honor del Cacique estarían molestos con el presidente de Blanco y Negro, Arturo Salah, por “no ponerse la camiseta” con el club.

Al parecer, los jugadores del último campeón chileno no están conformes con el “apoyo” de Salah, quienes revelan que dolieron bastante las declaraciones de Johnny Herrera post clásico, cuando trató a Felipe Flores de “chipamogli” y de “vertedero” el Estadio Monumental.

Sobre todo después que ByN desistiera de denunciar al arquero de la “U”, tras un llamado de Carlos Heller, presidente de Azul Azul. En una reunión entre Héctor Tapia y Salah el técnico le habría revelado que la postura de Barroso era compartida por el plantel, lo que no le dio piso al dirigente para pedir las disculpas públicas.

A esto se suma la petición de Salah a los jugadores de bajar los humos antes del clásico, algo que en el camarín dicen haber cumplido, y que alimenta los reproches al sentirse “solos” y como los únicos, junto al cuerpo técnico, en estar alineados para lograr el bicampeonato.

“Se nota que los dirigentes de la U se ponen la camiseta. Nuestro presidente no tiene ese perfil”, dice uno de los volantes del club.

Finalmente, las quejas solo se enfriaron con el pequeño gesto que dio el ex entrenador de la U y la selección con Barroso, de no exigir la disculpa del defensa central, aunque la disconformidad ya está instalada en Pedrero.