bocamina A1

La Comisión de Evaluación Ambiental del Bío Bío aprobó el proceso “Optimización Central Termoeléctrica Bocamina Segunda Unidad” de Endesa, luego que estuviera paralizada desde diciembre de 2013.

El proceso de “optimización” está orientado a mejorar los “aspectos ambientales y de seguridad” de Bocamina II, “ajustando la ubicación y características de algunas de las obras declaradas inicialmente en el proyecto aprobado”, tal como informa <strong>La Tercera.

El 17 de diciembre de 2013 la Corte de Apelaciones de Concepción acogió una orden de innovar, mientras resolvía un recurso de protección presentado por pescadores y la comunidad de Coronel en contra de Bocamina II por sus consecuencias ambientales. Debido a esa resolución de la Corte la unidad quedó paralizada hasta noviembre de 2014.

Ese mes la Corte Suprema ratificó un fallo de la Corte de Apelaciones que estableció algunas condiciones para que la termoeléctrica pudiera volver a operar y abrió la puerta para su funcionamiento siempre y cuando cumpliera con todas las normas exigidas por la autoridad sectorial. El plan de optimización aprobado por la autoridad iría por ese camino.

Según el fallo del máximo tribunal en noviembre de 2014, Endesa deberá implementar “las mejores tecnologías” para evitar que la planta succione peces desde el mar y vierta material nocivo en la zona, que afecta a más de 1900 pescadores.

Hay que recordar que Endesa fue sancionada por el Tercer Tribunal Ambiental de Valdivia a principios de septiembre de 2014 con una multa de US$ 7,6 millones por la contaminación e incumplimientos legales en la zona de Coronel VIII Región que afecta a unos 1900 pescadores y recolectores de orilla. Dicho castigo económico fue confirmado por la superintendencia del ramo. En esa resolución, se indica que Bocamina 2 superó el límite de emisiones atmosféricas y acústicas, entre otros problemas.