marco enriquez ominami meo a1

El nuevo presidente de la Democracia Cristiana, Jorge Pizarro, y el ex candidato presidencial, Marco Enríquez-Ominami salieron al paso de la información que este fin de semana publicó el diario La Tercera, en cuanto a que aceptaron la invitación del ex gerente general de SQM, Patricio Contesse, para visitar las instalaciones de la firma del ex yerno de Pinochet, Ponce Lerou, específicamente las mineras San Pedro de Atacama y María Elena.

En ese sentido, según publica esta mañana dicho medio, MEO y Pizarro entregaron sus razones para aclarar estas visitas.

Por su parte, Enríquez-Ominami reiteró que “como ya lo transparenté, fui una vez cuando era diputado en 2006. Conversé con los trabajadores y vi cómo operaban las faenas. Como esa visita, he ido a ver decenas de procesos industriales y mineros”.

Respecto a la visita que, según dice La Tercera, incluían traslados en avión privado y comidas con el ex gerente general en el Hotel Kunza de San Pedro de Atacama, MEO aclaró que “he estado en varias cenas con líderes sindicales, dirigentes sociales, emprendedores y empresarios de mi país y eso no excluye el ex gerente general de SQM (…) Converso con todos sin exclusiones, sin odios ni vetos”.

En esa misma línea, el recién electo nuevo timonel de la DC, Jorge Pizarro, explicó que su asistencia a algunas invitaciones de Contesse tiene su origen en “el trabajo que hacemos siempre con todas las industrias, con las empresas, con los proyectos mineros, energéticos, de servicios, agrícolas, vitivinícolas, pesqueros, en todo lo que es la actividad normal del país”.

Otras reuniones de MEO con Contesse

“Me he reunido con buena parte de los líderes de Chile. Con la CUT. En la mañana con el Instituto Libertad y Desarrollo. Ahora con la agrupación de familiares de presos, sin parar. Con el nuncio, con el cardenal de Chile. En fin, me he reunido con todas las autoridades y lo voy a seguir haciendo, y lo volvería a hacer”, dijo a principios de abril el fundador del PRO, Marco Enríquez-Ominami, quien -en entrevista con radio Bío-Bío- hizo frente a los coletazos por la publicación de The Clinic Online, donde contó que efectivamente se había reunido con el ex gerente general de SQM, Patricio Contesse, en medio de sus actividades como candidato.

Respecto precisamente de lo que reveló el artículo de The Clinic Online, el ex diputado del PS, volvió a admitir la reunión que mantuvo con el ex ejecutivo de la minera no metálica.
“Me reuní efectivamente con Patricio Contesse varias veces y lo seguiría haciendo en tanto me interesa muchísimo escuchar y exponer las posiciones del progresismo sobre el litio. Por ejemplo, estatizarlo, subir el royalty. No veo dónde está el conflicto y muy contento que hoy seamos la fuerza que más responde las entrevistas. No nos escondemos”, agregó.

Algunos parlamentarios han salido a manifestar que la información señalada anteriormente le da la razón a los que se esforzaron por aprobar una ley que regule el lobby.

De hecho el presidente de la Cámara de Diputados, Marco Antonio Núñez enfatizó que “la Ley de Lobby obliga a los parlamentarios y dirigentes de partidos políticos a transparentar el contenido de las conversaciones y el valor del traslado y las estadías. Esa nueva realidad viene a resolver las suspicacias que pueden aparecer producto de lo que hemos conocido ayer”.

Además, apuntó a que ahora “las empresas van a tener más cuidado cuando quieran hacer relaciones públicas con autoridades”, mientras que Vlado Mirosevic dijo que “las invitaciones de SQM tenían un claro propósito de construir relaciones con el mundo político y así suavizar posibles futuras regulaciones”.

En tanto el presidente de la comisión de Ética del Senado, Hernán Larraín (UDI), dijo que ahora el camino por delante es “definir una agenda donde realmente haya un infranqueable entre el sector público y el sector privado, que se eviten no solo las conductas obviamente ilícitas e irregulares, sino que también las que sean objeto de sospecha o de duda ciudadana”.