toledo

En medio de la audiencia de formalización que se realizó ayer a los primeros políticos relacionados con el caso Penta SQM, otro bullado caso seguía su ruedo. Se trata del caso Caval, pues ayer a las 09:45 horas de la mañana llegó a declarar hasta la fiscalía regional de O’Higgins la arquitecta Cynthia Ross Weisner, sobrina del dueño original de los terrenos en Machalí, los que fueron adquiridos por la pyme de Natalia Compagnon tras conseguir un préstamo con el Banco de Chile tras una reunión con el vicepresidente de la entidad bancaria, Andrónico Luksic.

Pues bien, Ross llegó hasta el Ministerio Público a declarar en calidad de imputada y con la finalidad de esclarecer su rol y su trabajo en la Muni de Machalí, lugar donde trabajó desde el 1 de agosto y 31 de diciembre de 2012, y del 1 de marzo de 2013 a 31 de diciembre de 2014, con el fin de “realizar propuestas a futuras modificaciones” del Plan Regulador en el sector, informó hoy el diario El Mercurio.

Según el matutino, Ross se incorporó a esta pega, pedida por el ex director de Obras, Jorge Silva Menares, quien además carga un sumario por la posibilidad de que haya entregado información privilegiada a la pyme de la nuera de Bachelet. Por otra parte, Ross tasó los terrenos que eran de su tío, Patricio Weisner, y que luego habría enviado a Caval.

En fin, la declaración que ayer realizó Cynthia Ross se extendió hasta las 18:30 horas y según dijo su abogado, Mario Vargas, ésta se extenderá y continuará el día de hoy.

“(Ross) nunca ha cometido un delito y su actuación ha sido técnica, profesional y siempre teniendo en mente aportar a la comuna de Machalí”, sentenció Vargas.