El general en retiro Héctor Ureta, en su segunda declaración ante la comisión investigadora por el caso Milicogate, acusó que hay discos duros de computadores pertenecientes al Comando de Apoyo de la Fuerza que fueron borrados, hecho que se habría producido, según el ex uniformado, en medio de la investigación por el millonario descalco con los fondos de la Ley Reservada del Cobre, que destapó The Clinic.

El presidente de la Comisión, Jaime Pilowsky, denunció la gravedad del hecho y criticó que el Ejército durante tanto tiempo no haya establecido sistemas de control para prevenir este tipo de hechos y resguardar la información.

“Es difícil pensar que sólo sean 5 los funcionarios involucrados; aquí hay una maquinación de varios funcionarios al interior del Ejército para hacer este millonario fraude y esperamos que el Ministro en visita pueda avanzar en determinar otros responsables desde el punto de vista penal. Nosotros, por nuestra parte, avanzaremos en saber por qué no se tomaron las medidas adecuadas para haber evitado este tipo de hechos y quiénes fueron los responsables de aquello”, comentó el diputado.

El parlamentario también adelantó que se citará a todos los generales que estuvieron a cargo del Comando de Apoyo de la Fuerza desde el 2011 al 201.

A partir de lo expuesto, por el General (r) Ureta, el diputado Pilowsky agregó: “Algo pasó en el Comando de Apoyo de la Fuerza que desde el año 2012, los controles que ya eran precarios, pasaron a ser simplemente inexistentes. Queremos saber quién y porqué se diluyeron los controles en el CAF”.