jose migue insulza

“Nos pareció de un gran relativismo ético la postura de José Miguel Insulza, pues parece que es más importante devolver la mano a alguien que en un momento ayudó en la crisis que enfrentó el Gobierno de Lagos”.

Así reaccionó este lunes el académico y miembro del sector de izquierda socialista del PS, Ernesto Águila, luego de leer la opinión de Insulza en La Segunda sobre la figura del ex ministro UDI Pablo Longueira y los correos que intercambió con el ex gerente general de SQM, Patricio Contesse, para tratar temas como la Reforma Tributaria de Bachelet (revelado por The Clinic Online) y la discusión por un royalty minero para enfrentar la emergencia del 27F (publicado por revista Qué Pasa).

En conversación con el vespertino, Águila sostuvo que “la motivación principal que tuvimos (para presentar una declaración en contra del agente chileno en La Haya) fue generar una respuesta a Insulza, pues éste respaldó a Longueira y lo defendió como un hombre de Estado en momentos en que aparece comprometido con temas de financiamiento irregular. Nos pareció que sus declaraciones iban a contrapelo de lo que fue la expresión de voluntad del Congreso Socialista, que fue claro en fijar un estándar ético superior a la propia justicia”.

El miembro del PS manifestó que el ex secretario general de la OEA forma parte de una clase política “oligarquizada, que aparece más preocupada de protegerse entre ella y donde importa más el hoy por mí y mañana por ti. Es una clase política que se ha ido automatizando y que tiene un grado de compromiso superior que asegure su supervivencia, más que lo que puedan representar”.

Este grupo, dice Águila, está conformado tanto por personas de derecha como de la Nueva Mayoría, donde se cuidan la espalda con uñas y dientes con el único propósito de que nunca paguen costos políticos ante diferentes temas como por ejemplo los aportes irregulares para campañas políticas.

El cientista político afirmó que “lo que quieren es reducir estos hechos y no pagar costos políticos asociados, y asumir sólo las consecuencias jurídicas. Pero esto no puede ser reducido a que logres zafar sólo en el ámbito judicial porque hay muchos hechos sobre la mesa para establecer que se ha actuado mal en temas de financiamiento y sobre eso se espera que los partidos tengan una opinión clara y tajante”.

En esa línea Águila cuestionó duramente que el Partido Socialista siga sin pronunciarse oficialmente sobre los comentarios de Insulza: “Supongo que estarán de vacaciones”.

Cabe recordar que Insulza sostuvo el pasado viernes 12 de febrero que “Pablo Longueira es una persona que en un momento determinado prestó importantes servicios al país. Eso no lo exime de presentarse ante la justicia. No veo por qué tenemos que ser tan radicales”.

Insulza abordó el asunto con la memoria puesta en el acuerdo que firmó con Longueira en 2003 , y cuyo objetivo fue evitar una crisis política de mayor envergadura por los caso Mop-Gate y sobresueldos.

“Cuando firmamos ese acuerdo y sacamos las primeras leyes, estábamos iniciando un proceso que antes no se había vivido en Chile”, recordó.

En ese sentido, precisó que eso quedará en la hoja de Longueira como grandes logros para el país.

Respecto de lo que hoy enfrenta el coronel de la UDI, dice que tendrá que defenderse. “Que se defienda bien y los tribunales se encarguen. Ojalá le vaya bien ahí”.

Insulza reconoce además en la figura de Longueira a un hombre de Estado, y que “muchas de las cosas que ocurrieron y que hoy salen con escándalo en los diarios fueron perfectamente normales y no tiene ninguna cosa de la cual preocuparse”.

Al respecto pide tomarse las cosas con calma y evitar los juicios públicos. “Hay que dejar que los tribunales decidan y no escandalizarse. Acá no deberíamos linchar a nadie ni absolver a nadie por anticipado”.

“Si hay alguna duda respecto de lo que hizo, lo verán los tribunales de justicia”, cerró.