bruselas efe

La ministra belga de Sanidad, Maggie De Block, informó hoy que hasta 87 personas que resultaron heridas en los atentados terroristas perpetrados en Bruselas el 22 de marzo permanecen ingresadas en hospitales.

De Block informó en un comunicado que hoy han recibido el alta tres belgas heridos en las explosiones ocurridas en el aeropuerto de Bruselas-Zaventem y en la estación de metro de Maelbeek, en la capital.

De los 87 pacientes, 31 reciben tratamientos especiales en centros para quemados y 47 están todavía en unidades de cuidados intensivos, lo cual se explica “por la naturaleza y la gravedad de sus lesiones”, según la ministra.

“Somos muy conscientes de que se trata de una dura prueba para los pacientes y para sus familias”, indicó De Block, quien aseguró que los profesionales sanitarios “hacen todo lo que está en su mano para cuidar y atender a todo el mundo de la mejor manera posible, las veinticuatro horas del día y los siete días de la semana”.

Los atentados de Bruselas dejaron 32 víctimas mortales según anunció el martes el centro de crisis.

Según el diario “Le Soir”, las víctimas de los atentados podrán solicitar bajo ciertas condiciones ayudas financieras al Estado belga a través de la comisión de asistencia a las víctimas de actos intencionados de violencia, sin restricciones por nacionalidad o lugar de residencia.

Ese diario también informó hoy que el Gobierno federal ha llegado a un acuerdo para que la compra de tarjetas de prepago para teléfonos móviles deje de ser anónima, en el marco de las reacciones a los atentados.

La tramitación del proyecto, que había enfrentado durante largo tiempo a los ministerios de Telecomunicaciones, Justicia, Interior y Economía, se acelerará ahora.

La propuesta consiste en que la identificación de los números de móvil a través de tarjetas de prepago se haga a través del número de registro nacional que tienen todas las personas que residen en Bélgica (en el caso de los menores de edad, se registraría a sus padres).