Punta-Peuco-agencia-uno
Con el mayor respeto y toda nuestra esperanza / motivados por la desesperada situación / de todos los presos ancianos nos dirigimos a Usted / No presentan peligro para la sociedad / Cansados con sus cuerpos enfermos / Encerrados de por vida / En gran parte han cumplido sus condenas de rigor / Algunos ya sin conciencia / no saben dónde están / en qué lugar se encuentran / Pedimos a la Virgen del Carmen y a usted interceda por nuestros seres queridos / por nuestros tatas / Si pudiesen cumplir las penas en sus domicilios / y a la postre acompañarlos en el momento postrero / Y recordamos esa frase sobrecogedora / de ese devoto mariano tan ferviente por su amor a la patria:
¡El perdón es un acto revolucionario!