schilling risas A1

El diputado socialista, Marcelo Schilling aclaró que “fue algo excepcional” la comentada frase “fuera viejas culiás” que lanzó para pedir que desalojaran a las personas que asistieron este martes a la interpelación de la ministra de Justicia Javiera Blanco.

Aunque ofreció las disculpas correspondientes, de todas formas deberá asumir el hecho ante la Comisión de Ética de la Cámara.

Pues bien, hoy en conversación con La Segunda, el parlamentario PS explicó que ofreció disculpas “porque la frase es sin duda reprochable, la dije, y en consecuencia, tenía que disculparma, pero mi intervención en esa sesión no tuvo nada que ver con ello”.

Añadió que “mi estilo de discurso no incluye ese tipo de frases”.

Por su parte, el representante de las comunas de Limache, Olmué, Quilpué y Villa Alemana aseguró que “esto fue algo excepcional, pero si hay que echar un garabato lo echaré. Yo no ando por la vida predicando, como algunos que no pueden sostener lo que predican”.

Al ser consultado por el tipo de discurso de sus compañeros en la sala, dijo que “yo acepto todos los estilos, no hago distinciones, entre los que son serios o los más relajados”.

Con respecto a la situación de la ministra Blanco, Schilling es categórico al asegurar que no debe ser sacada del cargo, ya que confía en que “en el año y medio de Gobierno que queda, podrá resolver los problemas de los servicios dependientes del Ministerio de Justicia”.