marcha educación a1 11

En los últimos días se ha instalado con fuerza desde el interior del gobierno -pero también desde otros actores- la idea de que se debe dividir el proyecto de reforma a la Educación Superior.

Si hacemos memoria, este no es un debate nuevo, recordemos que antes de ser presentado, la tensión sobre si se presentaría un solo proyecto de reforma a la ESUP o varios proyectos se discutía al interior del gobierno y también al interior de los actores de la educación. Dicho debate fue zanjado por la misma presidenta Michelle Bachelet, quien determinó que el proyecto debía mantener su carácter unitario y por tanto se presentó un solo proyecto de reforma.

No obstante lo anterior, este punto ha vuelto a ponerse en debate, volviendo a una discusión que por nuestra parte ya creíamos zanjada.

A estas alturas es evidente que la reforma a la ESUP necesita un rediseño, es por ello que como Bancada del Partido Comunista y la Izquierda Ciudadana recientemente hemos presentado el documento “Bases Para la Reforma a la Educación Superior” en el cual planteamos que creemos fundamental que este rediseño ocurra, de modo de llenar dicha reforma de contenidos que aún están ausentes y que son esenciales para hablar de una verdadera reforma.

Sin embargo y manteniendo nuestra absoluta convicción de que debe haber un rediseño, creemos que en este transcurso no podemos perder el carácter unitario de la Reforma, ya que esto en la práctica nos lleva a no tener Reforma a la ESUP como fue comprometido sino solo proyectos acotados que modificarán aspectos parciales de actual modelo de Educación Superior.

En el caso de ser dividida, es del todo evidente que solo una parte de la reforma que se comprometió alcanzaría a ser legislada y esto es algo básico, debido a que los tiempos en la cámara no dan para que en este período podamos avanzar una serie de proyectos separados, a lo cual debemos sumar que el proyecto de Nueva Educación Pública aún ni siquiera ha sido votado en “la idea de legislar” en el Senado por lo cual incluso avanzando en la cámara tendríamos un tapón en el Senado donde los proyectos se estancarían, por lo que se abre el espacio a que se desaten fuertes presiones entre los distintos actores y sectores políticos para hacer primar cada uno sus puntos de vista e intereses particulares de lo que debe ser legislado.

Esto es algo que creemos negativo, ya que vuelve a primar lo particular sobre una reforma que debe tener una coherencia, globalidad y perspectiva estratégica debido al profundo impacto que en la configuración de la vida nacional tiene un cambio legislativo de estas características.

Como Partido Comunista de Chile hemos discutido y reafirmado esta posición en nuestro recién finalizado Encuentro Nacional de Educación Superior, donde hemos dejado claro que nuestra posición es que estamos tanto por el rediseño de la reforma a la ESUP como también que esto debe hacerse manteniendo la unidad, coherencia y perspectivas de la reforma que se prometió no solo con estudiantes y académicos sino que también a todos los chilenos y chilenas.

Como partido y como bancada presentaremos estás definiciones tanto al gobierno como a la opinión pública debido a que creemos que en este punto se ha puesto en juego uno de los principales compromisos con el país, por el cual se ha venido luchando por décadas y que tal como lo señaló nuestro encuentro y el documento de nuestra bancada, nosotros no estamos dispuestos a renunciar.