La empresa CGE Distribución acusó presiones en la detención de 7 brigadistas pertenecientes a EME-3 Contratista, a quienes se les apuntó como presuntos responsables de iniciar un incendio en Curepto.

Por medio de un comunicado público, la firma señaló que “en la zona que se identifica como punto de origen del incendio, no se desarrolló ninguna actividad con empresas contratistas en la fecha referida (25 de enero)”.

Añadió que “rechazamos la manera en que fueron detenidos los brigadistas de la empresa contratista, quienes acusaron presiones para reconocer acciones que no han cometido y hasta esta hora desconocen y no han tenido acceso a los antecedentes en que se habrían fundado sus detenciones”.

A renglón seguido, CGE Distribución sostuvo que “nos preocupa de sobremanera que se tomen acciones apresuradas contra nuestros contratistas, afectando incluso sus derechos fundamentales”.

“Nuestra empresa y sus contratistas día a día trabajan para colaborar en la reconstrucción de los sectores afectados por estos lamentables incendios y paralelamente, continúan realizando las labores de mantención de la red de servicio público eléctrico, contribuyendo con su trabajo cotidiano a superar estas emergencias”, sentenció.

Durante la audiencia de formalización en contra de los 7 contratistas que se realizó este jueves, el comisario de la Brigada del Medio Ambiente de la PDI de Talca, Marco Orellana, dijo que “estaban realizando faenas de limpieza, de corte de arboles, y en una de las tablas cortas en un pino esta pasó a otro árbol que estaba en pie, se quebra y posteriormente cae sobre el tendido eléctrico”. El hecho, según afirmó, habría generado el cortocircuito que inició el fuego.