La presidenta de la UDI, Jacqueline van Rysselberghe, salió a defender con todo a los diputados Juan Antonio Coloma y Arturo Squella, todo esto tras el reportaje de Ciper que apuntaba a las boletas que recibieron por pagos desde la Asociación de Industriales Pesqueros (Asipes).

De acuerdo al reportaje del medio antes citado, Asipes pagó 4,4 millones a Coloma y 3,3 palos a Squella durante 2009 por trabajos de “seguimiento legislativo”, mientras competían por un cargo en la campaña electoral de 2009.

Pues bien, según consigna Radio Cooperativa, la timonel gremialista señaló que “estamos hablando de fechas en donde ellos tenían legítimo derecho a ganarse la vida. ¿Qué ventaja tendría para las pesqueras ir a contratar candidatos que no fueron nunca electos? Ninguna”.

Añadió que “tú contratas a personas que conoces, tú contratas a gente con la cual tienes vinculaciones, tú contratas a personas que eventualmente te dan ciertas garantías, y todos ellos eran personas jóvenes, abogados prestigiosos, inteligentes, que tienen en su currículum las habilidades y competencias para poder trabajar”.