Con el crudo e impactante registro de “La isla y los hombres”, una cinta documental que muestra las labores de buzos y pescadores en una isla deshabitada mar adentro de Chiloé, ayer se dio el vamos oficial al Festival de Cine de la Patagonia Aysén (FECIPA).

El largometraje, realizado por el antropólogo de la Universidad Austral Iñaki Moulian, revela las faenas de un grupo de buzos recolectores que zarpan 12 horas mar adentro para bordear la isla Guafo, una isla ubicada en el extremo sur del archipiélago de Chiloé.

Con imágenes sobre el trabajo diario, Moulian muestra las condiciones de trabajo de chilotes que buscan luga roja, un alga que se produce en la costa de esa isla y que es exportado a Europa y Estados Unidos.

La cinta, que se registró como material de etnografía fílmica y que es acompañada por un registro escrito para la tesis doctoral de Moulian en la Universidad Complutense de Madrid, es según su director una muestra fehaciente de las condiciones de miles de pescadores a lo largo de Chile, de quienes no se sabe cómo trabajan y a qué peligros se enfrentan buscando el sustento diario.

“Después de ver esto, tú ves que el sistema completo es un sistema precario. Las condiciones son muy precarias. Chile es un país precario. Si aquí los que tienen la riqueza son el 1%, no hay clase media y todo el resto son gente pobre que vivimos en condiciones precarias. Imagínense lo que pasa con un buzo en una isla perdida en la patagonia chilena. Se mueren todo los años, trabajando en condiciones inhumanas y para enviar un alga a Europa. Son los cuerpos de los buzos los que se someten a la presión del sistema, por eso se mueren. El retrato es un retrato de una condición precaria, como es de todos nosotros y evidentemente de los buzos y pescadores. Pero no es que yo tratara de retratarlo, eso es lo que se ve en el film porque eso es lo que se registra en esos espacios”, dice el director, que explicó a los asistentes del festival FECIPA las implicancias del trabajo audiovisual.

Moulian además comentó que el registro, en el que se incluye el rescate aéreo de un buzo y se aborda la muerte de uno de otro que no corrió la misma suerte, muestra también una condición del ser humano de mucha hidalguía para enfrentar eso.

“Son pescadores que se enfrentan todos los días a esto y no tienen miedo. Sus caras reflejan eso. Saben que se pueden morir y salen igual. O sea, hay por un lado una precariedad y por otro un ser humano que se sobrepone a eso. Y trata de salir adelante, pero eso no es lo óptimo. Pero esto no pasa solamente en una isla perdida en la patagonia. Esto le pasa a los pescadores todos los días. Entonces, cuando los pescadores se levantan y protestan es por esto, porque nadie sabe cómo ellos viven. Somo un país marítimo, tenemos 4 mil millas de mar y nadie sabe cómo se nos mueren los buzos y pescadores”, agregó.

FECIPA

El Festival de Cine de la Patagonia Aysén sigue hasta el día domingo con la muestra de otras piezas competidoras por las dos ‘cantarias de plata’ en competencia: 10 trabajos en la categoría de Largometraje Nacional y 13 en Cortometraje Patagonia Territorio Cine.

Las actividades seguirán hasta el domingo, que incluyen talleres de realización documental y para profesores -en el marco del Festival Ojo de Pescado- y hoy se exhibirá la película “La Frontera”, con la presentación del homenajeado en esta séptima versión del FECIPA, el actor nacional Patricio Contreras.

El resto del programa del FECIPA lo puedes revisar AQUÍ

Coyhaique se viste de cine: Del 3 al 9 de abril será la 7ª versión del Festival de Cine de la Patagonia Aysén – The Clinic Online

Son 23 en competencia, 6 en muestra, 3 filmes sobre la retrospectiva de Patricio Contreras y 3 películas de la ventana de cine chileno. Mención especial tiene el Festival Ojo de Pescado, quienes como asociados a Fecipa desarrollarán el cine para los más pequeños con muestras y talleres.