La ministra de Bienes Nacionales, Nivia Palma, se refirió a la inminente disolución de Cema Chile, todo esto tras un acuerdo entre el Consejo de Defensa del Estado y la fundación que tantos años liderara la viuda del tirano, Lucía Hiriart.

En entrevista con radio Cooperativa, Palma manifestó que “éste es un acuerdo que está llevando el Consejo de Defensa del Estado y que nosotros valoramos altamente y compartimos, porque el CDE está logrando que, a lo menos una parte de ese patrimonio que perdió el fisco y todos los habitantes de Chile, se devuelva, para que lo destinemos a políticas públicas”.

La secretaria de Estado recordó que Cema obtuvo 134 propiedades por parte del Estado, y 118 de ellos “valen más de 80 mil millones de pesos en precio actual”.

En otros pasajes, Palma aseveró que “la investigación penal sigue su curso”, ya que “uno puede pensar que aquí hubo un enriquecimiento ilícito de la propia familia Pinochet…Entendemos que aquí hubo delito: malversación de recursos públicos, defraudación al Estado y otras figuras. Esa investigación continúa, independientemente de este acuerdo”.

Respecto a la forma en que Hiriart ejercía como la cabeza de la fundación, la ministra afirmó que “CEMA Chile fue dirigida con un autoritarismo, un liderazgo muy fuerte de la señora del dictador”.

Precisó en este punto que “así como Pinochet decía que no se movía una hoja en el país sin que él lo supiera, en CEMA Chile no se movía una hoja sin que la señora Lucía decidiera, y esto no sólo por razones políticas, sino también jurídicas: ella era la presidenta, y los presidentes de las fundaciones tienen el poder para decidir sobre el patrimonio”.

“Hay que recordar que la señora Lucía estuvo hasta agosto del año pasado como presidenta, hasta entonces tuvo el control de CEMA Chile”, recalcó.