Este miércoles la PDI detuvo a una joven de 25 años, quien según la policía habría confesado ser la autora de las amenazas de muerte en contra de la cantante pop Denise Rosenthal.

La ex Amango hizo sus descargos en redes sociales señalando que “si tomé la decisión de no hacer públicas las amenazas que estuve recibiendo por más de 3 años consecutivos, y que la verdad son bastante fuertes y graves, fue porque siempre opté por la vía institucional, como cualquier ciudadano, y fue precisamente para no verme ni a mi familia ni a mí tan expuestos”.

Al mismo tiempo lanzó una dura crítica al señalar que la cobertura de los medios, además de “la filtración de mi número de teléfono, de mis datos personales y el hostigamiento a mis cercanos solo revive la angustia y solo parece avalar un comportamiento reiterativo en nuestra sociedad, donde sostener las decisiones personales de cada cual conlleva prácticamente una pelea, cuando solo debiese ser un legítimo derecho”.

En la parte final, la también actriz señala que “eso es precisamente lo que la justicia debiera querer evitar y que yo fomenté ateniéndome a los conductos de la Fiscalía y PDI”.

Según explicita Cooperativa, fue la propia PDI la que informó la detención de mujer en Twitter, precisando que la imputada venía amenazando a la artista desde fines de 2015 con más de 50 mensajes de grueso calibre en redes sociales.

Chiquillos, gracias a todos por su preocupación y apoyo. Si tomé la desicion de no hacer públicas las amenazas que estuve recibiendo por más de 3 años consecutivos, y que la verdad son bastante fuertes y graves, fue porque siempre opté por la vía institucional, como cualquier ciudadano, y fue precisamente para no verme ni a mi familia ni a mí tan expuestos. Considero que la cobertura que le están dando los medios, la filtración de mi número de teléfono, de mis datos personales y el hostigamiento a mis cercanos solo revive la angustia y solo parece avalar un comportamiento reiterativo en nuestra sociedad, donde sostener las desiciones personales de cada cual conlleva prácticamente una pelea, cuando solo debiese ser un legítimo derecho. Eso es precisamente lo que la justicia debiera querer evitar y que yo fomenté ateniéndome a los conductos de la Fiscalía y pdi. Les pido comprensión, empatia y cuidado a todos y a cada uno de los sujetos que cuentan con el poder público de las comunicaciones. 👐🏽❤️🌷gracias de nuevo a todos por su preocupación, un abrazo.

Una publicación compartida de Denise Rosenthal (@nissrosenthal) el